Monjes brasileros dicen que la Virgen María hace apariciones promoviendo la paz

Octubre 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Alda Mera, reportera de El País
Monjes brasileros dicen que la Virgen María hace apariciones promoviendo la paz

Monjes y monjas de la Orden Gracia Misericordia, en la ceremonia de devoción a la Virgen, en su “aparición pública” en Cali, el pasado 13 de octubre.

La historia la cuenta Benedetto, uno los 20 monjes de la comunidad que organizó en Cali una vigilia de oración por la paz y una ceremonia de devoción mariana el pasado 13 de octubre.

Cuando Fray Elías era niño empezó a tener visiones:  una señora aparecía encima de un árbol de su casa. Él no comprendía ese hecho  y pasaba corriendo para evitar esa experiencia.

En su juventud, conoció a Madre María Shimani, una monja franciscana de Uruguay, quien vivenciaba visiones marianas similares. Ella se convirtió en su instructora y así Fray Elías comprendió que su misión era  dedicarse a la oración, la contemplación y a llevar los mensajes que la Virgen María le empezó a transmitir.

María Shimani y él crearon la Orden Gracia Misericordia, en Figueira, Brasil, para dedicarse al servicio y el estudio espiritual por medio de la consagración de su vida a Dios en un monasterio en esa ciudad brasileña, con el propósito de que los  seres humanos podamos vivir en la paz y la fraternidad.

En 2007, el joven comenzó a canalizar su gracia y a tener una aproximación más cercana con la Virgen María para recibir sus mensajes. Solo que en 2011 les ordenó empezar una peregrinación por el mundo para comunicar estos mensajes “a todos sus hijos porque necesitaba llegar a cada corazón”. Entonces comenzaron a realizar vigilias de oración, donde la Virgen hace “apariciones públicas”.

“Nos puso una misión: nos invitaba a apoyarla en la búsqueda de la paz del mundo y  el 21 de mayo de este año nos pidió empezar una campaña por la paz de las naciones”, afirma  fray Benedetto, único monje autorizado para dar declaraciones, mientras Fray Elías permanecía en oración contemplativa para el momento de la aparición, la noche del 13 de octubre.

La historia la cuenta Benedetto, uno los 20 monjes de la comunidad que organizó en  una casa en Pance, sur de Cali, dicha vigilia de oración por la paz y una ceremonia de devoción mariana el pasado 13 de octubre. Allí la Madre Universal, como la llaman ellos, ratificó su mensaje de paz a través de Fray Elías, según ellos, devotos de la comunidad y unos 400 asistentes que lo presenciaron.

“Ese 21 de mayo anunció su aspiración de estar con sus hijos de Colombia y mencionó a Cali, por eso vinimos”, dice Regina Celli Pratta, periodista deportiva en un diario de Sao Paulo, hasta que se hizo residente de la congregación, de la cual es asesora de prensa y traductora.

“Ella (la Virgen) movilizó toda la  Red Luz e hicimos un esfuerzo para conseguir su pedido”, dice Carolina Echeverri, hija de Yolanda Jiménez, directora del grupo Misericordia en Cali, uno de 300 en 28 países, la mayoría en Latinoamérica y hasta Noruega, Portugal y España. En Colombia, los hay en las capitales principales hasta en Pereira, Popayán e incluso, Caloto, Cauca.

Respecto a si su petición de venir a Colombia podía influir en los corazones de los colombianos para el proceso de paz que intenta el país, fray Benedetto fue claro: “Para nosotros fue una sorpresa que hubiese pedido venir a Colombia, el primer país en esta campaña por la paz,  no estamos enterados de nada de noticias, pero hay muchos misterios, ella hace una limpieza muy profunda en el inconsciente colectivo de la nación, y en esa  purificación se puede reflejar ese tema”, explicó.

“La Virgen puede interceder por nosotros, necesita que pidamos por las naciones, por los pueblos, es una tarea espiritual muy importante por la oportunidad que da a cada comunidad de recibir sus mensajes a través de los videntes, que son canales que ella eligió para trabajar por la paz en los sitios de  conflicto, como en el Medio Oriente, por ejemplo”, agrega  Nadjana,  integrante de la Red Luz en Brasil, que vino a  Cali.

Por eso, en sus vigilias rezan el Ave María en 30 idiomas –a los orantes les dan un cuadernillo con todas las versiones– desde los latinos, anglo, eslavos, africanos, mandarín, japonés, hasta lenguas autóctonas, comenta Amarista, también de la Red Luz que vino desde Brasil.

La campaña por la paz es un impulso para que podamos unirnos;  intentamos contribuir para que la Virgen pueda interceder por la paz de  naciones y  pueblos  que hablan los 30  idiomas en los que oramos”, Amarista.

Igualmente,  la orden Gracia Misericordia se declara de carácter ecuménico y se puede pertenecer a ella, sin renunciar al credo o doctrina religiosa que profese, aunque la mayoría siguen siendo católicos porque es la fe de la que provienen.

“María ha indicado que seamos ecuménicos para acoger a todos sus hijos. Respetamos todas las formas de credo, ella es la Madre Universal y necesita que su instrucción llegue a todos”, dice fray Benedetto. 

Amarista aclara que cuando  la mente se proyecta a través de las religiones hay muchas dificultades y es difícil lograr la unidad. “En cambio, cuando todos se unen para servir al prójimo, se puede vivir la paz, lo fraterno. Vivir esa unión en el servicio es el ecumenismo”, sostiene.

“Benedetto significa bendecido para vivir mi apostolado”, dice el monje, señalando que la Virgen lo llamó para esta misión porque “ella elige a los peores para que la transformación sea más evidente y para que trabajemos con la humildad”.

Se refiere a que antes de convertirse en monje, él era virtuoso, pero de la guitarra en una banda musical en Brasil y  tenía un estudio de grabación. Alguna vez escuchó uno de los viejos cassettes con las enseñanzas del filósofo Trigueirinho y pensó que podía ayudarles a mejorarles la calidad al sonido, remasterizándolos. Y así conoció la comunidad,  por la que  cambió  su look de rockero por  el hábito que lo conecta  con la devoción mariana.

Pero, ¿cómo es ese instante de la “aparición pública” de María?  Todos entran en una especie de conducción externa e interna de  silencio-oración mientras una coral interpreta música religiosa o muy armónica, “porque a través de la belleza es que María  toca los corazones”.  

Relatos del vidente Fray Elías dicen que los ángeles de la Madre Universal están en el aura del planeta y ella comienza a entrar en él. “Antes de la aparición de la Virgen, él está en contacto con sus ángeles y arcángeles que  van preparando un canal para crear esa condición donde lo material y lo espiritual se unen y hacen click”, explica Fray Benedetto.

Luego, Fray Elías anuncia la presencia de la Madre Divina y ve los portales abriéndose. Él se levanta y camina hacia el lugar donde ella aparece, que puede ser un árbol, el altar, o donde ella elija, y comienza a comunicar lo que  le transmite. “Nadie la ve, solo el vidente, pero algunos  dicen que sí la ven. Es una experiencia de contacto interno, de plenitud, de paz, recogimiento, y no la vemos, pero la sentimos”, dice Martha Lucía Durán, una de las asistentes en Cali a la aparición.

No obstante, el padre José González, aclara que la  Arquidiócesis de Cali no fue organizadora del evento ni estaba enterada del mismo. “La Iglesia Católica respeta estas manifestaciones, pero es cautelosa y prudente, no descalifica a nadie, pero no es la primera que corre, sino que  se demora en la vía”, declaró al El País.

El sacerdote católico reflexionó que “quién nos garantiza que sí es la Virgen María la que está enviando los mensajes, porque esas experiencias pueden ser muy subjetivas. Hay gente que ve y oye cosas, pero no hay la certeza de que sea ella” y reiteró su mensaje de prudencia y silencio:  “El bien no hace mucho ruido y el ruido no hace mucho bien”, sentenció.

Luis Miguel Valderrama, otro de los devotos marianos en Cali, opina que se necesita trabajar mucho en la oración para que se abra un canal y  descienda la gracia, la humildad y la paz y así abra los corazones.

“No nos podemos sentar a esperar que la Iglesia apruebe las apariciones; de hecho, la de Medjudori aún no lo está, pero ya ha hecho milagros; los conflictos están en todo el mundo y requieren mucha oración”,  dice este fiel, que sigue siendo católico, apostólico y romano.

Datos marianos

Fray Elías, nacido en Figueira, Brasil, y había leído al filósofo brasileño José Trigueirinho Netto, experto en expansión de la conciencia y transmutación.A la vigilia en Cali  llegaron devotos de Yopal, de Bucaramanga, de Ecuador y hasta de Nicaragua, como Alba Azucena Palacios.Ya hay demostraciones científicas del poder de la oración, como los cristales de agua que adquieren formas geométricas sagradas en los experimentos del japonés Masaro Emoto. Igualmente, que cuando hay masivas jornadas de oración, disminuyen los índices de violencia en estos lugares, menciona fray Benedetto.
VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad