Muerte de Hugo Chávez, un gancho electoral que Maduro no desaprovechará

Marzo 10, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López, enviado especial de El País a Venezuela
Muerte de Hugo Chávez, un gancho electoral que Maduro no desaprovechará

Fotografía cedida por la presidencia de Venezuela muestra al vicepresidente del país, Nicolás Maduro (i), saludando a los diputados, creca del líder de la Asamblea Nacional, Diosdado Cabello (d), el viernes 8 de marzo de 2013, durante la toma de juramento como presidente encargado, en Caracas (Venezuela).

Para muchos sectores, el presidente (e) y candidato Nicolás Maduro ha sacado provecho de la muerte de Hugo Chávez, quien tuvo el mando de Venezuela por 14 años.

Aunque el fallecimiento del presidente Hugo Chávez tiene conmocionada a media Venezuela y sumidos en el dolor a sus familiares, amigos y seguidores, el homenaje póstumo que el Gobierno preparó fue interpretado como un cortejo pro-lanzamiento de la candidatura presidencial del hoy mandatario encargado, Nicolás Maduro. Arropado en el fervor y la emoción popular, el sucesor del fallecido Presidente ha aprovechado milimétricamente cada uno de los actos mediáticos del funeral para posicionarse y generar la recordación entre los chavistas de que fue él la persona a quien encargó en vida Chávez para llevar adelante su proyecto socialista.Lo ha hecho reiteradamente desde el día de la muerte de Chávez, cuando convocó a la prensa nacional e internacional para anunciar su supuesta gravedad, cuando al parecer ya este había fallecido. Incluso, entre los chavistas se rumora que fue la madre del Mandatario la que presionó a Maduro para que anunciara al país la verdad.Para la diputada opositora María Corina Machado es un espectáculo lamentable que en un momento como este, termine siendo el oportunismo político de Nicolás Maduro el factor predominante en los actos públicos.Fue también el ahora Presidente quien lideró la marcha fúnebre hasta la Academia Militar, ha enlazado los medios oficiales y privados para enviar mensajes a los venezolanos, entregó a la familia del Presidente la réplica de la espada de Bolívar y dispuso un bus de dos pisos frente a la entrada del salón de velación para dar la bienvenida a los visitantes, enviar mensajes de aliento a los chavistas, recordar anécdotas junto a Chávez, atacar a la oposición y recitar discursos antiimperialistas.En las redes sociales es tema de discusión la sobreexposición de Maduro frente a las pocas veces que se ha visto a los padres o los hijos de Chávez. Incluso, de cómo la muerte del Mandatario ha sido aprovechada para traer a Caracas personas de todos los rincones del país para despedir a Chávez y sumarlos de paso al cortejo de lanzamiento de la campaña de Maduro.Raúl Ramírez, politólogo venezolano, aseguró que es evidente que Maduro viene, desde antes de las exequias, haciendo campaña. “Incluso, antes de anunciar la muerte, ya venía con acciones donde se promociona él y deja de lado la figura de Chávez. Y con el discurso que dio en el funeral y en su juramentación como Presidente, es evidente que desde que murió Chávez está oficialmente en campaña”, indicó.De hecho, los enormes patios de la base militar de Fuerte Tiuna, donde está el cuerpo de Hugo Chávez en capilla ardiente, están cubiertos por millones de volantes en los que se ve al Mandatario antes de su último viaje a Cuba y la frase que dice: “Si se presentara alguna circunstancia sobrevenida que a mí me inhabilite para continuar al frente de la Presidencia de la República… y se obligue a convocar a elecciones presidenciales como lo manda la Constitución, ustedes elijan a Nicolás Maduro como Presidente de la República. Yo se los pido de corazón”.Para Eligio Rodríguez, líder universitario, nada de lo que se ha visto hasta ahora con la despedida del Presidente ha estado desprovisto de cálculo político. “Ni siquiera la presencia de algunos jefes de Estado que llegaron al país para acompañar y legitimar decisiones absurdas como las del Tribunal Superior de Justicia de permitir a Maduro asumir la Presidencia y que a su vez, sea candidato presidencial”.Su comentario obedece al concepto del Tribunal de Justicia, que el viernes avaló que Maduro sea Mandatario (e) y candidato a autosucederse.En otro absurdo de la justicia venezolana, según especialistas, lo que se determinó es que Maduro convoque a su gusto las elecciones en las que él será candidato y han ignorado el Artículo 229 que dice que un vicepresidente en ejercicio está inhabilitado para aspirar a la Presidencia.Pese al respeto que la oposición ha tenido del luto nacional, este hecho generó la reacción airada de Capriles, quien cuestionó que en un día no laboral, el único tribunal que trabajó fue el de Justicia y para producir un fallo y dejar a Maduro al frente del Ejecutivo.El dilema de la oposiciónAunque la MUD le pidió ayer a Capriles que sea su candidato presidencial, en el mismo Gobierno y en algunos sectores temen que este no acepte. Jorge Racines, líder del Movimiento Primero Justicia, dijo que la oposición tiene una lección aprendida y que pecan de ingenuos quienes creen que van a repetir los errores del pasado y que no se presentarán a elecciones solo porque no hay garantías. “Es el propio Maduro el que vende esa idea, pero es que sin garantías ganamos un referendo, tenemos cerca del 50 % de apoyo legítimo y superamos en votos al oficialismo en las legislativas”.Maduro, durante su posesión, dijo que oposición no iba a presentar candidato. Horas antes en Twitter, Diosado Cabello sugirió lo mismo.El general Fernando Ochoa Antich aseguró que la oposición no ha pensado en abstenerse de las elecciones. “Escuché a Maduro opinando sobre lo que no debe en asuntos de la oposición y diciendo que hay sectores que piensan que no se debe asistir a los comicios. Yo creo que sí hay que hacerlo, recalcando esas grandes desventajas, esa manipulación oficialista y ese desequilibrio que existe en Venezuela”.Sin embargo, otros analistas consideran que la MUD no debería participar en los comicios. Primero, porque no hay garantías para acudir a una cita en la que el Presidente será candidato y explotará la imagen de Chávez para obtener una masiva votación. Y segundo por razones políticas, pues con el impacto que causó la muerte de Chávez, sus seguidores saldrán masivamente a votar por Maduro.“Un personaje con el carisma y el potencial que tiene Henrique Capriles no puede exponerse a una derrota humillante, que podría truncar su futuro político”, manifestó un analista que pidió reserva de su nombre.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad