Nuevas avalanchas por lluvias aumenta la cifra de muertos en China

Agosto 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE

Nuevos aludes en diversas partes del territorio chino dejaron este viernes un total de 29 muertos y 24 desaparecidos, que vienen a sumarse a los 1.156 fallecidos y 588 sepultados en la avalancha de barro en Gansu.

Nuevos aludes en diversas partes del territorio chino dejaron este viernes un total de 29 muertos y 24 desaparecidos, que vienen a sumarse a los 1.156 fallecidos y 588 sepultados en la avalancha de barro que arrasó una localidad entera en la provincia noroccidental de Gansu.Según informaron las autoridades locales, los últimos aludes e inundaciones han tenido lugar en el oeste de China, en concreto en las provincias de Sichuan y Shaanxi, además de Gansu.Las intensas lluvias que afectan al territorio chino han desencadenado nuevos accidentes con más daños personales, que se suman a las 1.744 víctimas de la gran avalancha del pasado domingo en Zhouqu.Las autoridades chinas muestran casi una semana después esperanzas de hallar más supervivientes."Rastrearemos cada posibilidad para encontrar supervivientes", declaró a la agencia Xinhua Zhang Guiquan, del Ejército de Liberación Popular (ELP), que coordina las tareas de rescate.En el peor incidente conocido este viernes y que se registró en la comarca de Longnan (Gansu) han muerto 20 personas y otras 16 permanecen desaparecidas, mientras que 3.012 residentes están atrapados por la crecida de las aguas.Las autoridades locales están evacuando a los afectados, más de 10.000, y enviando tiendas de campaña, comida instantánea, agua embotellada, mantas y utensilios de cocina a las zonas damnificadas.En la misma provincia, cuatro personas han muerto en Tianshui y otras ocho se encuentran desaparecidas. En la vecina Sichuan, los aludes han dejado cinco muertos y otros 500 residentes varados en zonas montañosas de Mianzhu, informó un portavoz del gobierno municipal.Mientras que en el municipio de Weinan, en la región de Shaanxi, las inundaciones han afectado a unas 100.000 personas y obligado a evacuar a otras 4.600.En estas provincias, el agua y el barro ha destruido en las últimas horas numerosas viviendas, ha inundado cultivos y bloqueado las vías de transporte, informa la agencia de noticias Xinhua.El buró de asuntos civiles local admitió que más de 4.800 viviendas han sido destruidas o dañadas por las aguas.Los servicios meteorológicos alertaron que en las próximas horas el temporal seguirá afectando a la comarca de Zhouqu, en Gansu, donde miles de damnificados esperan ayuda tras la gigantesca lengua de barro que desde el domingo dejó 1.144 muertos y 600 desaparecidos.Así, el Centro Nacional de Meteorología reconoció hoy en un aviso que el riesgo de más desprendimientos a lo largo del curso del río Bailong -donde se produjo el gran alud- es "relativamente alto".En este sentido, el Ejército de Liberación Popular aseguró que se están destruyendo progresivamente los diques naturales producto de los avalanchas de piedras y barro, que acumulaban grandes cantidades de agua y se erigÍan como una nueva amenaza para los pueblos de la zona, ya castigados por los desprendimientos.Por otro lado, la preocupación ante posibles brotes epidémicos arrecia en todo el país, una posibilidad acerca de la cual las autoridades advirtieron hoy debido al "calor notable y la acumulación de agua y residuos".China vive su peor monzón desde hace doce años, con más de 3.400 muertos y desaparecidos desde que se inició la temporada en mayo, con daños comparables a los producidos por las crecidas del rÍo Yangsé en 1998, que dejaron más de 4.000 muertos y 140 millones de desplazados.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad