Obama abre la puerta para la integración con América Latina

Marzo 21, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Obama abre la puerta para la integración con América Latina

El presidente Barack Obama observa a niños danzando capoeira, durante un encuentro con jóvenes en la favela ‘Cidade de Deus’, durante su visita a Brasil.

“La democracia es el camino más corto al crecimiento económico”, dijo el mandatario en Brasil. Hoy va a Chile.

El presidente estadounidense, Barack Obama, quien estuvo el fin de semana de visita en Brasil, rechazó que su país se encuentre en declive y aseguró que los mejores días de EE.UU. "están por venir"."No estamos en declive. Al contrario. Nuestros mejores días están por venir. Los fundamentos de los Estados Unidos permanecen sólidos", aseguró en entrevista con la revista brasileña Veja.Obama citó la productividad de los trabajadores de EE.UU., el espíritu innovador de los empresarios, la "excelencia" de las universidades que "atrae a estudiantes de todo el mundo" y los efectivos destacados en misiones de seguridad internacional como algunos de los principales elementos que apuntalan la solidez de su país."En un momento en el que nos enfrentamos a desafíos comunes como el crecimiento económico, el cambio climático y la no proliferación de armas nucleares, las relaciones entre naciones no deben ser un juego de suma cero", declaró el Presidente.Para el Mandatario, en el nuevo contexto internacional la ascensión de países emergentes al orden internacional no sólo es aceptable sino "bienvenida" y abogó por fortalecer las relaciones entre EE.UU. y Brasil, especialmente en el ámbito de la cooperación energética."Creo que EE.UU. y Brasil pueden y deben tener una relación económica en la que los dos países salgan ganando, una relación de cooperación en sectores clave de las dos economías, como la energía, que irá en beneficio de ambos", añadió.Y aseguró, en referencia a Brasil, que la integración económica puede llevar "a la multiplicación de oportunidades" y que el "espíritu del capitalismo puede triunfar unido al espíritu de justicia social". Además, "la democracia es el camino más corto para el progreso económico", dijo.Obama se reunió el sábado con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, quien aprovechó para pedirle la retirada de las barreras arancelarias que perjudican la exportación de productos como el algodón, el acero o el etanol, entre otros. Además, reiteró la aspiración brasileña de convertirse en miembro permanente de un Consejo de Seguridad de la ONU ampliado, extremo sobre el que Obama evitó pronunciarse.El presidente norteamericano hizo mención a la situación en Oriente Medio, dijo que su país no puede "imponer cambios" y que los pueblos de la región "están luchando por sus derechos universales"."Rechazo la idea de que en el mundo árabe tengamos que escoger entre el statu quo o el extremismo. No fue eso lo que vimos en Egipto", dijo el Mandatario.Por otra parte, el presidente Obama, defendió en su reunión con su homóloga brasileña, Dilma Rousseff, las ventajas del avión caza FA-18 Súper Hornet que la Boeing aspira a venderle a este país.Según explicó el responsable de la política hacia América Latina en la Casa Blanca, Dan Restrepo, Obama abordó el asunto con Rousseff en la reunión bilateral que celebraron el sábado en el Palacio de Planalto, en Brasilia."El presidente Obama subrayó que los FA-18 son los mejores aviones presentados" en el concurso, destacó Restrepo, quien indicó que Rousseff no expresó una preferencia sobre por qué tipo de caza se acabará inclinando.La gira de cinco días por América Latina (Chile y El Salvador están incluidos en el itinerario) busca retratar a Obama y Estados Unidos como vecinos atentos, ansiosos por aprovechar el éxito económico de la región y atender problemas comunes de seguridad.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad