Naufragio del 'Costa Concordia' ya deja cinco muertos y 15 desaparecidos

Enero 16, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias

El domingo se encontró a una pareja viva dentro del barco. No aparecen siete tripulantes.

Tres personas -dos viajeros y un miembro de la tripulación fueron rescatados ayer con vida-36 horas después del siniestro, a la vez que fueron localizados los cadáveres de un español y un italiano, lo que eleva el número de fallecidos a cinco.El español fue identificado como Guillermo Gual, de 68 años y quien formaba parte de un grupo procedente de Palma de Mallorca (islas baleares, este español), según la unidad de crisis creada por las autoridades de Italia tras este accidente.El otro cadáver encontrado es del italiano Giovanni Masia, de 86 años, de Portoscuso (isla de Cerdeña), que viajaba con su esposa de 83 años, su hijo, la nuera y dos nietos.Los buzos de la Guardia Costera, que recorrían las entrañas de la nave bajo aguas turbias y frías, descubrieron los cuerpos que aún llevaban puesto el chaleco salvavidas en el punto de reunión para casos de emergencia, cerca del restaurante, donde numerosos pasajeros comían cuando el barco, con más de 4.200 personas a bordo, golpeó un arrecife o una roca cerca de la isla de Giglio, manifestó el comandante de la Guardia Costera, Cosimo Nicastro.Los rescatados son una pareja coreana -Hye Jim Jeong y Kideok Han, ambos de 29 años- que fue localizada en el interior de su cabina, en el puente octavo del crucero, de once plantas.La pareja, en viaje de novios, había subido al barco en Civitavecchia, a 70 kilómetros al norte de Roma, pocas horas antes del naufragio.El otro rescatado es el italiano Marrico Giampetroni, comisario jefe de a bordo del ‘Costa Concordia’, que fue localizado en una zona anegada y los bomberos tardaron en llegar hasta ella, ya que en la planta había paneles y otros materiales descolgados y en estado ruinoso, lo que hacía peligroso el rescate.De igual manera, fueron identificadas las dominicanas Raysa Otáñez y su hija Rayrub Torres Otánez, quienes embarcaron en la ciudad española de Barcelona y se encuentran hospedadas en el hotel Hilton de la ciudad de Fiumicino, a 47 kilómetros de Roma, y aunque presentan “ligeras contusiones musculares y dolor en el cuello” su estado general de salud es “normal”, aseguró en un comunicado el jefe de la diplomacia local, Carlos Morales Troncoso.Sin embargo, más de un centenar de bomberos y decenas de buzos continúan la carrera contra el tiempo para intentar localizar a las 15 personas que siguen como desaparecidas, de las que once son pasajeros y siete miembros de la tripulación.Entre ellas, la peruana Erika Soria, de 26 años que sigue sin ser localizada, sin embargo, uno de los sobrevivientes relató que vio a Erika saltar a una de las barcas hinchables, junto con otro peruano, pero no se sabe si llegó a tierra, pues nadie la volvió a ver. Mientras tanto, las autoridades mantienen retenido al capital italiano, quien afronta una investigación por homicidio involuntario y abandonar la nave, entre otros posibles cargos. De acuerdo con el código italiano de navegación, el capitán que abandone su nave en peligro puede recibir 12 años de cárcel. Los oficiales habían exhortado a Francesco Schettino a que regresara a su nave en momentos en que los pasajeros, desesperados y presas del pánico, huían del crucero, dijo ayer el portavoz de la Guardia Costera.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad