Multitudinarias manifestaciones en Río de Janeiro, Brasil, dejaron 62 heridos

default: Multitudinarias manifestaciones en Río de Janeiro, Brasil, dejaron 62 heridos

Las manifestaciones de la noche del jueves en Río de Janeiro obligaron a la presidente Dilma Rousseff a conovocar un Consejo extraordinario para evaluar la situación. La Fifa descartó la suspensión de la Confederaciones.

Multitudinarias manifestaciones en Río de Janeiro, Brasil, dejaron 62 heridos

Junio 21, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Resumen de Agencias
Multitudinarias manifestaciones en Río de Janeiro, Brasil, dejaron 62 heridos

Policías y manifestantes se enfrentaron en las calles, luego de que alrededor de un millón de brasileños salieron a las calles de más de 80 ciudades del país en las manifestaciones más grandes contra un gobierno.

Las manifestaciones de la noche del jueves en Río de Janeiro obligaron a la presidente Dilma Rousseff a conovocar un Consejo extraordinario para evaluar la situación. La Fifa descartó la suspensión de la Confederaciones.

La protesta por mejores servicios públicos que congregó en la noche del jueves a cerca de 300.000 personas en Río de Janeiro degeneró en un choque entre grupos de manifestantes y policías que dejó 62 heridos, 10 detenidos y rastros de destrucción en el centro de la ciudad, dijeron este viernes fuentes oficiales brasileñas.Pese a que la multitud en Río de Janeiro marchó de manera pacífica, la manifestación terminó violentamente cuando un pequeño grupo supuestamente intentó invadir la sede de la alcaldía.La policía, atacada a pedradas, reprimió a los manifestantes violentos con gases lacrimógenos y balas de goma, y protagonizó una verdadera batalla campal que se extendió por varias calles.Algunos de los manifestantes, dispersados por los agentes antidisturbios, se dirigieron hacia diferentes locales del centro de la ciudad y en su camino destruyeron señales de tránsito, bienes públicos, autobuses y agencias bancarias, y encendieron fogatas en recipientes de basura con las que intentaron bloquear las vías.Uno de los palcos del llamado Terreirao do Samba, una explanada utilizada para bailes populares, fue incendiado, así como una cabina de policía.La confusión fue aprovechada por algunas personas para saquear almacenes. Otro grupo saqueó un vehículo de una red de televisión al que después le prendió fuego.La policía persiguió a los manifestantes en diversas calles, llegó a cercar a unas 200 personas refugiadas en una universidad pública y lanzó gases lacrimógenos hasta en Lapa, un barrio bohemio que concentra numerosos bares y del que decenas de clientes tuvieron que huir despavoridos.La manifestación de Río de Janeiro fue la mayor entre las que comenzaron la semana pasada en todo el país y que tan sólo anoche movilizaron a más de un millón de personas en al menos 80 ciudades.Además de Río de Janeiro, también se registraron enfrentamientos con la policía en las manifestaciones realizadas en ciudades como Brasilia, Campinas, Porto Alegre, Vitoria y Salvador.La presidenta Dilma Rousseff convocó a una sesión de emergencia de su gabinete para este viernes por la mañana, más de una semana después de que comenzaron las protestas. Rousseff, quien tiene un estilo de gobierno reservado, se mantenido prácticamente fuera del ojo público, y sólo hizo una declaración a principios de semana acerca de que las protestas pacíficas eran parte del proceso democrático. Por su parte la Fifa aseguró que no contempla cancelar la Copa Confederaciones debido a las violentas protestas que ocurren en Brasil. "Ni la Fifa ni el COL (comité organizador local) han siquiera discutido la posibilidad" de cancelar el torneo que sirve como ensayo para el Mundial de 2014, indicó la Fifa en un comunicado. "Ni la Fifa ni los organizadores locales hay hablado de esa posibilidad" .Una de las quejas más comunes de los manifestantes es por la inversión de miles de millones de dólares en estadios con miras a la Copa Mundial del año que viene y los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro del 2016. El gobierno proyecta invertir 13.300 millones de dólares en estadios, renovaciones de aeropuertos y otros proyectos relacionados con la Copa Mundial. "Queremos hospitales y escuelas entre los requisitos de la Fifa" , decía un cartel en las afueras del estadio Maracaná de Río el jueves, antes del partido de España con Tahití. El presidente de la Fifa Joseph Blatter ha exhortado a los manifestantes a "no usar el fútbol para promover sus demandas" . Las protestas comenzaron la semana pasada en Sao Paulo, exclusivamente contra la subida de las tarifas de transporte público, pero ganaron otras reivindicaciones, como mayores inversiones en la salud y la educación pública, y críticas a los elevados gastos del Gobierno para organizar eventos como el Mundial de fútbol de 2014.Pese a que varias alcaldías, incluyendo las de Sao Paulo y Río de Janeiro, ya anunciaron la reducción de los pasajes de autobús, metro y tren, los manifestantes mantuvieron sus protestas y las de hoy fueron las más numerosas hasta ahora.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad