Musulmanes acuden masivamente a la peregrinación anual de La Meca

Musulmanes acuden masivamente a la peregrinación anual de La Meca

Septiembre 22, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

A pesar del accidente de septiembre pasado en el que murieron 109 personas luego que una grúa les cayera encima en la Gran Mezquita de La Meca, hoy se espera que más de dos millones participen en la peregrinación.

 [[nid:466090;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/09/la-meca-734_0.jpg;full;{Este martes miles de musulmanes se reúnen en la capital religiosa del Islam para cumplir con uno de los pilares de esta religión: peregrinar a La Meca siempre y cuando se tenga los medios económicos para hacerlo.Elpaís.com.co | AFP}]]Miles de musulmanes de todo el mundo se dirigían este martes a La Meca, en Arabia Saudí, desde la ciudad cercana de Mina, para celebrar el hach (peregrinación de los musulmanes a La Meca), una de las peregrinaciones más multitudinarias del mundo.  Se espera que casi dos millones de personas participen en el hach, que este año estuvo marcado por el accidente a principios de mes de una grúa que mató a 109 personas al caer encima de los fieles. "Es un regalo de Dios que nos ha elegido para venir aquí", explicó Walaa Ali, un egipcio de 35 años con lágrimas en los ojos. Junto a él, hombres y mujeres estaban sentados escuchando a los predicadores, que cuentan la historia y los rituales que hay que cumplir durante el hach. El primer día de la peregrinación se conoce como el día de Tarwiah, en el que los peregrinos solían dar a beber agua a sus animales y la almacenaban para dirigirse hacia el Monte Arafat, a unos 10 kilómetros de Mina, lugar desértico situado a unos 5 kilometros al este de la ciudad santa de La Meca en Arabia Saudita. Actualmente los peregrinos pasan este primer día rezando y recitando el Corán. La peregrinación culmina luego con el llamado día de Arafat.  Durante el hach los peregrinos tienen que respetar el ihram, un estado de pureza en el que no pueden llevar perfume, cortarse las uñas o afeitarse. Además los hombres tiene que vestirse con una túnica blanca que simboliza la resurrección y la unidad de todos los peregrinos, sin distinción de estatus social o nacionalidad. Las mujeres tienen que llevar vestidos anchos que cubran todo su cuerpo excepto la cara y las manos. La tradición se remonta a los tiempos del profeta Mahoma, hace unos 1.400 años, y es uno de los llamados cinco pilares del islam, los preceptos que los musulmanes deben cumplir a lo largo de su vida. Grandes medidas de seguridad  Tras varios accidentes graves, como estampidas o incendios que habían dejado centenares de muertos, las peregrinaciones de los últimos años se habían celebrado sin incidencias.  Pero el pasado 11 de septiembre una enorme grúa de las obras cercanas a la Gran Mezquita de La Meca se cayó a causa del viento y mató a 109 personas, entre ellas saudíes, nigerianos, malasios, indonesios e indios. El accidente puso en evidencia los riesgos del enorme crecimiento que ha tenido el principal lugar santo del islam, que está en continua expansión y ha sido apodado el Manhattan saudí. Arabia Saudí ha desplegado como cada año un enorme dispositivo de seguridad para prevenir entre otros incidentes posibles ataques yihadistas. Las autoridades temen posibles ataques del Estado Islámico, que en los últimos meses ha llevado a cabo atentados contra varias mezquitas del país. "Hemos tomado medidas para evitar actos de sabotaje de grupos terroristas durante la temporada de hach", dijo el general Mansur al-Turki, portavoz del ministerio del Interior, y anunció el despliegue de cerca de 100.000 policías.  Desde el pasado mes de marzo, Arabia Saudí lidera la coalición internacional en apoyo a las fuerzas leales al presidente en el exilio de Yemen, con bombardeos contra los rebeldes, apoyados por Irán.  Las autoridades también han tomado medidas para evitar nuevos casos entre los peregrinos del Síndrome Respiratorio de Oriente Medio (MERS por sus siglas en inglés), se trata de una enfermedad respiratoria grave que causa fiebre, tos y dificultad para respirar. MERS ha dejado más de 500 muertos desde 2012.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad