Nuevo rumbo en relaciones comerciales con Colombia

Noviembre 04, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País

Lo que para Colombia pareció estancarse durante el primer período de gobierno de Barack Obama, hoy podrá arrancar su marcha gracias a la mayoría aplastante que lograron los republicanos en el Congreso de Estados Unidos.

Lo que para Colombia pareció estancarse durante el primer período de gobierno de Barack Obama, hoy podrá arrancar su marcha gracias a la mayoría aplastante que lograron los republicanos en el Congreso de Estados Unidos. Para el economista y negociador Andrés Espinosa, la histórica victoria electoral republicana marca un cambio de tendencia política en Washington, que repercute en el ambiente económico del país.“Los republicanos siempre han sido amigos del libre comercio y vemos que esta victoria aplastante de los republicanos a la Cámara puede ser un cambio que le permita a Colombia, inclusive a Panamá y a Corea, tener una luz de esperanza para sus acuerdos comerciales”, indicó el experto.Esa misma posición la comparte el ex canciller Augusto Ramírez Ocampo. “Con los republicanos tiende a mejorar la situación del TLC entre Colombia y Estados Unidos porque el gran obstáculo que había para su tramitación en la Cámara era su presidenta demócrata, Nancy Pelosi, quien ahora sale y será reemplazada por un representante republicano, afecto a temas de tratados de libre comercio”, afirmó Ramírez.Sin embargo, para Martha Lucía Ramírez, ex ministra de Defensa y ex presidenta de la Comisión de Defensa y Relaciones Internacionales del Senado de la República, los cambios que pueden repercutir en el país, no se van a dar de inmediato. “No va a haber nada que sea automático porque EE.UU. está pasando en este momento por una crisis económica y política muy profundas, de tal manera que tampoco creo que las cosas vayan a darse con cambios de un momento a otro porque al final del día la administración estadounidense sigue siendo demócrata”, señaló.La ex ministra también consideró que, para el caso de Colombia, es importante que se continúen enfocando los esfuerzos hacia una relación bipartidista, que incluya otros temas, además del narcotráfico y los derechos humanos, como la inversión, comercio, educación, ciencia y tecnología. A su turno, la también ex canciller María Emma Mejía piensa que otro punto estratégico de las relaciones con Estados Unidos, que se seguirán manteniendo aun con la contundente mayoría republicana, es el que tiene que ver con el Plan Colombia. “No cambiaría la lucha antinarcóticos porque esa fue una decisión bipartidista que ya lleva doce años”.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad