Marcha multitudinaria en Moscú en homenaje al asesinado opositor Nemtsov

Marcha multitudinaria en Moscú en homenaje al asesinado opositor Nemtsov

Marzo 01, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AFP

"Murió por el futuro de Rusia" o "Luchó por una Rusia libre" eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas de los participantes.

Miles de personas participaban este domingo en el centro de Moscú en una manifestación en homenaje al líder opositor ruso Boris Nemtsov, asesinado el viernes en la capital. Los organizadores de la marcha elevaron la cifra de participantes a más de 70.000, mientras que la policía dio cuenta de unos 16.000 manifestantes reunidos para esta marcha, permitida por las autoridades. "Murió por el futuro de Rusia" o "Luchó por una Rusia libre" eran algunos de los lemas que podían leerse en las pancartas de los participantes. Las entradas del metro cerca del punto de salida de la marcha eran prácticamente inaccesibles debido a la muchedumbre. Otras 6.000 personas, algunas envueltas en banderas ucranianas, se congregaron en San Petersburgo, la segunda ciudad del país, para protestar contra el asesinato de político muy crítico con Vladimir Putin. "Llevo una bandera ucraniana porque él luchó por el fin de la guerra en Ucrania y fue asesinado por ello", aseguraba Vsevolod Nelayev. Nemtsov, asesinado a tiros el viernes por la noche en un puente muy cerca del Kremlin, debía encabezar este mismo domingo una manifestación contra la agresión de Vladimir Putin a Ucrania y en favor del cese del conflicto en este país. Crimen político La manifestación ha sido sustituida por una marcha en su memoria, aprobada por las autoridades para que asistan hasta 50.000 personas. Sus simpatizantes pasarán por el Gran Puente de Piedra, ahora lleno de flores, donde fue asesinado el que fuera viceprimer ministro de Boris Yeltsin entre 1997 y 1998, encargado del sector energético. El sábado, la oposición rusa denunció un 'crimen político'. Las potencias occidentales exigieron una investigación a fondo, y el presidente Putin prometió que "se hará cuanto se pueda para que los organizadores y ejecutores de este crimen atroz y cínico reciban el castigo que merecen". El Comité de Investigación, que lleva adelante las pesquisas, apuntó a que el asesinato de Nemtsov podría estar ligado "a la situación dentro de Ucrania", o también a la matanza en el semanario satírico francés Charlie Hebdo, ya que según dijo el político recibió amenazas tras condenar lo ocurrido. Para Putin, el objetivo del crimen es desacreditar a las autoridades rusas. Según él, "lleva las marcas de un asesinato por encargo, y tiene todos los rasgos de una provocación". Nemtsov temía por su vida Según los investigadores, el asesinato fue " meticulosamente planificado ". En el momento del crimen, Nemtsov cruzaba el Gran Puente de Piedra con una joven identificada por la prensa rusa como la modelo ucraniana Anna Duritskaya, de 23 años y que salió ilesa del ataque. "La responsabilidad política de este asesinato la tienen las autoridades y, personalmente, el presidente Putin, es decir aquellos que iniciaron y están llevando a cabo una guerra, y una campaña de odio en apoyo de ésta", escribió en su página de Facebook el exlíder del partido liberal Yabloko, Grigori Yavlinski. Otro importante líder opositor, Alexei Navalny, se preguntó cómo es posible que fuera asesinado Nemtsov, y dijo que antes de la marcha del domingo debió de haber estado bajo vigilancia. El sábado se supo que en las últimas semanas Nemtsov temía por su vida, por su oposición a Putin. Los dirigentes occidentales, entre ellos el presidente estadounidense Barack Obama, condenaron el sábado un asesinato "brutal", y pidieron una investigación rápida y eficaz. El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, también criticó el asesinato, y según su portavoz "espera que los autores sean llevados pronto ante la justicia". Nemtsov, buen orador, intervino en numerosas manifestaciones contra el regreso de Putin a la presidencia rusa en 2012, y desde entonces no dejó de fustigar la corrupción en el país y, en los últimos meses, la política rusa en el conflicto ucraniano. Según el ex primer ministro de Lituania Andrius Kubilius, Nemtsov se planteó pedir asilo en este país en 2012, por miedo a una venganza del Kremlin.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad