Miles de personas sin techo en Italia tras fuerte sismo de 6,6

Octubre 31, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co / AFP

Protección civil indicó este lunes que había ayudado a más de 15.000 personas afectadas por este sismo con epicentro a 6 kilómetros al norte de Norcia.

 

[[nid:590155;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/home_galeria.jpg;full;{Vea los estragos que causó el fuerte sismo de magnitud 6,6 en el centro de Italia. Cerca de 15.000 personas fueron afectadas por el terremoto cuyo epicentro se localizó al norte de Norcia, el pueblo más devastado de ese país.Elpaís.com.co / AFP}]]

Miles de personas tuvieron que abandonar sus hogares en el centro de Italia y dormir al aire libre tras el terremoto registrado el pasado domingo, el más potente ocurrido en el país desde 1980. Lea también: Un terremoto de 6.6 grados sacudió el centro de Italia

Estas víctimas se añaden a los miles de afectados por los dos sismos de finales de agosto y del pasado miércoles, que también se produjeron en esta región montañosa del centro de la península, una de las numerosas zonas de riesgo sísmico de Italia. 

No se ha facilitado ninguna cifra oficial del número de personas que se han visto obligadas a dejar su vivienda desde hace dos meses, ya sea porque ésta quedó destruida o porque corre riesgo de derrumbe. 

Sin embargo, protección civil indicó este lunes que había ayudado a más de 15.000 personas, afectadas por este sismo de magnitud 6,6 cuyo epicentro se halló a 6 kilómetros al norte de Norcia, un pintoresco municipio considerado como uno de los 150 pueblos más bonitos de Italia.

Unas 1.100 personas siguen alojadas en estructuras de emergencia desde el 24 de agosto, pero las estimaciones de la prensa italiana apuntan que habría entre 30.000 y 40.000 personas sin techo. 

Aunque se libró del sismo del 24 de agosto, que dejó casi 300 muertos, y el del pasado miércoles, la pequeña ciudad de Norcia amaneció desierta este lunes. 

"Creo que hay 3.000 personas que necesitan ser realojadas. Hemos encontrado estructuras como gimnasios donde instalaremos camillas. Pero no es una solución que pueda durar varios días", explicó a la AFP Paolo Mancinelli, responsable de logística de la protección civil de la región de Umbría. 

Muchos prefirieron dormir en su carro para no alejarse, pero las noches son frías en esta región montañosa, y las autoridades tratan de convencer a todo el mundo de dejar la zona, al menos de forma provisional. 

"No se trata de deportar a la gente", aseguró el pasado domingo por la noche el jefe de protección civil, Fabrizio Curcio, ante los habitantes de Norcia, preocupados por tener que dejar sus bienes atrás. 

[[nid:590148;http://contenidos.elpais.com.co/elpais/sites/default/files/imagecache/563x/2016/10/home_nota.jpg;full;{Así quedó una carretera a las afueras del centro de Norcia, después del terremoto de magnitud 6,6 que azotó Italia. Elpais.com.co / AFP}]]

En Norcia, muchas casas siguen en pie, pero las autoridades tienen que inspeccionarlas una por una para asegurarse de que siguen siendo habitables. Un trabajo largo y minucioso comenzó tras el sismo del pasado miércoles que habrá que retomar de cero. 

"El escenario ha cambiado completamente", comentó el comisario encargado de la reconstrucción, Vasco Errani, nombrado tras el sismo de finales de agosto. 

El jefe de gobierno italiano, Matteo Renzi, convocó un consejo de ministros extraordinario, que tendrá lugar este lunes, para decidir las primeras medidas. 

El domingo, Renzi prometió ante la prensa que "cada iglesia, cada casa, cada tienda" serían reconstruidas. La semana pasada, el gobierno desbloqueó 40 millones de euros, pero el coste total de la reconstrucción podría alcanzar varios miles de millones de euros. 

A finales de septiembre, Matteo Renzi avanzó la cifra de 4.000 millones de euros, pero eso fue antes de los terremotos del pasado miércoles y del domingo.

Todas las intervenciones relativas a los sismos se harán al margen del Pacto de Estabilidad, confirmó el pasado domingo, refiriéndose a las reglas de disciplina presupuestaria europeas que imponen límites al déficit público y a la deuda de los países de la eurozona. 

En Norcia, de la basílica San Benedetto, del siglo XIV, sólo quedó en pie su fachada. La iglesia de Santa Rita de esta ciudad quedó reducida a escombros y el techo de la catedral de Santa Maria Argenta se hundió totalmente. 

En Roma, se hallaron grietas causadas por el sismo en la basílica de San Pablo y en la cúpula de la iglesia Sant'Ivo de la Sapienza, una obra maestra del barroco romano erigida por Francesco Borromini.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad