Movimiento opositor de Egipto dice que los acuerdos del domingo son insuficientes

Febrero 06, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Agencia EFE

Dirigente de grupo islámico señaló que el diálogo todavía no conduce a nada. Los opositores se reunieron con el vicepresidente Omar Suleimán. En la plaza de Tahrir cristianos y musulmanes se congregaron para orar por Egipto.

Los Hermanos Musulmanes de Egipto afirmaron que los acuerdos anunciados al final de la reunión mantenida hoy por la oposición con el vicepresidente Omar Suleimán "no son suficientes" y que el encuentro "sólo fue un primer paso"."La reunión de hoy es tan sólo un primer paso para examinar al régimen y ver si realmente tiene buenas intenciones", afirmó en una rueda de prensa el dirigente de la organización islámica Saad Katatni, que participó en el encuentro, el primero de los Hermanos Musulmanes con un representante del Gobierno desde que estalló la revuelta popular en Egipto."El diálogo todavía no conduce a nada (...). La mayoría de las peticiones no han sido respetadas", afirmó.Entre esas demandas citó la renuncia de Mubarak, una exigencia que venían poniendo los grupos de la oposición como condición previa para cualquier diálogo con las autoridades egipcias.Pero ahora, según aclararon los dirigentes del grupo islámico, Egipto vive "en una nueva legitimidad", ya que el régimen de Mubarak "si está, es tan sólo de una manera física" .Mubarak anunció recientemente que no tenía intención de presentarse a las elecciones presidenciales de septiembre. De hecho, nombró a un vicepresidente, Suleimán, para ocupar un puesto vacante desde que llegó al poder en 1981."Es un momento que los Hermanos Musulmanes no podemos dejar pasar", afirmó Katatni, quien dijo que su presencia en el diálogo impulsado por el Gobierno busca "dar garantías a los derechos de la revolución".En la reunión de hoy, según el comunicado oficial difundido a su término, las partes acordaron realizar reformas constitucionales y poner fin a la Ley de Emergencia, vigente en el país desde 1981.Se decidió en concreto la reforma de los artículos 76 y 77 de la Carta Magna, que estipulan los requisitos para ser candidato presidencial, y el número de mandatos que puede tener el jefe de Estado.Estos acuerdos, según el mismo comunicado, se han alcanzado para "llevar a cabo la transición del poder de manera pacífica de acuerdo con la Constitución".Cristianos evangelistas se unen en oración con musulmanesVarios predicadores y el coro de una iglesia evangelista egipcia se desplazaron hoy a la céntrica plaza cairota de Tahrir para rezar por Egipto y pedir junto a los musulmanes el fin del régimen del presidente Hosni Mubarak."Bendice a mi país que está escuchando nuestra oración", cantó el grupo por los altavoces de la plaza ante de miles de personas, muchos de los cuales se unieron al coro y aplaudieron con la música.A pesar de la posición del Papa Shenuda III de los coptos ortodoxos -que constituyen la mayoría de los cristianos egipcios-, opuesta a la participación de los cristianos en las manifestaciones, este grupo de evangelistas centró hoy la atención de los manifestantes de Tahrir."La oración sólo no es suficiente y necesitamos estar presentes en la calle", dijo a Efe Labib Meshrequi, la voz principal del grupo."Tenemos que participar con los musulmanes en las protestas, porque al final somos egipcios", aseguró Meshrequi, quien destacó que esa es la postura de su iglesia evangelista, distinta a la que defiende oficialmente la iglesia copta.Los manifestantes gritaron eslóganes ecuménicos como "musulmanes, cristianos, tenemos las mismas peticiones", "Mahoma, dile a Jesucristo que todos estamos con la iglesia" o "la media luna con la cruz, vete (Mubarak), presidente de las torturas".Los participantes en la ceremonia religiosa tienen previsto repetir este acto cada domingo en la plaza Tahrir hasta que Mubarak deje el poder, como afirmó a Efe Girgis Nadi, uno de ellos."Ha llegado el día en que la iglesia ha salido de sus cuatro paredes y ha venido a la calle para formar parte de la sociedad. Vamos a estar aquí hasta que se vaya Mubarak", añadió.Entre los musulmanes que aplaudían al grupo, Mona Mahmud, una joven con velo, destacó que los cristianos estaban con los musulmanes desde el primer día de las manifestaciones, el pasado 25 de enero.Mahmud aseguró que la presencia oficial de una iglesia en la plaza "es un paso muy positivo, que ha ayudado a impulsar la unidad entre los musulmanes y los cristianos".El papa Benedicto XVI pide por la tranquilidadBenedicto XVI expresó hoy su preocupación por la situación en Egipto e hizo votos para que ese país "recobre la tranquilidad y la convivencia pacífica", teniendo en cuenta el bien común de todos sus ciudadanos.El papa hizo esta manifestación, la primera pública sobre la situación en Egipto, ante varios miles de personas que asistieron en la plaza de San Pedro al rezo del ángelus dominical."En estos días sigo con atención la delicada situación de la querida nación egipcia. Pido a Dios que esa tierra, bendecida por la presencia de la Sagrada Familia, recobre la tranquilidad y la convivencia pacÍfica, teniendo en cuenta el compromiso compartido para el bien común", dijo el Obispo de Roma.Las relaciones entre la Santa Sede y Egipto atraviesan un enfriamiento después de que el pasado 11 de enero, el Gobierno egipcio llamara a consultas a su embajadora en el Vaticano por las manifestaciones de Benedicto XVI sobre el atentado contra una iglesia en AlejandrÍa, en el que murieron 23 cristianos coptos.El 1 de enero, horas después del atentado, Benedicto XVI denunció la persecución que sufren los cristianos y pidió a los responsables de las naciones tutelar los derechos de esta comunidad y frenar la intolerancia religiosaEl Gobierno egipcio consideró esas palabras una injerencia en sus asuntos internos.El Vaticano también está "preocupado" por las relaciones con los musulmanes, después de que Al Azhar, la institución más prestigiosa del mundo musulmán, con sede en El Cairo, congelara el 20 de enero el diálogo con la Santa Sede en protesta, asimismo, por las declaraciones del Papa por el atentado de Alejandría.Al Azhar justificó su decisión alegando a "las repetidas declaraciones negativas" de Benedicto XVI sobre el islám y sobre la "supuesta discriminación" que sufren los fieles de otras confesiones en Oriente Medio.El cardenal Jean Louis Tauran, presidente del Consejo Pontificio para el Diálogo Interreligioso, expresó hace varios dÍas su "preocupación" y dijo que le gustaría "entender bien" cuáles son los motivos que llevaron a Al Azhar a tomar esa decisión.En su llamamiento de hoy, Benedicto XVI no hace referencia alguna a los gobernantes egipcios, sino que se dirige directamente a Dios para pedir la pacificación de Egipto.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad