Obama firmó dura Ley Antinarcóticos para "atacar tráfico de drogas de raíz"

Mayo 17, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Con la nueva ley, hasta campesinos cultivadores o intermediarios estarían bajo la lupa de las autoridades de ese país.

El presidente de los Estados Unidos, Barack Obama, firmó una nueva Ley Antinarcóticos que podría tener grandes repercusiones en el mercado ilegal de la droga en Colombia. A tal punto que, de ahora en adelante, hasta campesinos cultivadores o intermediarios estarían bajo la lupa de las autoridades de ese país.

La novedad de esta medida, según publicó el noticiero CM&, radica en que ahora cualquier persona que elabore una sustancia ilícita con la intención de importarla a Estados Unidos o a aproximadamente 20 kilómetros del país norteamericano será perseguida. Es decir, ahora la tercera parte involucrada también sería responsable.

Por ejemplo, en el caso de un cargamento de cocaína que salga desde Colombia hasta México para luego llegar a Estados Unidos, ahora también las personas que participaron en nuestro país en la elaboración de la droga podrían ser procesadas aunque no hagan parte de la red que ingresó los estupefacientes hasta la unión americana.

Estados Unidos se defiende argumentando que con este paso se ataca el problema de raíz.

De igual manera, los miembros de las Farc que hayan participado también en la elaboración de droga tendrían la misma suerte.

En diciembre pasado, el Congreso de Estados Unidos aprobó  dentro de su plan de presupuesto partidas para Colombia por más de US$300 millones, las cuales han sido  desembolsadas a lo largo del año fiscal 2016. 

Además, el  legislativo pidió un desembolso adicional de US$10 millones para que el Gobierno de Colombia apoye la lucha contra el narcotráfico en Centroamérica, en virtud de la experiencia recogida en el país sudamericano después de décadas de políticas bipartidistas con Estados Unidos en la materia.

El monto es superior al solicitado por el presidente Barack Obama, que ascendía a los US$288 millones para apoyar programas antinarcóticos y de desarrollo social. 

Esta decisión del legislativo confirmó una tendencia de los últimos años, según la cual la mayoría republicana en el Legislativo termina aprobando una cifra superior a la solicitada por el Ejecutivo.

Sin embargo, la cifra es inferior en US$10 millones a la aprobada por el mismo Congreso el año anterior. Si bien se presentó un recorte, cabe resaltar que se mantuvo el nivel de apoyo para Colombia en tiempos de intensas discusiones en Washington sobre reducción de carga fiscal.

De lo aprobado, la mayoría de recursos se ha implementado en la lucha contra el narcotráfico, con unos US$135 millones.

Cabe recordar que el Gobierno de Colombia adelanta una campaña en Washington para que el apoyo económico de EE.UU. se sostenga en el posconflicto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad