Nuevo Pontífice tendrá que ser un pastor valiente, aseguran analistas

Marzo 12, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
Nuevo Pontífice tendrá que ser un pastor valiente, aseguran analistas

Debido a todas las penurias que atraviesa la Iglesia Católica en los últimos años, analistas, estudiosos y creyentes dan luces sobre cómo debe ser el nuevo líder del Vaticano. En general, la petición, es que sea un hombre con alta sensibilidad, capaz de exorcizar los escándalos y unir a los fieles.

Los escándalos, las luchas de poder y la desbandada de fieles sugieren, para los analistas, la necesidad de un Pontífice con suficiente valor y carisma para enfrentarlos.

¿Un hombre que ponga en orden las entrañas del Vaticano? ¿Un pastor que sea capaz de unir a los fieles del mundo, entorno al mismo Dios? Esas son las preguntas que surgen hoy, cuando arranca la elección del nuevo Papa, sobre el perfil que debe tener quien dirija los destinos de la Iglesia.Analistas consideran que quien llegue a ocupar la Silla de Pedro tendrá que reunir indudablemente las dos condiciones para evitar que se profundicen las divisiones al interior de la Iglesia Católica, como lo advirtió Benedicto XVI antes de dejar la Santa Sede.Son muchos los problemas y escándalos, entre acusaciones de pedofilia, luchas de poder, desbandada de fieles y embrollos financieros, que aquejan a la Iglesia. La situación es tan incierta que hasta ayer, los cardenales utilizaron su último día de pre-Cónclave para analizar el perfil del sucesor de Joseph Ratzinger.“No existen agrupaciones, ni compromisos, ni alianzas, sino que cada uno con su conciencia, votará por la persona que cree que será la más indicada”, dijo el cardenal chileno Javier Luis Errázuriz.¿Pero quién es el más indicado? Ricardo Zuluaga, director del Departamento de Ciencias Políticas y Jurídicas de la Universidad Javeriana de Cali, dice que el perfil del próximo Sumo Pontífice “debe ser muy especial” porque además de ser un hombre con una gran vocación pastoral y experiencia, que permita la conexión con la sociedad moderna, debe tener una energía administrativa para llevar a cabo la profunda reforma que la Iglesia necesita.“Para nadie es un secreto que buena parte de la feligresía le ha dado la espalda a la Iglesia por todo lo que ha sucedido. Benedicto XVI tuvo una gran frustración al no poder hacer la reforma que prometió y será a este nuevo papa al que le toque enfrentarla”, comentó el analista.El “vigor y la valentía” que, agrega Zuluaga, debe tener el purpurado tiene que alcanzarle para derribar las barreras del centralismo, la burocracia y las luchas de poder que envuelven al catolicismo.Los teólogos explican que a la Iglesia la hace “totalmente dañina” el esquema “profundamente” vertical que maneja. “No significa que tenga que destruir la jerarquía, pero sí debe ser alguien que pueda darle colegialidad al sistema eclesiástico, que delegue, que sea un fuerte administrador”, indicó un experto.Para el padre Diego Ospina, especialista en Ciencias Religiosas de la Universidad Católica, el nuevo Pontífice debe ser, sobre todo, un gran pastor que “salga a profesar y a caminar el mundo llevando al palabra de Dios, por lo que será importante que ese nuevo heredero del Trono de Pedro también sea un hombre joven”.En esa necesidad coincide Diego Cagueñas, director de Antropología de la Universidad Icesi de Cali. El académico sostiene que los temas que tendrá que enfrentar el Papa no son sencillos, por lo que este requerirá “mucha fuerza” y también demostrar que es un hombre sencillo, porque muchos católicos han preferido mudarse a otras religiones donde encuentran mayor afinidad, porque tienen la percepción de que “en el Vaticano hay demasiado lujo y riquezas mientras otros sufren”.Los fieles también dan su testimonio. En Cali, Luz Marina Hurtado, fiel de la parroquia de Cristo Redentor, en el barrio El Peñón, sostiene que lo importante es que “llegue un papa que tenga las fuerzas necesarias para continuar con su encargo hasta que Dios le dé vida. Todavía hay muchas cosas qué hacer por la Iglesia, unir a los jóvenes para que no se vayan a otras religiones”, afirma la mujer.Desde Roma, Lupita Segovia, una religiosa mexicana que espera la salida del humo blanco de la chimenea instalada en la Capilla Sixtina, dice que “el Espíritu Santo va a soplar mucho y estamos a la expectación del nuevo papa, que no me importa que sea latinoamericano, africano o europeo. Lo más importante es que sea bien humano y santo”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad