Mexicanos guardaron 3 minutos de silencio con puño en alto por víctimas de terremoto

Mexicanos guardaron 3 minutos de silencio con puño en alto por víctimas de terremoto

Octubre 19, 2017 - 04:42 p.m. Por:
Agencia EFE
Habitantes recuerdan el terremoto de hace un mes en Ciudad de México.

Habitantes recuerdan el terremoto de hace un mes en Ciudad de México.

Agencia EFE

Habitantes de Ciudad de México salieron este jueves a las calles para recordar con tres minutos de silencio a las víctimas del terremoto que la capital vivió hace un mes, y que causó 369 fallecidos en el país.

A la misma hora a la que el sismo de magnitud 7,1 sacudió la ciudad el pasado 19 de septiembre, los capitalinos, con el puño en alto, interrumpieron sus actividades para realizar el homenaje.

El gesto se vio en las calles, pero en particular, en aquellos puntos que se convirtieron escenario de la tragedia, entre ellos el edificio de oficinas de Álvaro Obregón 286, el colegio Enrique Rébsamen y el bloque multifamiliar de Tlalpan.

Lea también: Puños al aire, el símbolo de solidaridad de los mexicanos que conmovió al mundo esta semana

El puño en alto evocó el gesto con el que los rescatistas pedían silencio para escuchar a los posibles supervivientes en los rescates de la ciudad, donde 38 edificios colapsaron y hubo 228 fallecidos.

El homenaje ciudadano fue convocado en redes sociales, donde circularon imágenes que invitaban a salir a los puntos de reunión de los simulacros y guardar tres minutos de silencio, para recordar a las víctimas y que lo sucedido no quede en el olvido.

Con los tres minutos de silencio también se reconoció a miles de mexicanos que contribuyeron en las tareas de rescate y ayuda, así como a los extranjeros que acudieron al país para colaborar.

El terremoto del 19 de septiembre, que también golpeó otras regiones del centro y sur del país, vino poco después de que otro sismo, ocurrido el del 7 de septiembre y de magnitud de 8,2, dejara 98 muertos en los estados de Oaxaca, Chiapas y Tabasco.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad