Máximo dirigente de ETA será presentado ante un juez antiterrorista en París

Noviembre 07, 2016 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP
Máximo dirigente de ETA será presentado ante un juez antiterrorista en París

Mikel Irastorza, es considerado como el "actual" máximo dirigente del grupo armado.

Mikel Irastorza fue detenido el sábado en el sur de Francia, junto a una pareja franco-española que lo alojaba en una vivienda de Ascain.

El actual dirigente de la organización separatista armada vasca ETA, Mikel Irastorza, que fue detenido el sábado en el sur de Francia, fue trasladado este lunes a París para ser presentado ante un juez antiterrorista, informaron fuentes cercanas a la instrucción.

La pareja franco-española que lo alojaba en una vivienda de Ascain (noroeste), detenida junto a Irastorza el sábado, también será presentada ante el juez.

Se trata de Xabi Arin Baztarica, de 59 años, un español instalado en el País Vasco francés, donde trabajaba como directivo en una empresa de muebles en Hendaya y de su pareja, Denise, de 56 años, de nacionalidad francesa.

Mikel Irastorza, de 41 años, originario de la ciudad española de San Sebastián (norte), "ejercía la máxima responsabilidad de la organización terrorista ETA", según el ministerio del Interior español.

Lea también: ETA lamenta no haber logrado un acuerdo como el de Gobierno y Farc

Según fuentes francesas, sucedió en 2015 a Iratxe Sorzabal y David Pla, detenidos en el suroeste de Francia el 22 de septiembre de ese año.

La operación en la que fue detenido fue llevada a cabo de forma conjunta por la Dirección General de Seguridad Interior (DGSI) francesa y la Guardia Civil española.

ETA, fundada en 1959, es considerada responsable de la muerte de más de 800 personas en más de 40 años de lucha armada por la independencia del País Vasco y de Navarra.

En los años 1970-1980, comandos parapoliciales creados por el gobierno español, como el GAL (Grupos Antiterroristas de Liberación) , libraron una guerra sucia contra la banda armada.

En 2010, ETA anunció el fin de los atentados y un año después renunció a la lucha armada, pero se negó a entregar las armas y a disolverse, como exigen el gobierno español y el francés. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad