Mi mayor fracaso es no haber logrado reforma migratoria: Obama

Septiembre 20, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AP

La entrevista con Obama tuvo lugar en el foro "El gran encuentro" organizado por la cadena Univisión, la principal de habla hispana en Estados Unidos.

El presidente Barack Obama sostuvo este jueves que su mayor fracaso ha sido no lograr una reforma integral del sistema de inmigración, como prometió durante su campaña para llegar al poder en el 2008, pero aseguró que seguirá trabajando para conseguirla. "Mi falta principal es que no se ha logrado una reforma integral de inmigración, pero vamos a seguir trabajando", expresó Obama en una entrevista con Univisión, la principal cadena en español de Estados Unidos. En entrevista con los periodistas María Elena Salinas y Jorge Ramos, Obama manifestó que cuando efectuó su promesa electoral no imaginó que la oposición republicana bloquearía sus proyectos de reforma migratoria. "Confieso que no lo esperaba y por lo tanto sí asumo la responsabilidad de ser un poco ingenuo", dijo el presidente. "Yo apoyaba la reforma de inmigración, pero los republicanos me dieron la espalda", sostuvo, y añadió que "no he conseguido que se realizara todo lo que quería y por eso es que me estoy postulando a un segundo mandato, porque todavía tenemos trabajo que hacer" , dijo. La entrevista con Obama tuvo lugar un día después de que el candidato presidencial republicano Mitt Romney fuera interrogado también por los mismos periodistas como parte del foro "El gran encuentro" organizado por la cadena Univisión, la principal de habla hispana en Estados Unidos. Ambos candidatos aterrizaron en la Florida en busca de conquistar votantes hispanos, un segmento crucial del electorado en vista de lo reñido de esta contienda presidencial. Las dos campañas se focalizan en los electores latinos a menos de siete semanas de los comicios presidenciales de noviembre. Algunos analistas consideran que la Florida es esencial para los candidatos debido a la cantidad de votos electorales (29) que representa. Al igual que Carolina del Norte, Nuevo México y Colorado, entre otros, es un estado que puede inclinarse en uno u otro sentido. De acuerdo con las encuestas, Obama mantiene una ventaja de cerca de 35 puntos porcentuales sobre Romney entre los electores hispanos, un apoyo similar al que obtuvo de la minoría étnica de más rápido crecimiento en el país en los comicios que lo llevaron al poder en 2008. Según el censo del 2010, en Estados Unidos viven cerca de 50,5 millones de hispanos, que representan al 16% de la población. Unos 23,3 millones de latinos estarían en condiciones de votar este año, de acuerdo con el Centro Hispano Pew. De ellos, votarían cerca de 12,2 millones de latinos, dos millones más que en los últimos comicios presidenciales, según el Fondo para la Educación de la Asociación Nacional de Funcionarios Elegidos y Designados (NALEO, por sus siglas en ingles).Si se considera la totalidad de los electores en el país, la ventaja de Obama es mucho más estrecha: el presidente cuenta con el apoyo del 47% de los votantes y Romney con el 46%, según una encuesta de The Associated Press-GfK. Una de las críticas más severas que tenido que enfrentar Obama por parte de los grupos defensores de los derechos de los inmigrantes, ha sido su promesa incumplida de una reforma integral de inmigración. En un intento por apaciguar esas críticas y ganarse la simpatía de los latinos, en agosto anunció una medida ejecutiva para suspender temporalmente por dos años las deportaciones de algunos jóvenes estudiantes que llegaron de niños al país y permanecen sin papeles. La orden ejecutiva, conocida como "Acción Diferida", ofrece también la posibilidad de trabajar a los beneficiarios que cumplan con ciertos requisitos. Antes de admitir como un fracaso el hecho de no haber logrado la aprobación de una ley de reforma migratoria, Obama dijo que en realidad lo que había prometido era que trabajaría duro para conseguirla. "Nunca dije que cumpliría al 100% todas las promesas que hice durante la campaña", expresó Obama. "Lo que prometí fue que trabajaría arduamente cada día para lograrlas, y esa promesa la he cumplido... Nunca he titubeado en la reforma de inmigración", respondió cuando Ramos le preguntó por qué no había cumplido su palabra aún cuando los demócratas tuvieron la mayoría en ambas cámaras del Congreso durante los primeros dos años de su gestión.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad