"No tenemos miedo", mensaje con el que Estambul trata de volver a la normalidad

"No tenemos miedo", mensaje con el que Estambul trata de volver a la normalidad

Julio 03, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Ana María Saavedra | Editora de Orden

El presidente Recep Tayyip Erdogan inauguró la mezquita Camlica mosque en Estambul. Esta fue una controversial construcción, que despertó muchas críticas. La ciudad tras los atentados sigue su rutina.

Jóvenes de esta ciudad dicen que la gente sigue en las calles, asistiendo a los restaurantes y discotecas. “No nos dejaremos vencer por el terrorismo”.

“El terrorismo y sus seguidores van a perder. Los pobres terroristas no se dan cuenta del poder de la gente turca”. 

En el muro de Facebook de Samet, de 26 años, es lo primero que se lee. Sus amigos lo compartieron. En decenas de tuits se repite. Es una frase que muchos de los jóvenes turcos han tomado como un eslogan contra el terrorismo que golpea su país y que esta semana dejó 42 muertos por una bomba. 

Un mantra contra el Estado Islámico, señalado de los últimos atentados, o contra el Partido de Trabajadores de Kurdistán, PKK, que ha sido acusado de otras acciones.  Turquía ha sido objetivo en 2016 de siete atentados por parte del Estado Islámico así como de grupos radicales kurdos como el PKK (Partido de Trabajadores Kurdos que se opone al gobierno de Recep Tayyip Erdogan). Cinco de ellos han sido en Estambul, su ciudad más importante y meca del turismo de este país que une a  dos continentes: Europa y Asia.

Samet es diseñador de joyas. Trabaja en el Gran Bazar. Justo este año dos bombas han estallado cerca a su trabajo. “Para nosotros la vida sigue igual. No nos vamos a dejar derrotar por el terrorismo. Somos musulmanes y creemos en el destino. Puedes morir en un atentado o caminando por la calle, si ese es tu destino. Por eso, nuestra vida no tiene que cambiar”, dice.

Cuenta que los restaurantes, los bares y las discotecas siguen abiertos. “Estambul es una ciudad muy grande. No vamos a dejar de salir. No tenemos miedo. No nos dejaremos vencer por el terrorismo. No estamos en Siria. Yo estuve en una discoteca el jueves y el viernes al salir del trabajo estuve en la mezquita porque hoy es un día importante. Estaba llena”. 

“El  día del ataque cerca al Gran Bazar  yo iba para el trabajo desde mi casa. Estaba lejos de la explosión. No conozco a nadie que haya muerto en alguno de los atentados. Mi primo trabaja en el aeropuerto Ataturk, pero ese día no estaba allí”, cuenta.

Samet reconoce que aunque los turcos siguen con su vida normal, lo que sí se ha visto afectado este año es en turismo. “El gran bazar sigue lleno de gente, pero hemos tenido menos clientes. Este año no han venido tantos turistas como el pasado”, explica.

El ataque contra el aeropuerto de Estambul ha sido el atentado más grave en Turquía. El lunes pasado tres kamikazes se inmolaron:  45 personas murieron y 239 quedaron heridas.

Este hecho fue atribuido al Estado Islámico. En el marco de la investigación, la policía arrestó a 24 personas en Estambul, 13 de ellas el jueves y 11 este viernes.

De los detenidos, 15 son extranjeros, según fuentes de seguridad citadas por la agencia de prensa progubernamental Anadolu. Las autoridades informaron que los kamikazes eran un ruso, un uzbeko y un kirguís.  Las exrepúblicas soviéticas de Asia Central forman parte de los mayores suministradores de yihadistas en Siria y en Iraq.

“Turquía no quiere el terrorismo. Estamos enojados. En este tiempo los ataques han aumentado y el turismo en Estambul se ha afectado. Mucha gente ha cancelado sus reservaciones, pero la gente de acá sigue saliendo a la calle. En la noche va a restaurantes y bares”, explica Ibrahim, quien trabaja en mercadeo.

Lea también: ¿Qué impulsa a los kamikazes a inmolarse en un atentado?

Volkan, es otro joven turco. Tiene 30 años. Es arqueólogo, pero hace dos años gerencia la empresa de zapatos de su familia. Él dice que la vida tras los ataques es normal. Van a trabajar todos los días, salen a comer a los restaurantes y los niños van al colegio. 

 “Nada ha cambiado, seguimos nuestra vida normal. Nosotros llevamos 25 años de atentados terroristas del PKK. Cada semana matan dos o tres policías. Hemos tenido ataques en Estambul, Ankara (la capital,) Izmit y Antalya”, cuenta Volkan.

Reconoce que sí tienen miedo, “pero es normal”. “Lo ocurrido en París o Bruselas es diferente porque ellos no habían tenido terrorismo. Los franceses están muy asustados, lo mismo los belgas,  nosotros nos hemos acostumbrado. Aunque claro, deseamos que se acabe el terrrorismo”, agrega.

Los atentadosEnero 12 de  2016.  Un suicida del Estado Islámico provoca la muerte de al menos doce turistas en un atentado cerca de la Mezquita Azul de Estambul, en la turística zona de Sultanahmet.Enero 17 de 2016.  Un atentado suicida contra un convoy militar turco deja al menos 28 muertos y 61 heridos en Ankara. Las autoridades turcas atribuyen la autoría al grupo   kurdo del PKK.Marzo 13 de 2016.  37 muertos y 125 heridos dejaron atentado suicida con coche bomba en el centro de Ankara. El grupo armado ‘Halcones de la Libertad de Kurdistán’  asumió después la autoría.Marzo 19 de 2016.  Cinco muertos, de ellos dos estadounidenses, en un atentado de la calle Istiklal, en el centro de Estambul. Se investiga si el ataque fue realizado por el Estado Islámico.Junio 7 de  2016.  11 muertos dejó el estallido de  un coche bomba al paso de un autobús policial en el centro histórico de Estambul. El ataque fue reivindicado por el grupo terrorista PKK.Junio 8 de 2016.  Cinco personas muertas y decenas de heridos dejo   un atentado cerca de la dirección local de seguridad de Midyat al sureste de Turquía atribuido al PKK.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad