“No sabía que los ‘gringos’ eran agentes de Obama”

Abril 19, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias y Redacción de El País
“No sabía que los ‘gringos’  eran agentes de Obama”

Ninguno de los agentes se encargaba de la seguridad personal del presidente Barack Obama, sino que formaban parte de una delegación encargada de vigilar posibles amenazas antes de su llegada a la ciudad, según las fuentes oficiales.

Una de las prostitutas del escándalo del Servicio Secreto en Cartagena relató cómo conoció a los oficiales.

“Ellos nunca me dijeron que estaban con Obama, fueron muy discretos. Esto es algo muy grande, es el Gobierno de Estados Unidos. He tenido ataques de nervios y lloro todo el tiempo”. Esas fueron las primeras declaraciones de una de las prostitutas que relacionadas con los agentes del Servicio Secreto en Cartagena. La mujer de 24 años, quien no quiso revelar su identidad, habló con el diario estadounidense The New York Times y relató cómo fue su encuentro con los hombres que llegaron a la ciudad para custodiar a Barack Obama durante la Cumbre de la Américas. Según su relato, ella y una amiga fueron abordadas por unos “americanos” en una discoteca. Los extranjeros pidieron una botella de vodka y luego uno de ellos la invitó a su cuarto en el Hotel Caribe. “Yo estuve de acuerdo, paramos a comprar unos condones y luego le dije que me tenía que dar un regalo. Yo no sabía que él era del servicio de Obama, pero al ver que era un extranjero acordamos que me daría US$800”. La discusión entre la joven, quien es madre soltera, y el agente inició a las 6:30 a.m. del día siguiente, cuando este se negó a pagarle la suma prometida, alegando que estaba muy borracho cuando aceptó el trato, por lo cual le entregó solo $50.000 y le pidió que se marchara de la habitación. La prostituta se enfureció y en los corredores del hotel se encontró con su amiga, quien había pasado la noche con otro hombre del Servicio Secreto. Intentaron llamar a la Policía para recuperar el dinero, pero otros extranjeros del mismo grupo les suplicaron que no lo hicieran, pues no querían problemas.Finalmente, las prostitutas buscaron a policías colombianos que hablaban inglés para que les ayudaran a reclamar su pago. Para ese momento ya otros hombres del Servicio Secreto habían salido de sus habitaciones. Luego de una intensa discusión, los agentes, entre dólares y pesos colombianos, reunieron una suma cercana a los $500.000 y las dos mujeres salieron del hotel. Según contó la joven al diario estadounidense, solo unos días después descubrió que aquellos extranjeros hacían parte del servicio secreto de Estados Unidos. “Una amiga me llamó a contarme que la pelea que tuvimos con los americanos salió en televisión”.La mujer dijo que casi se desmaya cuando vio que los medios se referían a ella como una prostituta que se va con cualquiera que la aborda en la calle. Alegó que ella es mucho más exclusiva.Crece polémicaEl escándalo desatado por miembros del Servicio Secreto que contrataron prostitutas en Cartagena hizo que ayer se tomaran las primeras medidas. La entidad anunció que tres agentes renunciaron , al tiempo que distintos organismos del Gobierno iniciaron sus propias investigaciones.El sórdido episodio adquirió un tinte político cuando el probable candidato presidencial republicano Mitt Romney dijo que él despediría a los agentes si el caso estuviese en sus manos. El Servicio Secreto no identificó a los agentes que renunciaron ni a los ocho restantes que siguen suspendidos. En la polémica están implicados una decena de efectivos de las fuerzas armadas y alrededor de 20 mujeres . A todos los agentes implicados se les retiró sus autorizaciones para cuestiones de seguridad.“Estos son los primeros pasos”, dijo el representante republicano Pete King, presidente de la comisión de Seguridad Nacional de la cámara baja. El director del servicio, Mark Sullivan, tomó medidas administrativas contra “las tres personas que en su opinión estaban implicadas más claramente, pero esto no ha terminado”, advirtió King.El Servicio Secreto despachó más investigadores a Colombia para entrevistar a las mujeres involucradas. Sullivan dijo que los once agentes del Servicio Secreto y los diez militares que están bajo investigación dieron diferentes versiones sobre quiénes eran las mujeres.“Algunos admiten que eran prostitutas, otros dicen que no, que eran mujeres que conocieron en el bar del hotel”, dijo King.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad