México y Estados Unidos prometen intensificar cooperación en lucha contra la droga

Marzo 03, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE
México y Estados Unidos prometen intensificar cooperación en lucha contra la droga

Los presidentes de Estados Unidos, Barack Obama (d), y de México, Felipe Calderón (i), durante la rueda de prensa conjunta celebrada después de su reunión bilateral.

Los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometieron a intensificar la cooperación de sus dos países en la lucha contra los carteles de la droga y anunciaron progresos en su disputa sobre el paso de camiones mexicanos en Estados Unidos.

Los presidentes de México, Felipe Calderón, y de Estados Unidos, Barack Obama, se comprometieron este jueves a intensificar la cooperación de sus dos países en la lucha contra los carteles de la droga y anunciaron progresos en su disputa sobre el paso de camiones mexicanos en Estados Unidos.Ambos mandatarios se reunieron por más de una hora en el Despacho Oval de la Casa Blanca, en donde abordaron, en su quinto encuentro bilateral, asuntos desde la seguridad hasta la inmigración, pasando por cuestiones comerciales.La reunión, que se había gestionado desde el mes pasado, se celebró bajo la sombra del asesinato del agente estadounidense de la oficina de aduanas Jaime Zapata, el pasado 15 de febrero en San Luis de Potosí, en un incidente en el que quedó herido un segundo agente.Ambos mandatarios quisieron aprovechar ese incidente para resaltar la cooperación entre los dos países, en particular después de las duras críticas que Calderón había pronunciado sobre la colaboración en Estados Unidos, en una reciente entrevista."Tenemos muy presente que la batalla que lucha el presidente Calderón en México" contra los carteles del narcotráfico "no es sólo su batalla, sino también la nuestra, y nosotros debemos asumir nuestra responsabilidad" , destacó Obama.El jefe de la Casa Blanca aseguró que se acelerará la entrega de equipos a México para la lucha contra el narcotráfico. Su país tiene previsto desembolsar 500 millones de dólares dentro de la Iniciativa Mérida de cooperación contra la droga a lo largo de este año fiscal.Obama puso también de manifiesto el aumento de las interceptaciones de armamento en la frontera y subrayó que se combate la demanda de estupefacientes en EE.UU. mediante programas de educación y divulgación.Por su parte, Calderón descartó que, como se ha pedido en algunas instancias desde EE.UU., los agentes estadounidenses en misión en México pueden portar armas, pero aseguró que se examinarán "alternativas" para mejorar su seguridad."Queremos que tengan las mejores condiciones para su seguridad" , declaró el presidente mexicano, quien recordó que en su país "hay restricciones legales muy importantes" a las funciones que estos agentes pueden desarrollan, incluida la tenencia de armas o trabajos en el ámbito de la justicia.Prometió que explorará "alternativas" con el Congreso mexicano, "que es quien tiene la última palabra" , y en particular el Senado, aunque precisó que esas opciones siempre "serán las que la ley, la Constitución, nos permitan" .Por otro lado, Obama confirmó que su Gobierno "ha solicitado" la extradición del supuesto asesino del agente estadounidense, Julián Zapata, alias 'Piolín'.Calderón indicó a este respecto que aún no ha decidido sobre la posible extradición del sospechoso, pero subrayó que México hará lo posible por garantizar que Zapata rinda cuentas.En el apartado del tema comercial, Obama y Calderón acordaron un plan para solucionar la disputa sobre la circulación de camiones mexicanos en territorio estadounidense.El camino acordado permitirá el establecimiento de un programa recÍproco y gradual, "basado en los más altos estándares de seguridad" , que permitirá el paso de los camiones de ambos países por la frontera bajo los acuerdos del Tratado de Libre Comercio para Norteamérica.Hasta ahora, los camiones mexicanos podían entrar en EE.UU. pero estaban limitados a una estrecha franja fronteriza, pese a lo previsto en el Tratado de Libre Comercio para Norte América (TLCAN) de 1994, por lo que México impone una serie de aranceles como medida de represalia.Asimismo, los dos presidentes también abordaron el tema de la inmmigración -el asunto que protagonizó la visita de Estado de Calderón en mayo de 2010-.Obama reiteró a Calderón su determinación a conseguir una reforma del actual sistema de inmigración y expresó su voluntad de cooperar tanto con demócratas como con republicanos para conseguirlo.A este respecto, Calderón expresó su satisfacción y aseguró que "valoro su apoyo claro y decidido a dar un impulso a la reforma migratoria en este país, y su apoyo a los derechos de las comunidades, con independencia de su origen" .

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad