Miembros de la Comisión Ballenera reconocen que faltan avances en acuerdo sobre caza comercial

Miembros de la Comisión Ballenera reconocen que faltan avances en acuerdo sobre caza comercial

Junio 22, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
Miembros de la Comisión Ballenera reconocen que faltan avances en acuerdo sobre caza comercial

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) prosiguió hoy su segundo día de reuniones sin que los países miembros consideraran que se han realizado avances sustanciosos, y con una sombra de pesimismo sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo.

La Comisión Ballenera Internacional (CBI) prosiguió hoy su segundo día de reuniones sin que los países miembros consideraran que se han realizado avances sustanciosos, y con una sombra de pesimismo sobre la posibilidad de alcanzar un acuerdo."Hasta ahora no ha habido ningún progreso, pero es muy útil tener estas reuniones, porque incluyen a todas las delegaciones y es muy importante que todo el mundo sea plenamente consciente de la situación y entienda las otras posturas" , dijo a EFE el delegado islandés, Tomas Heidar.Ante las claras divergencias que dividían a los 88 integrantes de la CBI antes de la apertura este lunes en Agadir de su 62 reunión anual, el vicepresidente, Anthony Liverpool, decidió suspender la sesión plenaria en pro de la celebración de encuentros a puerta cerrada hasta el miércoles.Los países, según la organización, han sido divididos en diez grupos: Latinoamérica, la Unión Europea, Japón, Islandia, Noruega, Corea, África, los pequeños estados insulares y por último, Australia, EE.UU., Nueva Zelanda, Israel, Mónaco y Omán por una parte, y Suiza, Rusia y Dinamarca por otra."Este encuentro -apuntó Heidar- se ha caracterizado por las diferencias de posturas entre los países contrarios a la caza de ballenas. Algunos están dispuestos a aceptar un acuerdo con capturas limitadas, y otros aprueban sólo la caza aborigen, lo que para mí significa que no tendremos ningún acuerdo hasta que cambien de opinión".El grupo antiballenero está liderado por Australia y Latinoamérica, mientras que Japón, Islandia y Noruega encabezan el grupo de los partidarios de levantar la moratoria comercial impuesta hace 25 años."Nadie va a ceder en sus principios fundamentales, pero por lo menos vamos a seguir manteniendo un ambiente de diálogo, que siempre es positivo para buscar otras formas de trabajar", consideró el delegado mexicano, Lorenzo Rojas.Delegaciones como la noruega, a tres días de que concluya esta cita en la localidad marroquí, contemplan de manera pragmática que pese a que la reunión de Madeira se clausurara el año pasado sin un acuerdo, repetir ese mismo resultado en Marruecos no debería resultar "dramático".La representación ecuatoriana, presidida por Daniel Pacheco, considera sin embargo que aunque no ha habido un progreso significativo, "las negociaciones están teniendo un tono bastante integrador, y aún tenemos la esperanza de poder llegar a un consenso".Sobre la mesa de negociaciones está una propuesta de la presidencia, que en un intento por contentar a todas las partes, expresa, entre otros puntos, que "la moratoria sigue vigente", pero que "los límites de captura en general estarán significativamente por debajo de los actuales".Para el ministro australiano de Medio Ambiente, Peter Garret, la CBI afronta "una reunión extremadamente crítica, la más importante de las celebradas en muchos, muchos años, porque aceptar esa propuesta significaría la reanudación de la caza comercial"."Ha dejado de ser aceptable que se tomen decisiones inapropiadas. Lo más importante es reconocer que la captura de ballenas en el nombre de la ciencia ya no es ni necesaria ni deseable", apuntó en rueda de prensa, donde recordó que la propuesta australiana apuesta, entre otras, por el cese de las capturas en los santuarios.Para la directora de la campaña de océanos de Greenpeace, Sarah Duthie, Japón tiene en su mano gran parte de la posibilidad de acabar con el conflicto que mantiene divididas a las partes desde la entrada en vigor de la moratoria, y pese a la cual el año pasado se cazaron 1.500 ejemplares."Japón es uno de los jugadores clave, junto con Noruega e Islandia, que continúan ignorando la moratoria, y son quienes han mostrado mayor determinación a seguir cazando ballenas", señaló la representante del grupo ecologista, según la cual la presión del Ejecutivo japonés se salta los límites de la ética."El escándalo de la compra de votos -recientemente destacado por la prensa internacional- se ha sabido durante años y es una práctica que cambia la naturaleza misma de la comisión", dijo al margen de los encuentros entre los delegados.En el caso de que el viernes se cerrara el encuentro sin un acercamiento entre las partes, delegaciones como la islandesa proponen ya la manera de abordar el futuro: "Sería necesario un período de enfriamiento de un año, para que el año que viene, si nos reunimos, los países hayan reconsiderado su opinión".

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad