Más de 70 nobeles instan a adoptar "medidas decisivas" contra cambio climático

Diciembre 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP.
Más de 70 nobeles instan a adoptar

Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, durante un discurso al margen de la Conferencia Mundial sobre el Cambio Climático de 2015 (COP21).

Los Nobel firmantes, recompensados en las disciplinas de Física, Química o Medicina, se unieron a una declaración conjunta redactada en julio por 40 galardonados.

Más de 70 científicos galardonados con el premio Nobel hicieron un llamado a “todos los países del planeta para que adopten medidas decisivas” contra el calentamiento global, justo cuando  las negociaciones de la COP21 entran en su fase decisiva  para llegar un acuerdo que, en palabras del secretario general de la ONU, Ban Ki-Moon, permita alejar el espectro de una “catástrofe” planetaria inminente.

Los Nobel firmantes, recompensados en las disciplinas de Física, Química o Medicina, se unieron a una declaración conjunta redactada en julio por 40 galardonados en Mainau, a orillas del lago Constanza (Alemania).

Aquella declaración lanzaba una advertencia de que el cambio climático colocaba al mundo frente a una “amenaza de un alcance comparable” al de la bomba atómica. “La inacción someterá a las futuras generaciones de la Humanidad a un riesgo inadmisible”, escribieron sus firmantes.

“Subrayamos al presidente Hollande la urgencia de tomar medidas hoy, de no permanecer inactivos o de (no) aplazar para mañana las decisiones importantes”, dijo Serge Haroche, premio Nobel de Física 2012, en el Palacio del Elíseo, sede de la presidencia. 

El jefe de Estado francés destacó el papel necesario de la ciencia para que el acuerdo sobre el clima previsto al término de la COP21 “pueda vivir” y la necesidad de los Estados de “invertir masivamente en las ciencias”, en especial, en la investigación básica. 

“La catástrofe climática nos acecha”, advirtió Ban al abrir la fase ministerial de las discusiones entre 195 países  participantes en la conferencia de París sobre el clima (COP21).

“El mundo espera algo más que medidas a medias”, agregó mientras el tiempo apremia porque los ministros aspiran acordar decenas de puntos pendientes  en el borrador elaborado la anterior por delegaciones nacionales.

El objetivo es lograr  un acuerdo aplicable desde 2020, para contener el calentamiento global a un máximo de 2 ºC respecto a la era preindustrial. Los países insulares y los menos avanzados reclaman contener el aumento de las temperaturas en 1,5º. 

185 de los 195 países asistentes, que representan más del 98% de las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) causantes del calentamiento global, presentaron planes de reducciones voluntarias de emisiones, pero esos esfuerzos son  insuficientes porque sólo permitirían limitar el calentamiento a entre 2,7º y 3,5º.

Un informe presentado este lunes supuso una inesperada nota de optimismo, puesto que reveló que las emisiones de CO2, principal causante del efecto invernadero, bajaron en el mundo en los últimos dos años. 

Las emisiones se estabilizaron en 2014 y bajarán un 0,6% aproximadamente en 2015, a pesar de un fuerte crecimiento económico mundial (de 3,4% y 3,1% respectivamente) , según el reporte de Nature Climate Change.

“El tiempo dirá si esta sorprendente interrupción del crecimiento de emisiones es transitorio o un primer paso hacia una estabilización” de las mismas, comentan los autores del mismo.

El informe  explica que cambios en China, principal emisor mundial, fueron decisivos para estabilizar los datos, pero los GEI “seguirán durante siglos en la atmósfera”, insistió. 

Por primera vez en su historia, las autoridades de Pekín emitieron una alerta roja por contaminación e impondrán restricciones al transporte que darán a conocer de hoy al jueves.

Los países en desarrollo presionan para que los US$100.000 millones anuales de ayuda a la conversión a la economía verde prometidos a partir de 2020 sean sólo un punto de partida.

“Exigimos un aumento sustancial de la base de US$100.000 millones  desde 2020”, dijo  Nozipho J. Mxakato-Diseko, en nombre del grupo G77+China, que agrupa a unos 130 países en vías de desarrollo, incluidos de América Latina, excepto México.

“Llegó el momento de acabar con esta diferenciación rígida entre países desarrollados y en desarrollo”, reaccionó John Kerry,  secretario de Estado norteamericano,  al llegar a París.

“Los países desarrollados no se echarán para atrás”, reclamó el comisario Miguel Arias Cañete,  negociador de la Unión Europea, pero “el mundo ha cambiado” y ahora hay países, como China, que pueden y deben contribuir”, reclamó.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad