Nestlé asegura que sindicalistas colombianos rechazaron su protección

Marzo 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
EFE I Elpaís.com.co

Multinacional se defiende de acusación interpuesta por sindicalistas colombianos, en el asesinato de uno de los ex empleados de la compañía, la cual se registró en el 2005.

Voceros de Nestlé aseguraron que la compañía en su momento ofreció medidas de seguridad adicionales a los líderes sindicales colombianos de Sinaltrainal, uno de cuyos miembros fue asesinado en 2005 por los paramilitares, y que estos las rechazaron al considerar que su protección era responsabilidad del Gobierno colombiano.El Centro Europeo para los Derechos Constitucionales y Humanos (ECCHR en sus siglas en inglés) y el sindicato colombiano Sinaltrainal presentaron el pasado 5 de marzo, en la Fiscalía del cantón suizo de Zoug, una demanda contra Nestlé en relación con el asesinato del sindicalista Luciano Romero, que trabajó para la multinacional suiza, por paramilitares.El presidente del consejo de administración de Nestlé, Peter Brabeck-Letmathe, se expresó así en una carta dirigida al presidente de Sinaltrainal, Javier Correa, en la que negó cualquier tipo de vinculación con la muerte del sindicalista.El sindicato denunció que Romero había recibido amenazas de muerte después de haber sido "falsamente acusado" por la dirección local de Nestlé de pertenecer a la guerrilla y agregó que, según el testimonio del ex comandante paramilitar Salvatore Mancuso, la filial colombiana de Nestlé "habría efectuado pagos a su unidad".Los denunciantes insistieron en que la dirección de la empresa suiza sabía de la conducta de su filial en Colombia y de la amenaza a los sindicatos, pero que "no se tomó ninguna medida".El presidente del consejo de administración de Nestlé aseguró que los ejecutivos de su filial colombiana y los sindicatos "se han reunido en numerosas oportunidades para discutir temas de seguridad" y que los segundos siempre han rechazado las medidas de seguridad ofrecidas por la empresa.Según recuerda Brabeck-Letmathe en su misiva, las medidas de seguridad propuestas "no buscaban reemplazar la responsabilidad del Estado" y consistían en reubicaciones temporales y el refuerzo de la seguridad en viviendas y sedes sindicales.Asimismo, rechaza "el doble discurso" que a su juicio utilizó el sindicato, que "por un lado niega en reuniones con ejecutivos de Nestlé que su organización vincule a la empresa con hechos violentos y por otro lado inicia una acción legal basada en terribles y falsas acusaciones" ."El homicidio del señor Romero ha sido investigado y juzgado en los tribunales de Colombia y los culpables han sido condenados", concluye el máximo responsable de la multinacional, que recuerda que el sindicato colombiano "acusó a Nestlé de complicidad en el asesinato de sindicalistas en Colombia varias veces en el pasado y siempre ha fallado en sus acciones legales".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad