Minorías en Francia decidirán nombre del nuevo Presidente

Abril 24, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Minorías en Francia  decidirán  nombre del nuevo Presidente

Nicolás Sarkozy, presidente de Francia y quien busca su reelección en el cargo.

Varios países de Europa han expresado su preocupación por el ascenso de la extrema derecha en el país galo.

El presidente de Francia, Nicolás Sarkozy, quien el domingo avanzó a la segunda vuelta en las elecciones en su país, junto al aspirante socialista, Franois Hollande, buscan ahora atraer al electorado de los derrotados para lograr con ellos el empujón final hasta la victoria.El más optimista desde el cierre de las urnas ha sido Hollande, quien con el 28,6% de los votos, frente al 27,2% de Sarkozy, dijo estar mejor situado para la vuelta definitiva del 6 de mayo, pero destaca que aunque el total de votos de la izquierda que le sostienen le hace pensar que se dan las condiciones del éxito, “queda por delante una campaña electoral” .Mientras tanto Sarkozy, relegado al segundo lugar, dijo haber escuchado el “voto de sufrimiento” de los electores del Frente Nacional, que le dieron a la ultraderechista Marine Le Pen un histórico 17,9%, y subraya que desde ayer volvió “a la carretera” para seguir peleando por alcanzar la Presidencia de su país.Aunque las consignas de voto de los derrotados hacia los dos principales aspirantes no han sido claras y explícitas en todos los casos, comienzan a perfilar un apoyo que puede resultar decisivo.Le Pen, satisfecha con un tercer puesto que a su juicio “no se trata más que de un comienzo”, ha adelantado que se posicionará el 1 de mayo, día del tradicional desfile de su agrupación en París.La ultraderechista, a la que, según los medios, le interesa la victoria de Hollande, se ve ya no obstante como la única “oposición a la izquierda ultraliberal, laxista y libertaria”, ante una conservadora Unión por un Movimiento Popular (UMP), a su juicio, debilitada.El candidato del Frente de Izquierda, Jean-Luc Mélenchon, relegado al cuarto puesto con el 11,1% de los sufragios, no ha pedido explícitamente que sus militantes apoyen a Hollande, pero ha dejado claro que “hay que movilizarse, sin pedir nada a cambio, para batir a Sarkozy”.El refuerzo más claro a Hollande viene de la ecologista Eva Joly, que tras lograr el 2,31% de los votos ha llamado a sus electores a sostener al favorito, y a hacer de estas dos semanas de campaña “quince días de movilización permanente”.Ascenso de la extrema derechaVarios gobiernos de países europeos manifestaron ayer su preocupación por el ascenso de la extrema derecha en el continente, luego de conocerse los resultados electorales en Francia.El canciller español, José Manuel García-Margallo, consideró “extremadamente preocupante” el alza de los movimientos extremistas en toda Europa y calificó de “pésima noticia para cualquier democracia” el gran avance electoral del Frente Nacional (FN) en Francia.El ministro de Exteriores de Luxemburgo, Jean Asselborn, sugirió, incluso, que parte de la responsabilidad podría recaer en el presidente Nicolás Sarkozy, por hacer una campaña en la que cuestionaba algunos logros de la Unión Europea en un intento por atraer votantes.“Si yo fuera presidente de Francia, me preguntaría por qué un francés de cada cinco ha votado por el Frente Nacional”.El canciller belga, Didier Reynders, señaló que “el ascenso de la extrema derecha, sea en Bélgica, en Francia, o en otro sitio, es siempre un motivo de inquietud en Europa”, aunque destacó que la candidata no estará en segunda vuelta. El ministro sueco, Carl Bildt, dijo que le preocupa el ascenso de la extrema derecha y el de la extrema izquierda “porque también suele ser antieuropea”.Segunda vueltaEl Gobierno francés rechazó el pedido de un cierre simultáneo a las 20:00 hora local de los centros de voto durante la segunda vuelta de las elecciones presidenciales.El candidato socialista, Franois Hollande, que ganó la primera vuelta , rechazó la propuesta de Nicolás Sarkozy de celebrar tres debates antes de la segunda y definitiva vuelta.La canciller alemana, Ángela Merkel, reiteró su apoyo a Sarkozy, tras su derrota en la primera vuelta, pero dijo que colaborará con quien gane.La candidata ultraderechista Marine Le Pen dijo que sus votos serán un trampolín a las legislativas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad