México recuerda que 63 mineros suyos jamás fueron rescatados

Octubre 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

El escritor Fernando del Paso publicó este miércoles en el diario La Jornada una carta titulada "Gloria y vergüenza" que recuerda que "la gloria es para Chile" y "la vergüenza, para México".

México recordó este miércoles 13 de octubre, con la mirada puesta en Chile, que en la tragedia donde 65 mineros suyos perdieron la vida en 2006 en una mina de carbón ubicada en Pasta de Conchos, norte del país, 63 de ellos nunca fueron rescatados pese ocurrir el accidente a menos profundidad que el sucedido en la mina San José.El escritor Fernando del Paso publicó este miércoles en el diario La Jornada una carta titulada "Gloria y vergüenza" que recuerda que "la gloria es para Chile" y "la vergüenza, para México"."Aquí no movimos un dedo, no hicimos un solo intento, por modesto que hubiera sido, y aunque hubiera fracasado, por salvar la vida de uno solo de nuestros mineros de Pasta de Conchos", en el norteño estado de Coahuila, recordó el escritor.La explosión de grisú que detonó la tragedia de Pasta de Conchos sucedió el 19 de febrero de 2006, bloqueó el tiro de entrada a la mina y, por los riesgos que presentaba recuperar los cuerpos -según la empresa Grupo México y las autoridades-, aún permanecen sepultados 63 de los 65 fallecidos ya que solo se rescataron dos cadáveres.En su día, el Foro Consultivo Científico y Tecnológico (FCCT), una asociación integrada por académicos de varios países y expertos en minería, y el Colegio de Ingenieros de México, determinaron que era inseguro el acceso a la mina, por lo que la búsqueda fue suspendida más de un año y medio después de haber comenzado.Los expertos que participaron en ese rescate dudaron desde el principio de la posibilidad de que hubiera quedado algún minero con vida, debido a que la explosión por acumulación de gases provocó temperaturas de hasta 600 grados centígrados.No obstante, los mineros y sus familias mexicanas han presentado reclamos en diversas ocasiones relacionados con las indemnizaciones y para que los cuerpos sean recuperados, protagonizando protestas públicas, aunque el caso que en su día abrió la Procuraduría General de la República (PGR, FiscalÍa) está cerrado.Por su parte el obispo de Saltillo, Raúl Vera, en una entrevista con la emisora MVS, demandó públicamente que el caso de Pasta de Conchos sea reabierto."Lo que he pensado cuando empecé a ver el accidente y el rescate que está ocurriendo en Chile es qué pena que en México no solamente nos hacen morir en manos del crimen organizado. También hacen morir a la gente en manos de las empresas. ¡Es terrible!", declaró Vera.Dijo que mientras en Chile se invirtió lo necesario para sacar a trabajadores que estaban a 700 metros de profundidad, en México no se hizo lo suficiente por rescatar a trabajadores que estaban "a 150 metros".Para el prelado la Fiscalía debería ahora "meter a juicio al secretario (ministro) del Trabajo de entonces, Francisco Salazar, al del día de hoy (Javier Lozano), a las autoridades que intervinieron, inspectores, y por supuesto, a los funcionarios directos de la administración de la mina, y a los altos funcionarios del Grupo México", que explotaba la mina.Según Vera, en México "estaban haciendo trabajar a los pobres mineros con el riesgo de su vida. Ya que la pierden, ni siquiera siguen adelante para rescatarlos vivos. Esto es lo que indigna ahora".Sobre el mismo asunto el ex ministro de Trabajo de México Francisco Salazar, actualmente diputado federal, dijo hoy "es totalmente diferente" lo ocurrido en Chile y en México en 2006, según un comunicado de la cámara baja."La mina de Chile es de cobre, el cobre es un mineral inerte, que no explota. La mina de México es de carbón, por definición combustible, y el gas que se produce al perforarlo es muy explosivo, es un escenario totalmente diferente, por eso no pueden ser comparables los temas", aseguró el legislador del Partido Acción Nacional (PAN).A propósito del rescate en curso el ex ministro se congratuló del exitoso rescate de los trabajadores de la mina del norte de Chile que estaban atrapados desde el pasado 5 de agosto."Me satisface, me encanta que los hayan podido rescatar y nos llena de felicidad a todos", concluyó la nota.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad