Mineros tendrán estrés postraumático tras más de dos meses de encierro

Mineros tendrán estrés postraumático tras más de dos meses de encierro

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Alejandro Aguirre, enviado especial de El País, Copiapó

Los médicos creen que algunos mineros, tal vez la mitad de ellos, podrían sufrir problemas físicos por la exposición solar, las infecciones por gérmenes y estrés postraumáticos. Este último "puede durar varias semanas o meses”.

Los médicos creen que algunos mineros, tal vez la mitad de ellos, podrían sufrir problemas físicos por la exposición solar, las infecciones por gérmenes y estrés postraumáticos.Eso fue lo que concluyó el ministro de Salud chileno, Jaime Mañalich. Cada uno de los mineros saldrá a la superficie y de inmediato serán traslados a un helicóptero Black Out y de allí al hospital de Copiapó. El vuelo será de 13 minutos y una ambulancia será un segundo vehículo si algo sale mal. Todo el rescate culminará el jueves en la mañana, día que Luis Urzúa, líder de los 33 mineros atrapados, daría por terminado el suplicio.Antes de salir de la mina, varios oftalmólogos recomendaron el uso de gafas oscuras y ultravioleta para que sus ojos se adapten a la luz solar. También estarán protegidos con prendas suaves luego de un ambiente de penumbras y sometidos a la alta humedad. Estos vestidos, que llegaron el pasado lunes, según la doctora Gabriela Moreno, de la ACHS, es una ropa “confortable”, sin nada que pueda incomodar la piel, los pies o las manos, que más se expondrán. La tela se llama hipora, usada por esquiadores.“Es necesario proteger su vista de la luz solar, ya que podrían tener una parálisis ciliar que produzca un grave daño en la retina”, afirmó Mañalich en comunicado. Asimismo, mencionó que “el estrés postraumático puede durar varias semanas o meses”."En el interior del hospital y en el primer chequeo sólo tendrán una luz tenue para seguir protegiendo su vista. Se usarán lágrimas artificiales si sus ojos se resecan al pasar de un ambiente húmedo a uno muy seco”, dijo uno de los médicos del centro de salud.Se confirmó que ninguno tiene hongos en el cuerpo, ni en las extremidades, producidas por las condiciones de encierro a temperaturas de hasta 30 grados y con una humedad de 89 por ciento. Esto se debió a un oportuno envió de cremas antimicóticas enviadas al refugio.Si bien no se habló de la alimentación que se dará ya en la superficie, se espera que sigan la dieta que llevaban dentro de la mina, es decir, alimentos a base de polvo.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad