Nueve muertos en dos ataques suicidas entre grupos talibanes en Afganistán

Junio 14, 2017 - 08:31 a.m. Por:
EFE / El País 
Atentado Afganistán

Los talibanes se encuentran divididos desde la muerte del histórico mulá Omar, su fundador y cuyo fallecimiento, que tuvo lugar en 2013, fue revelado por el Gobierno afgano en 2015.

EFE / El País

Al menos nueve insurgentes murieron y otros nueve resultaron heridos en dos ataques suicidas perpetrados entre dos grupos talibanes en el sur de Afganistán, donde son habituales los enfrentamientos a tiros entre facciones de este grupo pero no los atentados suicidas entre ellos.

El primero de los ataques tuvo lugar en el distrito de Grishk, en la provincia de Helmand, cuando miembros de la principal corriente talibana, liderada por el mulá Haibatullah, lanzaron un ataque suicida con carro bomba contra insurgentes del grupo talibán escindido del mulá Rasul, dejando tres muertos y cinco heridos.

"Apenas unas horas después (...) en represalia, el grupo de Rasul envió a un suicida contra combatientes de Haibatullah", explicó Omar Zwak, el portavoz del gobernador de Helmand.

Vea también en video: Los colores con los que Kabul, Afganistán, busca 'espantar' al terrorismo

En este segundo ataque fallecieron cuatro insurgentes del primer grupo talibán, además del suicida, y tres de sus miembros fueron heridos.

Un portavoz de los talibanes fieles al mulá Haibatullah, Qari Yusuf Ahmadi, confirmó el ataque con carro bomba que, señaló, iba dirigido contra una base de sus rivales supuestamente "apoyados por el Gobierno" afgano.

Según su versión, 26 miembros del grupo rival, entre ellos un comandante, murieron y 18 resultaron heridos.

Ambos grupos talibanes han protagonizado en los últimos dos años enfrentamientos en varias zonas de Afganistán, especialmente en las provincias sureñas de Herat y Zabul.

Lea también: Al menos 29 muertos en dos atentados suicidas en el centro de Irak

Los talibanes se encuentran divididos desde la muerte del histórico mulá Omar, su fundador y cuyo fallecimiento, que tuvo lugar en 2013, fue revelado por el Gobierno afgano en 2015.

Al mulá Omar le sucedió el mulá Mansur, hasta entonces número dos del grupo, pero su nombramiento generó un cisma interno y se produjeron escisiones internas, una de ellas la del mulá Rasul.

Desde el fallecimiento del mulá Mansur en mayo de 2016, el mulá Haibatullah, tomó las riendas de la formación, que continúa fragmentada.

Pese a esa pugna interna, los talibanes han ido ganando terreno desde el final de la misión de combate de la Otan en Afganistán a finales de 2014 y en la actualidad controlan, tienen influencia o se disputan con el Gobierno al menos el 43 % del territorio, según datos de Washington.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad