Obama anuncia diez medidas para la regulación de armas en EE.UU.

Enero 05, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP
Obama anuncia diez medidas para la regulación de armas en EE.UU.

El presidente Barack Obama ha hecho un llamado hacia la restricción en el manejo de armas en Estados Unidos en varias oportunidades.

En un discurso, donde no pudo evitar las lágrimas, el presidente estadounidense hizo un llamado a poner punto final a un drama que cobra miles de vidas todos los años.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció este martes un paquete de decretos sobre control de armas, con un dramático llamado al país sobre la "urgencia" de actuar en la materia para poner punto final a un drama que cobra miles de vidas todos los años.

"Ahora debemos sentir la urgencia absoluta, ya que las personas están muriendo. Y las constantes excusas por la inacción no funcionan más. Ya no bastan", dijo el presidente en la Casa Blanca.

Obama recordó que "cada año más de 30.000 estadounidenses tienen sus vidas truncadas por armas", y apuntó que Estados Unidos "es el único país avanzado en el mundo en el que este tipo de violencia indiscriminada ocurre con este tipo de frecuencia. Esto no pasa en otros países".

Se calcula que circulan más de 300 millones de armas en Estados Unidos, más de una por habitante. El mandatario estadounidense estaba acompañado por el vicepresidente Joe Biden y rodeado por familiares de víctimas fatales de armas de fuego, a quienes rindió homenaje.

"Cientos de miles de estadounidenses han perdido hermanos y hermanas, o han sepultado a sus hijos. Otros han tenido que aprender a vivir con discapacidad. O aprender a vivir sin el amor de sus vidas. Y varias de esas personas están aquí ahora", dijo el presidente.

En el momento más sensible de la declaración, Obama no pudo evitar las lágrimas al recordar los niños muertos a balazos en una escuela primaria de Sandy Hook, en Connecticut, en diciembre de 2012. "Cada vez que pienso en esos niños me siento mal", dijo el presidente, en un esfuerzo por recomponerse.

El paquete de medidas:

Ampliar las condiciones para la obtención de un permiso de venta de armas incluyendo a los vendedores por internet.Cualquiera que venda armas en línea deberá obtener una licencia, incluso si solo vende o revende una sola arma.Quien venda armas sin permiso, incluso en línea, se arriesga a una pena de cinco años de prisión y una multa de 250.000 dólares.Mejorar la verificación de los antecedentes criminales de los compradores de rifles. En 2015, el Sistema Nacional de verificación rápida de antecedentes criminales, NCIS, que depende del FBI, recibió 22,2 millones de pedidos de verificación, unos 60.000 por día. Pero la ley estadounidense otorga tres días solamente a las autoridades federales para aprobar una venta de armas. Si un pedido de antecedentes no es procesado en ese plazo, el vendedor podrá proceder con la transacción, aún si la verificación no fue completada. Obama ordenó al FBI destinar 230 examinadores suplementarios para aumentar en 50% los efectivos del NCIS y también permitir la verificación 24 horas al día, todos los días de la semana.Exigir la verificación de antecedentes criminales para quienes compren rifles, incluyendo los "más peligrosos" como las armas automáticas, a través de fideicomisos, sociedades y organizaciones locales. Desde 2000 a 2014 el número de pedidos de compra de este tipo de armas a través de esas sociedades, y no directamente por individuos, pasó de 900 a 90.000, según el presidente estadounidense. Sin embargo, esas transacciones escapaban hasta ahora de las verificaciones de antecedentes criminales.La Casa Blanca propone un "nuevo diálogo" con los estados del país para garantizar que las autoridades locales transmitan a la base de datos nacional sus estadísticas criminales sobre personas diagnosticadas con trastornos mentales o antecedentes de violencia familiar.El gobierno de Obama pide a la justicia concentrarse en los casos más críticos como los traficantes de armas. En ese sentido, el próximo presupuesto preverá la contratación de 200 agentes e investigadores suplementarios para la Oficina de Alcohol, Tabaco, Armas y Explosivos, ATF, para reforzar la aplicación de leyes vigentes sobre el control de armas, anunció Obama.Obligar a los vendedores reportar los robos de armas de fuego. Las leyes actuales que regulan la responsabilidad de reportar robos son "ambiguas", según Obama. Por ello la ATF "clarificó" esta semana esta regla haciendo a los vendedores responsables de informar desde el momento en que descubran el robo o la pérdida de un arma.Aumentar en 500 millones de dólares la ayuda a las personas que sufren de trastornos mentales graves.Apoyar el desarrollo de tecnologías para aumentar la seguridad de las armas de fuego. Un arma de fuego inteligente - o 'smart gun' - se activa únicamente cuando es manipulada por un usuario autorizado, lo que impediría a un niño disparar con el arma de sus padres.

Mensaje al Congreso

Durante la ceremonia, Obama reservó fuertes críticas al Congreso y al multimillonario lobby de los fabricantes y vendedores de armas, que hasta el momento han bloqueado cualquier tentativa de discusión de una legislación sobre control de armamentos.

"El lobby de las armas podría estar tomando de rehén al Congreso ahora mismo, pero ellos no pueden tomar de rehén a Estados Unidos", dijo el mandatario, para quien esos grupos son "ruidosos y bien organizados para que sea fácil que las armas estén disponibles para todos, en cualquier momento".

El mandatario criticó enérgicamente a quienes se oponen de forma radical a la aprobación de medidas elementales como el chequeo de antecedentes para quienes desean comprar un arma de fuego, una posibilidad que, según dijo, tiene el apoyo del 90% de los estadounidenses.

"¿Cómo llegamos a esta situación? ¿Como hemos llegado a este cuadro en que hay personas que piensan que un chequeo de antecedentes equivale a sacarle las armas a las personas?", se preguntó.

Según Obama, este escenario incluso bloquea la capacidad del gobierno para evitar que radicales violentos y quienes no tienen autorización a volar en un avión tengan, sin embargo, amplio acceso a armas pesadas.

El presidente enfatizó que "el Congreso tiene que actuar", y anunció que mientras el poder legislativo no intervenga en el caso, él, como presidente de la República, utilizará sus atribuciones ejecutivas para firmar decretos. 

¿Convenientes o no?

Representantes del opositor partido Republicano reaccionaron a las medidas de Obama, repitiendo que el derecho a tener armas está contemplado en la segunda enmienda a la Constitución, y por lo tanto el presidente no puede limitar esos derechos.

"Sus palabras y acciones constituyen una forma de intimidación que afecta a las libertades", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan. En la visión de Ryan, "no importa lo que diga el presidente Obama, su palabra no está por encima de la segunda enmienda. Estas determinaciones sin duda serán cuestionadas en la justicia". 

En tanto, Prince Priebus, presidente del Comité Nacional Republicano, consideró en una nota oficial que las declaraciones de Obama eran "ofensivas y políticas", y que los estadounidenses "no tolerarán" esta iniciativa que sobrepasa sus atribuciones. En este sentido, en su discurso el presidente descartó de plano que las iniciativas anunciadas este martes atropellen la Constitución o la polémica segunda enmienda.

"Soy profesor de derecho constitucional, de esto entiendo un poco" , ironizó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad