Nuevo sismo en Japón deja tres muertos y miles de hogares sin electricidad

Abril 08, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co

Una fuerte réplica sísmica azotó el viernes el noreste de Japón, mató a tres personas, suspendió el suministro eléctrico en amplios sectores y acrecentó las dificultades de una región todavía sepultada bajo los escombros dejados por un devastador tsunami el mes pasado.

Casi medio millón de quedaron el viernes sin energía eléctrica en el noreste de Japón debido a un nuevo sismo que dejó tres muertos y exacerbó las penurias en una región a la que devastó en marzo un tsunami.La fuerte réplica sísmica acrecentó las dificultades de esta región que todavía permanece sepultada bajo los escombros dejados por un devastador tsunami el mes pasado.La costa nororiental sigue recuperándose de la destrucción causada por el poderoso terremoto de magnitud 9,0 del 11 de marzo, y decenas de miles de familias siguen sin contar con los servicios de energía eléctrica o agua potable. El sismo de una magnitud de 7,1 ahora ha causado caos en otras áreas y ha generado que algunas comunidades que habían tenido mejorías importantes empiecen desde cero.La gasolina que había empezado a ser más accesible tras semanas de escasez hace falta nuevamente, con largas filas en las estaciones de suministro. Las tiendas que habían reabastecido sus anaqueles se quedaron sin víveres el viernes. El movimiento de magnitud 7,1 fue el más fuerte desde el terremoto de magnitud 9,0 que sacudió a Japón el 11 de marzo. El más reciente cimbró las ventanas, hizo volar objetos de los anaqueles y colapsó algunos techos que todavía no estaban demolidos. Sin embargo, no generó un tsunami y en buena parte ignoró a las plantas nucleares.Algo de agua radiactiva se derramó en una planta, pero el complejo Fukushima Dai-ichi, que fue dañado por el tsunami, no reportó problemas. Matsuko Ito, quien ha estado viviendo en un refugio en la pequeña ciudad de Natori, en el noreste del país desde el paso del tsunami, indicó que todavía no se acostumbra al horror de ser despertado por las sacudidas.Dijo que comenzó a gritar cuando el sismo inició alrededor de las 11:30 de la noche. "Algo ha cambiado. El mundo ahora se siente extraño. Incluso la forma en que se mueven las nubes no está bien", dijo el japonés de 64 años mientras fumaba afuera del refugio.Muchas personas han vivido sin agua ni electricidad desde hace casi un mes, y el último movimiento telúrico hundió a las casas todavía más en la oscuridad. Aproximadamente 2,6 millones de hogares, casi 40% de los que reciben servicio en esa área, estaban a oscuras el viernes, dijo Souta Nozu, portavoz de la empresa Tohoku Electric Power Co., que da servicio al norte de Japón.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad