Médicos intentaron reanimar a Néstor Kirchner durante 45 minutos

Médicos intentaron reanimar a Néstor Kirchner durante 45 minutos

Octubre 28, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | Agencia EFE

Medios argentinos revelaron detalles no oficiales de los últimos minutos de vida del ex presidente. Kirchner, de 60 años, se encontraba en su residencia de descanso de la sureña localidad de El Calafate, cuando sufrió un infarto masivo.

Los médicos que atendieron este miércoles de urgencia al ex presidente argentino Néstor Kirchner intentaron resucitarlo durante 45 minutos, precisaron fuentes cercanas al desaparecido dirigente citadas este jueves por la prensa local.Kirchner, de 60 años, se encontraba en su residencia de descanso de la sureña localidad de El Calafate, cuando sufrió un infarto masivo.El Gobierno no ha divulgado ninguna versión oficial sobre las circunstancias en que se produjo la muerte del ex presidente, pero medios locales desvelaron detalles sobre las últimas horas de Kirchner.Según coinciden distintas versiones, el matrimonio presidencial cenó en su residencia de El Calafate con un grupo de amigos y se retiró a descansar.A primera hora de la mañana, Kirchner se habría sentido mal y su esposa, la presidenta, Cristina Fernández, habría llamado a una ambulancia, que arribó de inmediato y escoltada por la policía se trasladó al hospital municipal José Formenti.El ex mandatario llegó al hospital con signos vitales "muy débiles", destacaron los diarios Clarín y Página/12.Allí, según el primer rotativo, los médicos intentaron reanimarlo con un desfibrilador y establecieron contacto telefónico con el médico presidencial, Luis Buonomo, que se encontraba en Buenos Aires, pero se rindieron después de 45 minutos de maniobras de resucitación.El parte firmado por Luis Buonomo aseguró que Kirchner murió de un "paro cardiorrespiratorio no traumático que no respondió a las maniobras de resucitación básica y avanzada".Después, la presidenta habría ordenado que condujeran de nuevo el cuerpo a la residencia familiar para esperar la llegada de sus hijos, Máximo y Florencia -que viajó desde Estados Unidos- y realizar una ceremonia íntima de despedida para quien fue su esposo durante los últimos 35 años.Este año, quien gobernó en Argentina de 2003 a 2007 había tenido dos episodios muy delicados con su corazón.El primero, en febrero, derivó en una compleja cirugía por una obstrucción en la carótida derecha, tras la cual los especialistas le recomendaron que congelara su actividad política, consejo que desoyó.El septiembre pasado Kirchner volvió a ser hospitalizado por otra obstrucción en la arteria coronaria y los médicos le practicaron una angioplastia, poco después de la cual apareció junto a su esposa en un escenario político.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad