México vive su peor capítulo de horror

México vive su peor capítulo de horror

Agosto 28, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País
México vive su peor capítulo de horror

Golpeado. Así luce el presidente Felipe Calderón, quien está en el ojo del huracán, pues muchos sostienen que el atentado es consecuencia de su ofensiva contra el crimen.

El atentado en Monterrey, que dejó 52 muertos, encendió el debate frente a los costos de la ofensiva del Estado contra el narcotráfico. País en luto.

Qué puede horrorizar a un país donde cada 20 minutos se comete un asesinato y los descuartizamientos y decapitaciones son noticia diaria? El jueves en la tarde, el corazón del pueblo mexicano, que parecía curtido por la violencia, ya no resistió. La masacre de 52 personas dentro de un casino en Monterrey marcó un nuevo nivel de terror en la nación.Las imágenes de un grupo de nueve delincuentes disparando, regando combustible y prendiendo fuego al Casino Royale, donde había más de cien personas, tiene atemorizado a México y al resto del mundo. Se trata del atentado más grave de los últimos años. El presidente Felipe Calderón no dudó en declarar -por primera vez en su mandato- tres días de luto nacional. Además del dolor y el repudio, el hecho disparó en el país una polémica frente a la pertinencia de seguir en una lucha contra el crimen organizado. Mientras continúa la identificación de las víctimas mortales, expertos en seguridad y organizaciones de la sociedad civil cuestionan la política de guerra que desde el 2006 adoptó el Presidente para combatir los carteles del narcotráfico. De acuerdo con el analista del Instituto Tecnológico Autónomo de México, Edgardo Buscaglia, ya es hora de que el Gobierno admita que está enfrentándose a un problema que tiene en vilo la estabilidad del pueblo mexicano. Diferentes sectores insisten en que la estrategia ofensiva de Calderón es la causante del incremento desmedido de las masacres y los hechos violentos. Las cifras demuestran el precio que ha pagado el país: desde hace seis años se han cometido más de 40.000 crímenes. Incluso, podría haber un subregistro, pues cada Estado lleva su propio acumulado y desde enero del 2011 se suspendió el conteo de víctimas mortales. El país parece ya no estar interesado en continuar una batalla que cobra vidas a diario. El académico José Antonio Crespo dice entender el escepticismo de los ciudadanos. “Es una reacción normal, pues eso es lo buscan estos atentados: presionar a la nación para que se dé cuenta de que la estrategia de Calderón no es la adecuada porque genera terrorismo”. Precisamente, ayer el ex presidente Vicente Fox pidió al actual mandatario hacer una tregua con los carteles del narcotráfico para apaciguar la violencia. Sin embargo, Calderón no está dispuesto a ceder. A quince meses de abandonar el Gobierno, echarse para atrás no es una opción -sostienen analistas-. Al contrario, ha calificado a los autores del reciente atentado como “terroristas”. Una de las fallas de la estrategia de Calderón -según el experto mexicano Jorge Carrillo Olea- es que se ha dedicado a atacar con redadas y detenciones a los narcotraficantes, pero ha dejado a un lado el combate al lavado de dinero y el tráfico de armas. El país está en manos de narcos. Insiste Carrillo, el fundador del principal centro de inteligencia de México. “El 50% del territorio y de la población está fuera de control. El Estado ha sido incapaz de acabar con la injusticia”.Las autoridades creen que los autores del ataque en Monterrey -ya se difundió el retrato hablado de tres- harían parte de la guerra que en el 2010 se desató entre el ‘Cartel del Golfo’ y ‘Los Zetas’. Hoy estos grupos se disputan el control de la ciudad conocida por su pujanza económica y liderazgo industrial.Esa guerra entre los carteles sería consecuencia de los golpes que ha dado la ofensiva del Gobierno, pues estas organizaciones estarían tratando de recuperar territorios.En ese sentido, el investigador colombiano Francisco Thoumi, quien realizó el informe mundial de drogas para las Naciones Unidas, explicó a El País que hoy la pregunta que debe hacerse México es por qué el tráfico de drogas está causando tanta violencia. Y es que la ofensiva de Calderón había generado una guerra entre las redes criminales, pero no había tenido un impacto tan grande en la sociedad, como ocurrió en el reciente ataque en Monterrey.Otro de los temas que preocupa a los expertos es la impunidad que hoy ronda al país y que se ha convertido en uno de los grandes obstáculos de la estrategia de la Presidencia. El analista Javier Oliva, director en la maestría en seguridad nacional, reveló que más del 90% de los delitos que se cometen en el país no se castiga. “Las tasas de criminalidad van en aumento y, aún así, el Gobierno se sigue negando a modificar su forma de enfrentar la violencia”, declaró a este diario. “Es una lucha valiente”A pesar de los duros cuestionamientos al Gobierno, otros sectores insisten en que la ofensiva al crimen debería continuar, pues se trata de una “lucha valiente”.Enrique Huerta, investigador del Centro de Estudios Espinoso Iglesias del D.F., no ve otra salida. “Hay quienes critican que los federales hoy estén en las calles, pero sin esa estrategia quién sabe cómo estaría el país. Hay que recordar que los muertos no los ha puesto el Presidente, sino los carteles de la droga”. El experto aseguró a El País que en el Espinoso Iglesias, un centro educativo tradicionalmente de izquierda, cerca del 60% de los estudiantes está de acuerdo con la estrategia del estado mexicano. Esta posición también es apoyada por el analista del conflicto Alejo Vargas, quien considera que México debe continuar la guerra contra el narcotráfico, pues sí se han logrado resultados. Incluso, el experto colombiano afirma que el fortalecimiento de la Policía Federal debe seguir en aumento, pues el país no cuenta con una Policía Nacional como otros países, hecho que ha dificultado la lucha armada. “Existen comisarías en cada Estado, pero compuestas por oficiales que están para atender casos pequeños. Por eso, se requiere cada vez más que el Ejército y la Marina apoyen a los federales”. Entonces, aunque el ‘remedio’ formulado por Calderón sigue causando terror, aún son muchos los que creen en su efectividad. La periodista bogotana María Teresa Ronderos, quien hace poco estuvo realizando una investigación en Ciudad Juárez, explica que si el Gobierno no hubiese adoptado dicha política, hoy los carteles estarían sentados en las sillas de la Presidencia. “Se despertó a un tigre dormido, pues el narcotráfico estaba en México de forma silenciosa. Lo que se ha criticado es que el Presidente no estaba listo para atender el problema que se le venía encima, pero el país sabe que era necesario tomar esas medidas”.“En Monterrey se siente miedo”Una joven caleña, quien vivió en Monterrey (México) desde enero a junio de este año, relata su experiencia en la ciudad que hoy se sumerge en el dolor. “El miedo se siente en todos los rincones. Cuando tomé la decisión de irme a estudiar al Centro Tecnológico de Monterrey no tenía idea de la magnitud del problema que se me vendría encima. En la ciudad industrializa, que parece una sede de Europa, es mejor quedarse en la casa. En las calles, los federales -vestidos con uniformes que uno sólo ve en Colombia en los desfiles especiales- te apuntan todo el tiempo y las balaceras son casi diarias.En la universidad donde estudiaba había mucho control. No nos dejaban tomar taxis en la calle y la seguridad era casi exagerada. Yo prefería no salir. Si quería ir a un bar, optaba por sitios pequeños, pues era un suicidio ir a la zona rosa, donde se ubican los sitios lujosos. Allí siempre se presentaba un ataque que dejaba muertos y heridos. Monterrey es como el Medellín de hace años, cuando Pablo Escobar sembraba miedo en cada esquina. Son ciudades muy parecidas, porque a pesar de ser muy modernas, están marcadas por la guerra del narcotráfico. Yo nunca sentí miedo de que me robaran, como el que uno vive aquí en Cali. Allá el temor era quedar en medio de un tiroteo entre esos carteles sanguinarios. Nunca le conté a mis padres cómo era la situación. Se hubiesen muerto de la angustia. Sólo agradezco no haber sido una de las tantas víctimas que han caído en la guerra que vive una de las ciudades más bellas de México.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad