Mueren cinco bomberos y desaparecen dos en incendio en Chile

Enero 05, 2012 - 12:00 a.m. Por:
AP

El viento en la zona llega a los 60 kilómetros por hora y hace cambiar bruscamente la dirección de las llamas.

Cinco bomberos que combatían uno de los incendios forestales, algunos supuestamente intencionales, que afectan a localidades del sur chileno murieron el jueves, dos están desaparecidos y dos más han sufrido quemaduras graves, informó el gobernador de Cautín, Miguel Mellado. Un décimo socorrista que estaba desaparecido fue ubicado ileso, informó Mellado. El presidente Sebastián Piñera aventuró la teoría de que el origen de algunos de los incendios es intencional."Tenemos información confiable que nos hace presumir que detrás de estos incendios ha habido una intencionalidad criminal", dijo en rueda de prensa en el palacio presidencial. El martes último el ministro del Interior, Rodrigo Hinzpeter, dijo que dada la gran cantidad de incendios, que en un momento llegaron casi a cincuenta, varios podrían ser intencionales. Piñera aludió a seis muertos, pero Mellado ha mantenido en cinco el número de muertos. El alcalde de Carahue, Pedro Vera, dijo que ellos siguen manejando la cifra de cinco fallecidos."El viento los encerró y las llamas pasaron por encima de ellos", explicó Mellado, quien agregó que los socorristas combatían un incendio en una zona de laderas de la Cordillera de la Costa, en la comuna de Carahue, 730 kilómetros al sur de Santiago. Los socorristas muertos trabajaban para la compañía forestal Mininco, en una zona donde no hay localidades habitadas. El viento en la zona llega a los 60 kilómetros por hora y hace cambiar bruscamente la dirección de las llamas. La situación se agrava por las altas temperaturas que en la zona se elevan a 31 grados centígrados, lo que es bastante para el sector centro sur. Para los próximos días se han pronosticado temperaturas de más de 34 grados. En la sector centro sur chilena hay varios siniestros forestales activos y centenares de bomberos, empleados de empresas forestales y personal de las fuerzas armadas trabajan hace días en la extinción de las llamas. Unos 200 kilómetros al norte de Carahue, en la región del Bío Bío, aún se combate uno de los peores incendios forestales de la temporada, que consumió más de 30.000 hectáreas de bosques nativos, quemó unas 160 casas, mató a un anciano que se negó a abandonar su vivienda. Una persona permanece desaparecida. Al comienzo de la temporada estival, en diciembre, las empresas forestales contratan a miles de personas para que trabajen como socorristas en caso de incendios y no todos tienen la preparación requerida. Los últimos días de diciembre estalló un gran incendio en el parque nacional Torres del Paine, 3.100 kilómetros al sur de Santiago, que arrasó más de 13.000 hectáreas de bosques nativos y matorrales, que se extendió con una velocidad inusitada por la velocidad de los vientos, que en momentos llegaron a 100 kilómetros por hora. Por este siniestro fue detenido un turista israelí, Rotem Singer, 23 años, a quien sus compañeras de excursión acusaron de haber quemado un papel higiénico después de usarlo, el que no habría quedado bien apagado. Mientras se desarrolla la investigación judicial, Singer tiene prohibido abandonar la zona y el país. Piñera dijo que el gobierno presentará una querella criminal en virtud de la severa Ley Antiterrorista, legada por la pasada dictadura militar, 1973-1990, contra quienes sean encontrados culpables de iniciar algún siniestro. Esta norma aumenta en varios grados las penas y permite largos períodos de prisión mientras se investiga y avanza el juicio. Torres del Paine es una reserva de la biosfera y tiene una extensión de 181.000 hectáreas que anualmente son visitadas por unas 150.000 personas, un 75% extranjeros. En el combate de este incendio colaboran bomberos de Argentina y Uruguay.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad