Médicos siguen optimistas frente a recuperación de la congresista Giffords

Médicos siguen optimistas frente a recuperación de la congresista Giffords

Enero 09, 2011 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP

Giffords respondió a pedidos simples de los doctores, dijo el cirujano Michael Lemole, del Centro Médico Universitario en Tucson, en una conferencia de prensa este domingo.

Los médicos de la congresista Gabrielle Giffords se mostraron optimistas sobre sus posibilidades de sobrevivir tras recibir un disparo en la cabeza y dijeron estar "muy animados" porque puede responder a órdenes simples y porque lograron controlar sus hemorragias, mientras las autoridades buscan a un segundo sospechoso en el ataque.Seguía siendo un misterio el motivo que llevó a un hombre armado a matar a seis personas y herir a 14, luego de atacar este sábado con un arma semiautomática a la congresista en una reunión con votantes afuera de un supermercado de Tucson, Arizona.Entre los muertos había un juez federal, un empleado de Giffords y una niña de nueve años nacida el 11 de septiembre de 2001, el mismo día de los ataques terroristas.La bala atravesó la cabeza de la demócrata Giffords del lado izquierdo de su cerebro, pero puede responder a órdenes, como la de cerrar una mano o levantar dos dedos, dijeron los cirujanos. El hecho de que esté viva, dijeron, se debe entre otras razones a la buena suerte y a que los paramédicos la llevaron al quirófano en menos de 40 minutos."Esta es prácticamente la mejor situación posible", dijo el cirujano Peter Rhee. "Cuando recibes un disparo en la cabeza y la bala te atraviesa el cerebro, las probabilidades de que vivas son muy pequeñas y las probabilidades de que te despiertes y sigas órdenes son mucho más pequeñas. Esperemos que siga así".Los cirujanos extrajeron fragmentos de hueso para intentar aliviar la presión causada por la hinchazón del cerebro y también retiraron una porción pequeña y muy dañada del órgano. De todos modos, el cirujano Michael Lemole, del Centro Médico Universitario en Tucson, no quiso aventurar un plazo de recuperación. "Estamos hablando de una recuperación de meses a años", dijo.El domingo, la sinagoga de Tucson a la que asiste Giffords se llenó de personas que oraban por su recuperación. Afuera del hospital, la gente armó un altar con velas, ramos de flores, banderas estadounidenses y carteles que decían "La paz y el amor son más fuertes", "Dios bendiga a Estados Unidos" y "Te amamos, Gabrielle".La Policía dijo que el atacante estaba detenido y el FBI lo identificó como Jared Loughner, de 22 años. Amigos del joven dijeron que era un solitario fumador de marihuana al que el Ejército rechazó en 2008 y que tuvo problemas de conducta en un instituto terciario local que terminó por abandonar.No se sabía de inmediato qué lo motivo, pero el alguacil del condado de Pima Clarence Dupnik dijo que era una persona desequilibrada y que habría actuado con un cómplice. Su oficina distribuyó el domingo una imagen de un segundo sospechoso tomada por una cámara de vigilancia: un hombre blanco con pelo oscuro, de entre 40 y 45 años.El atacante disparó contra el director de distrito de Giffords y baleó en forma indiscriminada a otros de sus empleados y a la gente que esperaba en fila para hablar con ella, dijo el portavoz de la congresista Mark Kimble."Estaba a no más de tres o cuatro pies (90 a 120 centímetros) de la congresista y el director de distrito", dijo Kimble. El lugar, agregó, era "un caos por completo, gente que gritaba y lloraba".Una de las víctimas fue Christina-Taylor Green, que nació el día de los ataques terroristas de 2001 y era la nieta del ex manager del equipo de béisbol de los Filis de Filadelfia Dallas Green. La niña, integrante del consejo de alumnos en su escuela, fue al acto por su interés en asuntos de gobierno.Las autoridades identificaron a los demás muertos como el juez federal John M. Roll, de 63 años; el asesor de Giffords Gabe Zimmerman, de 30; Dorothy Morris, de 76; Dorwin Stoddard, de 76; y Phyllis Scheck, de 79. El juez se había detenido a saludar a Giffords.Loughner había comprado la pistola Glock de 9 milímetros el año pasado, dijo el director del FBI Robert Mueller.El joven publicó varios videos en el sitio YouTube, con textos que hablaba de haber inventado una nueva moneda y se quejaba de la tasa de analfabetismo en el distrito de Giffords."Casi toda la gente, que no conoce esta información precisa de una nueva moneda, no está informada de métodos de control mental y lavado de cerebro", escribió con errores gramaticales. "Si tengo mis derechos civiles, entonces este mensaje no habría ocurrido".Los vecinos de Loughner, a unos cinco minutos del lugar del atentado, dijeron que vivía con sus padres y era introvertido. Solía pasear a su perro con una sudadera con capucha, escuchando música en un reproductor digital.ReaccionesEl ataque estremeció al país y ocasionó que muchos estadounidenses comenzaran a preguntarse si la polarización política de los últimos años influyó en la decisión del agresor.El alguacil del condado de Pima, Clarence Dupnik, dijo que Giffords fue atacada por un sujeto armado, a quien describió como psicológicamente inestable. Posiblemente el atacante tuvo un cómplice, añadió Dupnik.Dupnik criticó la retórica incendiaria que se ha vuelto la norma entre los políticos del país y condenó el ataque, en el que algunas víctimas tenían amistad con él, incluido el juez federal de distrito John Roll. El juez fue a misa el sábado por la mañana, como solía hacerlo cada día, antes de ir a saludar a Giffords, una de sus mejores amigas."Cuando uno mira a gente desequilibrada, ¨cómo piensa que responderá a las palabras agrias que salen de ciertas bocas, las cuales no dejan de hablar de que hay que derribar al gobierno. El enojo, el odio, la intolerancia que se manifiesta en este país se ha vuelto indignante" , dijo el alguacil. "Y desafortunadamente, creo que Arizona se ha vuelto la capital de todo esto. Nos hemos convertido en la meca del prejuicio y la intolerancia".La reacción al tiroteo se propagó por todo el país, donde los estadounidenses se mostraron sobrecogidos por un acto tan violento contra una legisladora en funciones. El ataque ensombreció a Washington, donde los políticos de todas las tendencias se lanzaron a condenar el acto como horrendo y sin sentido.La policía del Capitolio pidió que los miembros del Congreso permanezcan más atentos a su seguridad, luego del atentado, y algunos políticos expresaron su esperanza de que el hecho represente una señal de advertencia en un momento en que el ambiente político se ha llenado de tensión."Es una tragedia para Arizona y para todo nuestro país", dijo el presidente Barack Obama.Antes del tiroteo, Giffords dijo por Twitter: "Mi primer 'Congreso en tu esquina' empieza ahora. Por favor ven y dime los temas que te preocupan o mándame un tweet después" .Giffords fue escogida como miembro del Congreso por primera vez en el 2006, en plena ola de victorias de los demócratas.Fue mencionada como una posible candidata al escaño en el Senado que ocupa ahora el republicano Jon Kyl, quien no ha dicho aún si se postulará de nuevo También se mencionó su nombre como candidata a la oficina del gobernador en el 2014.Había provocado la ira de la derecha, especialmente por su apoyo a la reforma de salud impulsada por Obama. Fue duramente criticada por políticos, incluida la ex candidata a la vicepresidencia Sarah Palin.Hubo algunos destrozos en su oficina en Tucson unas horas después de que los representantes aprobaron en marzo la reforma. En una entrevista sobre lo ocurrido, Giffords se refirió a la animosidad de los conservadores, y recordó que Palin había considerado que su escaño era uno de los "blancos" principales en las elecciones de noviembre."Por ejemplo, estamos en la lista de blancos de Sarah Palin, pero la forma en que ella ha mostrado esto parece poner una mira de pistola sobre nuestro distrito. Cuando la gente hace esto, tiene que percatarse de que esas acciones tienen consecuencias" , dijo Giffords en una entrevista con MSNBC.En las horas posteriores al ataque, Palin emitió un comunicado en el que expresó sus "condolencias sinceras" a las familias de Gifford y de las otras víctimas".En uno de varios videos en YouTube, Laughner se quejó por los índices de analfabetismo entre la gente que reside en el distrito de Giffords en Arizona.La legisladora está casada con el astronauta Mark Kelly, quien han pilotado los transbordadores espaciales Endeavour y Discovery. Ambos se conocieron en China en el 2003 mientras eran miembros de un comité allí y se casaron en enero del 2007.En un comunicado de condolencias, el senador Bill Nelson, presidente de la Subcomisión de Espacio y Ciencia, dijo que el marido de la legisladora entrenaba para ser el comandante de la próxima misión del transbordador espacial, prevista para abril.Descartan que existan amenazas sobre otros congresistasEl director de la Oficina Federal de Investigaciones, FBI, Robert Mueller, afirmó que no tiene constancia de que existan amenazas contra otros legisladores, tras el ataque a la congresista Gabrielle Giffords."Dedicaremos todos los recursos necesarios para asegurarnos que los cargos públicos están sanos y salvos", afirmó Mueller, quien explicó que en el Capitolio hay conversaciones en marcha para mejorar la seguridad de los legisladores.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad