Obama condenó atentados que dejaron 69 muertos en Iraq

Agosto 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

El atentado más grave fue cometido contra un centro de alistamiento, donde perdieron la vida 61 reclutas del Ejército iraquí. Horas después de este ataque, en Bagdad explotó una bomba adherida a un camión de combustible en un vecindario chií que dejó ocho personas muertas y 44 heridas.

El presidente de estados Unidos, Barack Obama, condenó los ataques en Iraq que dejaron 69 muertos. El atentado más grave fue cometido contra un centro de alistamiento, donde perdieron la vida 61 reclutas del Ejército iraquí.Obama también insistió en que los ataques no detendrán la transición del país hacia la democracia.El primer ataque tuvo lugar ayer luego de que un terrorista suicida permaneciera varias horas sentado entre centenares de reclutas antes de detonar su carga explosiva, reforzada por clavos como metralla. El terrorista detonó la carga en medio de cientos de jóvenes que se preparaban a presentarse al Ejército iraquí. Según fuentes del Ministerio de Defensa, el suicida, perteneciente a la red Al-Qaeda en Iraq, detonó un cinturón de explosivos que llevaba adosado al cuerpo, en el barrio de Bab al Muazam. La explosión ocurrió a las 7:30 a.m., frente al antiguo Ministerio de Defensa, ocupado ahora como cuartel general de la XI División del Ejército.La cifra del número de heridos aún no es clara, mientras el Gobierno asegura que hubo 57 lesionados, otras fuentes hablan de 157.El hecho se produjo dos semanas antes de la retirada de las tropas anunciada por el gobierno de Estados Unidos. Este ataque generó nuevas dudas sobre la preparación de las fuerzas iraquíes para mantener la seguridad a medida que se retiran del país los soldados estadounidenses.Sin embargo, el portavoz de la Casa Blanca reiteró que Estados Unidos sigue adelante con sus planes para poner fin a sus operaciones de combate en el país para finales de este mes.Está previsto que los soldados estadounidenses que permanezcan en el país, unos 50.000, se concentren en entrenar a las tropas iraquíes y en labores contraterroristas. “Estamos convencidos de que avanzamos hacia el final de nuestra misión de combate allí”, dijo Bill Burton, portavoz de la Casa Blanca. Añadió que hay gente que quiere desbaratar los avances del pueblo iraquí en su conquista de la democracia.Terrorista camufladoFuentes del Ministerio de Defensa de Iraq dijeron que, al parecer, el atacante llegó y se sumó a los hombres que hacían fila. Varios testigos dijeron que se aproximó a un oficial que recogía documentos de identidad y denotó la carga que llevaba, cuya fuerza desgarró en dos su cuerpo.“Manos y piernas cercenadas cayeron sobre mí. Quedé empapado de sangre de los restos humanos mientras muertos y heridos caían a mi alrededor”, dijo Yasir Alí, que había esperado frente a la sede militar desde las 4:00 de la madrugada.Analistas consideran que éste fue uno de los atentados más cruentos perpetrado en varios meses en la capital iraquí. Además, indicaron que fue un episodio bochornoso para el alto mando iraquí, que intenta asegurar al país que podrá llenar el vacío dejado por los soldados estadounidenses que se retiran. De hecho, hay quienes denuncian que, aunque los centros de reclutamiento del Ejército y la Policía iraquí han sido atacados repetidamente, no habían sido tomadas medidas de seguridad para los centenares de aspirantes.“No pudimos obtener otro lugar para los reclutas”, dijo el mayor general Qassim al-Moussawi, al explicar por qué el ejército utilizó un lugar abierto y sin protección en le céntrica plaza capitalina de Maidan para congregar a los reclutas.Otro atentadoHoras después de este ataque se presentó un nuevo hecho de violencia en Bagdad, que dejó ocho personas muertas y 44 heridas al explotar una bomba adherida a un camión de combustible en un vecindario chií. El camión cisterna estaba cargado de queroseno y estalló poco antes de las 9:30 p.m. en el vecindario de Ur, en el noreste de Bagdad. El vehículo estaba estacionado frente a una gasolinera, que también se incendió tras la explosión. Funcionarios en dos hospitales confirmaron los fallecimientos, casi todos de civiles residentes en el sector. Hasta el momento las autoridades iraquíes no han atribuido este atentado a ningún grupo terrorista.Denuncian fallas de seguridadEl portavoz del centro de operaciones de Bagdad, el general Qasem Ata, reconoció que las medidas de seguridad en el centro de reclutamiento no eran suficientes.Se denunció que no se había tenido en cuenta la multitud de reclutas que iban a presentarse y que el lugar en el que habían sido convocados no era adecuado.Este es el atentado más sangriento en Iraq desde el pasado 18 de julio, cuando 43 personas murieron y otras 40 resultaron heridas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad