No todos en EEUU están listos para dejar atrás el 11-S

No todos en EEUU están listos para dejar atrás el 11-S

Septiembre 12, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
No todos en EEUU están listos para dejar atrás el 11-S

Una mujer toca uno de los paneles en los que aparecen grabados los nombres de las víctimas de los atentados del 11-S en el primer día de apertura al público del Memorial del 11-S en Nueva York, Estados Unidos.

Muchas personas perdieron seres queridos en los atentados del 11 de septiembre de 2001, y para ellos, olvidar ese hecho no es fácil a pesar de los mensajes de los mandatarios de olvidar y seguir adelante.

El transcendental aniversario ya pasó, y la nación seguirá adelante, como siempre. Para muchos estadounidenses, sin embargo, el concepto de "seguir adelante" con respecto al 11 de septiembre no tiene sentido. "Esto va a ser para siempre parte de nuestra conciencia, parte de nuestra alma, parte de nuestra historia", dijo Jeff Parness, un especialista neoyorquino en capital de riesgo que perdió a uno de sus amigos más cercanos en los ataques de hace 10 años. "No creo que corresponda a nadie decir a alguien más que debe superarlo", afirmó. Precedidas de meses de difusión, las conmemoraciones del décimo aniversario produjeron una compartición asombrosa de tristeza y determinación a nivel nacional, un llamado necesario a la solidaridad en un momento de divisiones políticas distorsionadas. Ahora es momento de volver al trabajo, al politiqueo y a hacer campaña; de volver a las preocupaciones sobre si la economía se corregirá a sí misma, y cuándo. Incluso el alcalde de Nueva York, Michael Bloomberg, cuya década entera en el cargo ha estado entrelazada con el 11 de septiembre, delineó el aniversario como "un tiempo para dedicarnos nuevamente a mirar hacia adelante". Al otro lado del río Hudson, en una ceremonia en el sitio donde fueron atendidas en el 2001 personas lesionadas en el Centro de Comercio Mundial, el alcalde de la ciudad de Jersey Jerramiah Healy habló en un tono similar. "Es importante recordar y reflexionar", dijo Healy. "Es igualmente importante continuar avanzando, seguir adelante, encargarnos de hoy y de mañana, pero no aferrarnos al ayer", enfatizó. Sin embargo, Parness dijo que la manera apropiada de aproximarse al futuro sería mirando atrás reflexivamente, y recordar las respuestas positivas que surgieron en las repercusiones inmediatas de los ataques. "La gente me pregunta cómo afronto personalmente el 11 de septiembre, y les respondo, 'no lo hago'. Elijo pensar en el 12 de septiembre", comentó Parness. "Elijo pensar en cómo fue para un neoyorquino, para la gente en poblados pequeños en todo Estados Unidos, gente alrededor del mundo, dejar lo suyo para estar con nosotros en nuestro momento de necesidad. Elijo pensar en ese espíritu de bondad, humanidad y voluntariado", agregó. El pastor Michael Kinnamon, secretario general del Consejo Nacional de Iglesias, con sede en Nueva York, dijo que podía comprender las emociones de los estadounidenses que están fatigados de los acontecimientos del 11 de septiembre. "Pero mientras observaba las conmemoraciones, fue bastante claro que se estaban moviendo hacia aquellos que habían perdido a un ser querido, o que habían sido afectados personalmente", señaló el lunes. "Es difícil hacer un juicio sobre este asunto a la distancia, porque la gente ha sido afectada de maneras muy diferentes", agregó. Para seguir adelante, dijo, Estados Unidos debería reflexionar sobre las lecciones que debió haber aprendido del 11 de septiembre y realizar un mejor trabajo en la protección de libertades civiles y acercarse a la comunidad musulmana. "Esperaría que sigamos adelante y recuperemos esos valores cruciales", señaló. Michael McDonough, un arquitecto cuyo monumento conmemorativo del 11 de septiembre fue inaugurado el domingo en Bennington, Vermont, dijo que los estadounidenses no deberían apresurarse a consignar el 11 de septiembre en los libros de historia. "En muchos sentidos, aún estamos pagando el precio de ese día terrible", apuntó. "Aquellos de nosotros que vivimos en el tiempo del 11 de septiembre tenemos una responsabilidad de ver que las generaciones jóvenes no olviden, de la misma manera que hemos recordado la trascendencia de Pearl Harbor", añadió.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad