Muertos por conflicto maoísta en 2010 fueron 1.169

Enero 04, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

Según el Gobierno indio, la mayoría de las víctimas son civiles.

El Gobierno indio situó este martes en 1.169, la mayoría civiles, el número de víctimas mortales ocurridas en el año 2010 en el marco del conflicto entre el Estado y la guerrilla maoísta, y subrayó que han aumentado los actos violentos de la insurgencia.El ministro indio del Interior, P. Chidambaram, precisó en una rueda de prensa en Nueva Delhi que al menos 285 miembros de las fuerzas de seguridad y 171 insurgentes perdieron la vida en choques durante el pasado año, en el que también fallecieron 713 civiles, todos -según el ministro- a cargo de los maoístas.Chidambaram no ofreció datos de bajas de civiles por fuego de las fuerzas del orden, según el comunicado de su comparecencia ante la prensa."Es aparente que (los maoístas) no sólo han rechazado la oferta de diálogo, sino que han aumentadoo el conflicto", subrayó el titular de Interior.Las cifras reflejan un notable aumento respecto a 2009 en cuanto a civiles muertos (591 entonces), aunque también arrojan un ligero descenso en el número de guerrilleros y miembros de las fuerzas de seguridad fallecidos en enfrentamientos, con 219 y 317 respectivamente.Los maoístas, que han sido calificados como la mayor amenaza interna del Estado por el primer ministro, Manmohan Singh, tienen sus bastiones en el llamado "cinturón rojo" de la India, una franja de territorio en el centro y el este del país.En estos territorios, donde cuentan con campos de entrenamiento, buscan el apoyo del campesinado para imponer una revolución agraria de corte maoísta.El Gobierno del gigante asiático ha instado a lo largo de 2010 a la guerrilla maoísta a iniciar un diálogo para que sus integrantes abandonen las armas, aunque por el momento no ha obtenido una respuesta afirmativa al respecto.En su comparecencia de hoy ante la prensa, Chidambaram hizo referencia además a la situación de la seguridad en las regiones del noreste, unidas al resto del paÍs por apenas una lengua de tierra, en las que operan una veintena de grupos armados separatistas, que recurren a ataques y atentados para hacer oír sus demandas."El descenso de la violencia experimentado en 2009 continuó en 2010. La mayoría de los grupos insurgentes están entablando diálogo con el Gobierno o a punto de iniciar conversaciones", expuso el ministro, quien se mostró confiado de que en 2011 se alcanzarán acuerdos con muchas de estas organizaciones, a las integrará en el ámbito político-social.Según sus datos, en las regiones nororientales perdieron la vida el año pasado 20 miembros de los cuerpos de seguridad, 94 civiles y 247 insurgentes separatistas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad