Masacre de 72 inmigrantes en México generó indignación

Agosto 26, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Resumen de agencias
Masacre de 72 inmigrantes en México generó indignación

Migrantes acudieron ayer a la Casa del Migrante de Saltillo, en el estado de Coahuila, para pedir que cesen los secuestros y maltratos contra ellos, por parte de bandas criminales.

Hasta anoche habían identificado a quince de las víctimas de Tamaulipas.

La masacre de 72 inmigrantes en el estado de Tamaulipas, México, atribuida al grupo de narcotraficantes de ‘ Los Zetas’ generó el rechazo de varios de los gobiernos del continente.A México arribaron ocho diplomáticos provenientes de El Salvador, Honduras, Ecuador y Brasil, quienes ayudan a identificar a las víctimas de la matanza.Hasta el momento, los expertos en criminalística han identificado a quince de los 72 muertos. “Expreso mi solidaridad y mi malestar, condeno los hechos ocurridos hace cuatro días, por la muerte de 72 hombres y mujeres guatemaltecos, hondureños, brasileños y ecuatorianos”, declaró Mario Canahuati, canciller de Honduras, a una emisora de radio en Tegucigalpa.Por otro lado, el embajador salvadoreño en México, Hugo Carrillo, expresó que se encuentra con mucho dolor por el suceso. Afirmó que su Gobierno esperará el resultado de la investigación oficial que busca esclarecer los hechos.El canciller de Honduras también indicó que será difícil el reconocimiento de los cadáveres porque se trata de indocumentados.Igualmente, el Gobierno de Ecuador afirmó que identificar los cuerpos “no será una tarea fácil ni inmediata, en algunos casos requerirá tomar muestras de ADN para tener una base y poder identificar a sus parientes”.Asimismo, las fuerzas de seguridad proporcionaron los equipos de refrigeración que conservan a los cuerpos para su reconocimiento.Inmigrantes usados por narcos de MéxicoPor su parte, el presidente mexicano Felipe Calderón dijo que los carteles reclutan a inmigrantes como peones. Una preocupación que también ha sido expresada por políticos estadounidenses que exigen mayor seguridad en la frontera con este país. “Son ellos los que están recurriendo a la extorsión y al secuestro de migrantes como mecanismo de financiamiento y de reclutamiento, debido a que están enfrentando una situación muy adversa para abastecerse de recursos y de personas”, dijo Felipe González.El mandatario insistió en que dichas actividades indican que los carteles están desesperados por medios alternativos de ingresos. “Esta es una situación que se conoce desde hace mucho tiempo; antes de llegar a Veracruz, ‘Los Zetas’ secuestran a los inmigrantes, en su mayoría hondureños y los trasladan hasta la frontera con Estados Unidos”, manifestó el canciller hondureño.Según cifras del Instituto Nacional de Migración de México, el año pasado 812 inmigrantes fueron rescatados de 16 llamadas casas de seguridad, controladas por el crimen organizado en Tamaulipas.La organización de derechos humanos Anmistía Internacional calificó a México como un territorio de impunidad para los inmigrantes, quienes a menudo son víctimas de abusos cometidos por grupos criminales asociados con funcionarios corruptos.“Nosotros hemos venido diciendo hace meses que detrás del abuso a inmigrantes hay un fenómeno estructural de ineficiencia del sistema de impartición de justicia en nuestro país”, dijo Alberto Herrera, director ejecutivo de Amnistía Internacional México.El año pasado la Comisión Nacional de Derechos Humanos de este país publicó un estudio donde señalaba que más de 1.600 migrantes indocumentados eran secuestrados mensualmente y sometidos a vejaciones, que quedan impunes por la corrupción de las autoridades. Sobreviviente iba a reunirse con sus padresLuis Freddy Lala Pomavilla, el ecuatoriano de 18 años que se salvó de la matanza de inmigrantes, iba a EE.UU. a reunirse con sus padres y ayudarles a pagar lo que ellos adeudaban a los ‘coyotes’. Su tía María Udulia Lala dice que el joven en Ecuador era agricultor y “cuando tenía suerte, obrero de la construcción”. Vivía en Zer, una localidad de unas 400 personas en la zona andina del sur de Ecuador, en una vivienda de adobe con una sola habitación, de dos metros de ancho por tres metros de largo.La compartía con su mujer, Angelita Lala, embarazada de 4 meses, la única persona a la que le reveló que iba emprender el camino hacia el norte. “Se fue sin decir nada a la familia”, dijo María Udulia Lala.La cancillería ecuatoriana que identificó al sobreviviente pide seguridad para el joven y su familia. La esposa del sobreviviente dijo ayer a la red de televisión Teleamazonas que el ‘coyote’ (quien lleva indocumentados) le cobró a su esposo US$15.000 para pasarlo a Estados Unidos.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad