Nada está dicho en la carrera por la Presidencia de Estados Unidos

Octubre 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Nada está dicho en la carrera por la Presidencia de Estados Unidos

Pese a que en el último debate dan ganador a Obama, últimos sondeos dan cuenta de un empate técnico.

Demócratas y republicanos comienzan a gastar sus últimos cartuchos electorales en una reñida recta final de campaña que sigue al duro pulso del tercer y último debate realizado el lunes entre los aspirantes a la Casa Blanca para los comicios del próximo 6 de noviembre.El presidente de EE.UU. y candidato demócrata a la reelección, Barack Obama, emprendió en Florida, a escasos minutos de donde se celebró el último debate, una gira por seis estados (Florida, Ohio, Iowa, Colorado, Nevada y Virginia), que recorrerá en los próximos tres días y que incluye una parada en Chicago para votar por adelantado.Su rival Mitt Romney visitó Nevada, tras perder el debate sobre política exterior. Según analistas, pese a que el republicano prometió una política exterior más dura de llegar a la Casa Blanca, no pudo tirar la imagen de líder firme y reflexivo que edificó el actual Mandatario durante el ‘cara a cara’.Aún así Romney le sigue pisando los talones a Obama con un respaldo popular del 47 % en las últimas encuestas idéntico al del Presidente. De ahí que ambas campañas enfrenten dos semanas de vértigo, en las que no escatimarán esfuerzos para asegurar la victoria.Jim Messina, jefe de la campaña de Obama, dijo que movilizarán a miles de voluntarios en todo el país para entablar un diálogo con los electores, que implicará tocar a muchas puertas y realizar infinidad de llamadas telefónicas.“Creemos que en las últimas dos semanas importan menos los anuncios de televisión, aunque los nuestros son muy buenos, y más las conversaciones tú a tú en los estados bisagra sobre por quién debería votar la gente y por qué”, señaló Messina.En una muestra de lo mucho que está en juego, la campaña demócrata anunció ayer que en su gira de tres días Obama no perderá el tiempo ni a bordo del avión oficial Air Force One, desde donde llamará a votantes indecisos y a voluntarios demócratas en todo el país.Su discurso en Florida demostró también que seguirá tratando de minar la imagen de su rival, a quien presenta como un político de ideas cambiantes que no inspira confianza.“Anoche (lunes) dijo que respaldaba el capturar a Osama bin Laden, pero en el 2007 dijo que no removería Roma con Santiago para capturarlo”, afirmó Obama quien agregó que “yo le llamo a eso Romnesia”, una combinación de Romney y amnesia.Los republicanos dejaron claro que “entregarán todo” en estas dos semanas. “Continuamos trabajando como si fuera el primer día y lo entregaremos todo para ganar”, advirtió Sharon Castillo, de la campaña de Romney.Indicó, que al igual que los demócratas, Romney y sus correligionarios concentrarán esfuerzos en los estados más reñidos como Florida, Virginia, Carolina del Norte y Ohio.Los republicanos prevén atacar en mítines y anuncios electorales a los demócratas donde más les duele: la economía, un área en la que los portavoces de Obama reconocen debilidad.El menos visto El último debate entre el mandatario Barack Obama y su rival a la presidencia, Mitt Romney, fue el menos visto de los tres, con 59,2 millones de televidentes. El primero tuvo 67,2 millones de espectadores y el segundo, con 65,5 millones.Programado esta vez en lunes, el último “cara a cara” jugaba con desventaja: competía con una final televisada crucial de la Liga Nacional de Béisbol y con el último partido de la jornada de fútbol americano.Además, sobre la mesa estaba la política exterior del país, que influye poco en la decisión del votante estadounidense, según los sondeos.Temas de campañaLa gallina Abelardo (Caponata en España), los “archivadores llenos de mujeres” del republicano Mitt Romney y la alusión de Barack Obama a los “caballos y bayonetas” ironizando las críticas de Romney sobre de las Fuerzas Armadas enmarcaron los mejores momentos de los debates.La frase más recordada fue la de Romney cuando dijo que aunque le “encanta” Abelardo, no dudará en retirar las subvenciones a la televisión pública.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad