Ni el regreso de Hugo Chávez aclara el panorama político en Venezuela

Ni el regreso de Hugo Chávez aclara el panorama político en Venezuela

Febrero 24, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Juan Francisco Alonso | Corresponsal de El País en Caracas
Ni el regreso de Hugo Chávez aclara el panorama político en Venezuela

El amor de los venezolanos por el presidente Hugo Chávez se reactivó desde su regreso al país, luego de estar casi tres meses en Cuba recuperándose de una cirugía.

Las dudas y preguntas sobre el futuro del presidente de Venezuela, Hugo Chávez, crecen. Muchos ni siquiera creen que esté en el país.

Hugo Chávez está a punto de cumplir una semana de su inesperado regreso de Cuba y aunque muchos pensaron que su retorno despejaría incógnitas, las mismas aumentaron.Las preguntas sobre si Chávez volvió para juramentarse o delegar temporalmente sus potestades en su vicepresidente Nicolás Maduro, o si, por el contrario, lo hizo para renunciar debido a su delicado estado de salud y para convocar una nueva elección presidencial, aún no se resuelven. Hoy ni siquiera hay certeza de que el Mandatario esté en el país, pues a seis días de que las autoridades anunciaran que había sido recluido en el Hospital Militar de Caracas no se ha difundido una fotografía o video que lo corrobore. Tampoco hay certidumbre sobre la condición del líder, debido a que toda la información sigue suministrándola el Gobierno en escuetos comunicados o con declaraciones de funcionarios como Maduro o el canciller Elías Jaua, muchas de las cuales terminan siendo contradictorias.Para el catedrático de Ciencias Políticas de la Universidad Central de Venezuela, Carlos Raúl Hernández, el regreso del Jefe del Estado, tras 70 días en La Habana, ha tenido un efecto casi nulo y se ajusta perfectamente al refrán que reza: ‘No aclare que oscurece’. ¿La razón? “La incertidumbre sobre qué va pasar: va a haber elecciones o no, Chávez va a poder gobernar o no, sigue en el mismo estado de salud que cuando estaba en Cuba, incluso se ha agudizado, porque hay mucha gente que no cree que esté en el país por lo mal que ha manejado el Gobierno este asunto desde el punto de vista informativo, dando medias informaciones y con versiones contrarias”.En contraposición, el periodista especializado en temas electorales, Eugenio Martínez, dijo que el anuncio, así como la difusión de las primeras fotografías del Mandatario, eran una maniobra previsible por parte del Ejecutivo, el cual “tenía una deuda que saldar con sus simpatizantes” y ella ha surtido el efecto esperado: tranquilizar a sus bases.No obstante, el comunicador advirtió que si en las próximas horas o días no se suministran otras fe de vida “la euforia que se desató tanto con las fotos como la noticia de su regreso se disipará y volverá la intranquilidad, que en los últimos días había comenzado a correr entre sus simpatizantes”.El presidente de la encuestadora Datanálisis, Luis Vicente León, comparte la visión de que la vuelta del Jefe de Estado no ha aclarado el panorama político venezolano y pronosticó que en los próximos días las autoridades optarán por alguna de estas dos alternativas: esperar a que Chávez mejore y retome el poder o admitir que su enfermedad le impide al Jefe de Estado retomar su mandato y renunciar expresando nuevamente su apoyo a Maduro, porque una tercer opción sería simplemente esperar a que fallezca sin aparecer públicamente.En cuenta regresivaEugenio Martínez insistió en que el Gobierno no podrá mantener por tiempo indefinido la situación actual, en la que el Presidente está convaleciente, pero sigue gobernando formalmente y en la que es público y notorio que el Vicepresidente lleva las riendas del Gobierno aunque no oficialmente, todo ello, gracias a una polémica sentencia del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ).“No creo que durante mucho tiempo las bases chavistas aguanten que otros gobiernen en nombre de Chávez”, dijo Martínez, quien agregó: “La reciente devaluación, la cual fue anunciada por unos ministros que aseguraban que Chávez la había autorizado, provocó un intenso debate en el seno del chavismo, el cual no se ha cerrado y en el futuro capaz del debate se pasa a otras acciones”.En similares términos se pronunció Hernández, quien aseveró que la “actual situación demencial” que vive Venezuela no puede prolongarse mucho tiempo. No obstante, no descartó que durante un tiempo continúe. “Maduro está ganando tiempo para consolidar su liderazgo al frente del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y por eso intentará diluir la celebración de un evento electoral lo más que pueda”, afirmó.Fuentes del partido de Gobierno reconocieron que hay algunos sectores que abogan porque la sucesión de Chávez al frente de la Presidencia se decida mediante unas primarias, tal y como harán en abril próximo para escoger a sus candidatos para alcaldes y concejales. Sin embargo, esos mismos informantes aseveraron que estos sectores son minoritarios y que la mayoría está con la directriz que hizo pública el convaleciente Mandatario el pasado 8 de diciembre, cuando anunció que debía pasar nuevamente por el quirófano y nombró al vicepresidente Maduro como su sucesor en caso de que quedara inhabilitado.El politólogo aprovechó para recomendarle a la oposición que “acelere los pasos” para designar a su candidato presidencial en caso de que la salud del líder bolivariano obligue a la celebración de nuevos comicios. “Maduro ya está en campaña. Eso es obvio y la oposición no puede dejarle toda la cancha a su rival”, agregó.El TSJ, entre tanto, reiteró que el Gobierno puede seguir funcionando como desde el 10 de enero, con el fallo de la Sala Constitucional, y aseguró que eso continuará a menos que “cesen las causas sobrevenidas que le impidieron al Presidente juramentarse” o que él fallezca o renuncie. Eso sí, aseveró, que no tienen pensado conformar la junta médica que distintos sectores le han solicitado para que verifique la condición del Mandatario.El viernes, el secretario General de la Organización de Estados Americanos (OEA), el chileno José Miguel Insulza, volvió a pronunciarse sobre la inédita situación venezolana. Aseveró que “ha llegado el momento de tomar decisiones” y soltó desde París lo siguiente: “El tema será resuelto la próxima semana, ya sabremos cuál será la situación del Presidente y si va a poder gobernar o no”.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad