"No se avergüencen nunca", dijo el Papa a los latinos de Estados Unidos

Septiembre 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP

Desde Filadelfia, cuna de la independencia de ese país, el Papa envió un mensaje alentador a los inmigrantes latinos.

El papa Francisco instó el sábado a los inmigrantes a que "no se desanimen" y "no se avergüencen nunca", en un fuerte mensaje simbólico en la cuna de la independencia de Estados Unidos en Filadelfia, última etapa de su gira por este país.

Decenas de miles de personas, una inmensa mayoría de ellas latinas, se dieron cita en el Independence Mall para ver y escuchar al primer Papa del continente americano, que les habló en español que también defendió la libertad de culto.

"Muchos de ustedes han emigrado a este país con un gran costo personal, pero con la esperanza de construir una nueva vida. No se desanimen por las dificultades que tengan que afrontar", dijo Francisco, recibido con una ovación y que besó a niños y bebés que le acercaban al papamóvil.

"Les pido que no olviden que, al igual que los que llegaron aquí antes, ustedes traen muchos dones a su nueva nación. Por favor no se avergüencen nunca de sus tradiciones", agregó en el lugar donde se declaró la independencia estadounidense en 1776.

"Repito, no se avergüencen de aquello que es parte esencial de ustedes. También están llamados a ser ciudadanos responsables y a contribuir provechosamente a la vida de las comunidades en que viven", insistió.

Desde el lugar donde se "proclamó que todos los hombres y mujeres fueron creados iguales", Francisco envió además un fuerte mensaje a favor de la libertad religiosa, un "derecho fundamental" para "interactuar social y personalmente" con los prójimos.

Muchos inmigrantes latinoamericanos piensan que el papa cambió la dirección del debate sobre reforma migratoria en Estados Unidos.

"El papa puede interceder para ayudar a los inmigrantes y frenar las deportaciones", dijo  Marta Domínguez, una mexicana que vive en Norristown (32 km al norte de Filadelfia) que estuvo en el Independence Hall.

Francisco tenía previsto cerrar la jornada con una participación en el VII Encuentro Mundial de las Familias, en el Benjamin Franklin Parkway, donde se espera haya hasta 1,5 millones de personas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad