Murió asesino de dos periodistas que hacían transmisión en vivo en EE. UU.

Agosto 26, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

Los periodistas asesinados son el camarógrafo Adam Ward y la reportera Alison Parker. El hombre que cometió el crimen se disparó tras difundir dos videos en sus cuentas de Twitter y Facebook con imágenes del asesinato.

El hombre que este miércoles abatió a balazos en Virginia, Estados Unidos, a dos periodistas de una cadena local de televisión mientras transmitían en vivo, murió a raíz de una herida de bala que él mismo se infligió, indicaron autoridades locales.

"El sospechoso de ser el autor de los disparos murió en el hospital de Fairfax Inova, en el norte del estado de Virginia, como consecuencia de una herida de bala que él mismo se infligió", declaró el sherif del condado de Franklin durante una conferencia de prensa. 

De acuerdo con Jeffrey Marks, el gerente del canal, los periodistas asesinados son el camarógrafo Adam Ward, de 27 años, y la reportera Alison Parker, de 24.

El hombre, identificado como Vester Flanagan, empleado del canal para el que trabajaban las víctimas, se disparó tras difundir dos videos en sus cuentas de Twitter y Facebook con imágenes del asesinato.

De acuerdo con el gobernador de Virginia, Terry McAuliffe, citado por la cadena de radio WTOP, podría tratarse de "un empleado descontento con la cadena".

El incidente desató una cacería en busca del agresor y llevó a un cierre de las instalaciones de los colegios locales, ante temores de un nuevo episodio de violencia. McAuliffe dijo en Twitter estar "consternado por estos asesinatos sin sentido".

[[nid:457448;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2015/08/periodistas-asesinados.jpg;full;{Según informaron las directivas del canal, los periodistas asesinados son el camarógrafo Adam Ward y la reportera Alison Parker. Foto: Elpais.com.co | AFP}]]

En las imágenes filmadas por el camarógrafo de WDBJ-TV  (afiliada a CBS) antes de morir se ve a la periodista, sonriente, entrevistando a una mujer en el centro turístico Bridgewater Resort, en la ciudad de Moneta, cerca de Roanoke, en el sur de Virginia.

De pronto se escuchan varios disparos, luego la cámara cae al suelo y filma las piernas del agresor, que mata fuera de cuadro a la periodista, de quien solo se escuchan los gritos.

La imagen congelada muestra al agresor vestido con ropa oscura, apuntando al suelo con su arma. Su rostro se ve borroso.

La mujer que Parker estaba entrevistando -Vicki Gardner, titular de la Cámara de Comercio de Smith Mountain Lake- resultó "gravemente herida", dijo el senador de Virginia Tim Kaine.

Tras el tiroteo, las imágenes volvieron a los estudios del canal para mostrar a una perpleja conductora del noticiero. "No estoy segura de qué ocurrió, les informaremos en cuanto sepamos de dónde provienen esos sonidos", señala.

"Solo estaban haciendo el trabajo del día", dijo Jeffrey Marks al confirmar la muerte de los periodistas a los telespectadores.

"No sabemos el motivo. No sabemos quién es el sospechoso o quién es el asesino", agregó el gerente del canal que tiene sede en Roanoke.

Sostuvo además que los dos periodistas asesinados "estaban enamorados de otros miembros del equipo" del canal.

El presentador del noticiero Chris Hurst dijo poco después en Twitter que él y Parker estaban "muy enamorados" y dijo estar "paralizado".

"Acabábamos de mudarnos juntos", sostuvo, e indicó que estaban conviviendo hacía nueve meses. Fueron "los mejores nueve meses de nuestras vidas" y "queríamos casarnos", indicó.

"Trabajaba con Adam todos los días. Eran un equipo. Estoy desconsolado por su novia", añadió Hurst.

La novia de Ward, Melissa Ott, productora en el canal de televisión, se encontraba en la sala de control de la estación cuando tuvo lugar el tiroteo y vio cómo se desarrollaron los acontecimientos, dijo Marks.

Ott estaba en su último día de trabajo en el canal, pues se mudaba a otra estación en otra ciudad, por lo que se había organizado una fiesta de despedida con sus colegas de WDBJ-TV.

Todo esto "es difícil de creer", agregó el gerente. "Este iba a ser un día de celebración por el tiempo que trabajó aquí y para desearle buena suerte", indicó.

El tiroteo tuvo lugar cerca del lugar donde un hombre mató a 32 personas en el campus de Virginia Tech en 2007, antes de suicidarse. 

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad