Militares y policías impidieron a Machado llegar a la Asamblea

Abril 02, 2014 - 12:00 a.m. Por:
El Universal
Militares y policías impidieron a Machado llegar a la Asamblea

Machado recibió todo tipo de apoyos en la Plaza Brión de Chacaíto.

Con gases lacrimógenos la policía impidió el paso de la diputada opositora que fue abucheada por chavistas mientras la tildaban de 'terrorista' y 'asesina'.

Cerraron los accesos a la estación Capitolio. Bloquearon el paso por la avenida Universidad. Desplegaron a decenas de efectivos militares y policiales. Congestionaron el centro de Caracas. Convocaron a una actividad con sus militantes. Todo para evitar que una señora llegara a su lugar de trabajo.El chavismo echó mano de todo su poder para impedir que la diputada María Corina Machado ingresara ayer a la Asamblea Nacional. La primera barricada fue institucional: la noche del lunes el Tribunal Supremo de Justicia ratificó la decisión del presidente de la AN, Diosdado Cabello, de “destituir” a la representante.Luego de aspirar gases lacrimógenos en la plaza Brión de Chacaíto, Machado llegó en una moto a la esquina de Pajaritos en el centro de la capital. Allí la recibió un particular comité de bienvenida: piquetes de militares y policías prohibían la entrada al hemiciclo.Enfundada en una bandera de Venezuela y cargando un ramo de flores, la parlamentaria trató de superar los obstáculos, pero fue imposible. Los uniformados no cedieron y tampoco respetaron la investidura del grupo de legisladores que acompañaba a Machado.“Hoy me siento más diputada que nunca”, declaró la dirigente opositora a los medios, mientras un puñado de chavistas la insultaba llamándola “asesina” y “terrorista”.Ante la imposibilidad de avanzar hacia la Cámara, la diputada dio media vuelta, se puso un casco y se subió a una moto, ahora con rumbo al TSJ para introducir un recurso de amparo contra la resolución adoptada por Cabello. Este último trámite no pudo ser realizado, según un miembro del equipo de la diputada, “por la presencia de militares y colectivos chavistas en las inmediaciones del Tribunal”.Antes de abandonar la esquina de Pajaritos, Machado tuvo que soportar que los oficialistas le lanzaran objetos contundentes y hasta escupitajos. “¡Victoria popular!”, cantaban los rojos, mientras la parlamentaria opositora se marchaba. Entre quienes hostigaban a la legisladora estaba Alberto Carías, líder del Movimiento Revolucionario Tupac Amaru, quien el 13 de febrero en entrevista concedida a EUTV señaló: “si la democracia venezolana, al igual que en el 2002, se ve afectada por un golpe de Estado (…) vamos a sacar nuestras armas, nuestras capuchas”.En el interior de la AN, el diputado Julio Borges (PJ-Miranda) solicitó discutir el caso de Machado con la finalidad de que la restituyeran en el cargo. “Esta no es la demostración de un Gobierno fuerte sino de un Gobierno débil, que solo tiene la fuerza bruta”, expresó.La petición de debate fue rechazada por el jefe de la fracción del Partido Socialista Unido de Venezuela, Pedro Carreño (Lara).“Detrás de esa triste intervención subyace una intención velada de confundir impunidad con paz”, apuntó.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad