Obama avaló operaciones encubiertas en Libia

Obama avaló operaciones encubiertas en Libia

Marzo 30, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Los milicianos rebeldes perdieron este miércoles el terreno recuperado hace tres días a los leales al líder libio, Muamar el Gadafi, con un repliegue hasta Ajdabiya para protegerla, mientras que el frente retrocedía hasta Briga.

Mientras los milicianos rebeldes perdían ayer el terreno que habían recuperado ante los leales al líder libio, Muamar el Gadafi, el presidente de Estados Unidos, Barack Obama, suscribió una orden que permitiría el desarrollo de operaciones encubiertas para “ayudar a los esfuerzos” en Libia.La orden representa un paso legal para efectuar este tipo de operaciones pero no implica que necesariamente se vayan a desarrollar, informaron medios de Estados Unidos.Según las primeras informaciones que se conocieron primero por la Agencia Reuters y que luego confirmó la cadena de televisión ABC News, la orden no instruye a los agentes encubiertos para que armen a los rebeldes “pero prepara esa posibilidad y otras si el Presidente decidiera seguir esa ruta en el futuro”.La existencia de la medida sale a relucir después de que en una entrevista concedida a la cadena NBC el pasado martes, Obama indicara que no descarta, aunque tampoco afirma, la posibilidad de contribuir a armar a los rebeldes.En 2009 Obama ya suscribió una orden similar que permitía el desarrollo de operaciones secretas contra la red Al Qaeda en Yemen. Como es habitual, la Casa Blanca no confirmó en aquel entonces la existencia de la medida.El portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, rechazó en un comunicado hacer declaraciones sobre “cuestiones de inteligencia”, pero resaltó que “no se ha tomado ninguna decisión acerca de proporcionar armas a la oposición o cualquier otro grupo en Libia” .“No lo descartamos pero tampoco lo hemos aprobado”, subrayó Carney.Al tiempo que se ha revelado la existencia de la orden, el diario The New York Times publicó que la Agencia Central de Inteligencia (CIA) cuenta con agentes clandestinos en Libia para recolectar datos que faciliten los ataques aéreos y entablar contactos con los rebeldes.El repliegue de los opositoresEn un intento por mantener su control, los rebeldes se replegaron hasta Ajdabiya para protegerla, mientras que el frente retrocedía hasta el enclave petrolero de Brega.Ajdabiya, a 160 kilómetros de Bengasi, es una ciudad estratégica porque de ella parte una carretera que conecta directamente con Tobruk, situada más al este de la capital de los sublevados, con lo que su control es clave para aislar Bengasi.El portavoz militar de los insurgentes, coronel Ahmad Omar Bany, dijo que “el frente se sitúa ahora a ambos lados de Brega”, donde seguían los combates. Pese a la progresión de los ‘gadafistas’ hacia el este, el Coronel aseguró que “Ajdabiya no caerᔠy que es una de sus líneas de defensa, pero no la única.Los leales a Gadafi han vuelto a recuperar terreno después de que el pasado 16 de marzo llegaran a Bengasi y bombardearan sus alrededores en una ofensiva que luego frustraron los aliados.Un ataque de artillería ya había obligado a los rebeldes a retirarse el martes de Bin Jawwad y ayer del puerto petrolero de Ras Lanuf. Las fuerzas de Gadafi atacaron también el puerto de Brega.El vocero de los rebeldes reveló que las tropas de Gadafi están apoyadas por una fuerza que oscila entre 3.200 y 3.600 soldados de la Guardia Republicana chadiana, bajo el mando del vicedirector de la Seguridad Nacional de Chad, Isa Bahar, primo del presidente Idris Deby.“Es una fuerza muy preparada con armamento pesado y mecanizada”, describió el coronel, al reconocer que las milicias de rebeldes sólo disponen de armas ligeras. “Por eso hemos optado por una retirada táctica hasta trazar una mejor estrategia para hacerles frente”, dijo.Abandonan a GadafiEl ministro libio de Asuntos Exteriores, Musa Kusa, anunció ayer en Londres que renuncia a seguir formando parte del gobierno de Gadafi.Así lo informó el Foreign Office, que aseguró que Kusa llegó en un avión procedente de Túnez a territorio británico, donde manifestó que ya no quiere representar al régimen libio.“Podemos confirmar que Musa Kusa llegó al aeropuerto de Farnborough (al suroeste de Londres) el 30 de marzo procedente de Túnez”, dijo un portavoz del Ministerio británico de Exteriores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad