Maquinaria publicitaria de Chávez muy superior a la de Capriles

Agosto 23, 2012 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | AP
Maquinaria publicitaria de Chávez muy superior a la de Capriles

Dos grandes carteles promoviendo la reelección de Hugo Chávez contrastan con un par de banderas de apoyo al candidato opositor Henrique Capriles en un edificio de Caracas, Venezuela.

El presidente de Venezuela, Hugo Chávez cuenta con mayor participación en los medios de comunicación de Venezuela, lo que ha sido criticado por el candidato opositor Henrique Capriles.

Los actos de Hugo Chávez son extremadamente elaborados, en escenarios grandes, con equipos de producción, transmisiones televisivas en directo e incluso el desplazamiento de partidarios. Los de su rival en las elecciones presidenciales de octubre, Henrique Capriles, son comparativamente pequeños, en escenarios más diminutos -a veces el remolque de un camión- y sin la difusión que tienen las presentaciones del presidente.Chávez mira sonriente a los venezolanos desde carteles publicitarios desplegados por todo el país y la televisión difunde no solo sus avisos sino también sus maratónicos monólogos presidenciales, que son transmitidos obligatoriamente por cadenas de radio y televisión y que con frecuencia terminan siendo verdaderos actos de campaña.Si bien ninguna de las campañas ha revelado cuánto gasta, está claro que Chávez goza de una gran ventaja para financiar sus actos proselitistas y acceder a los medios de difusión. Capriles dijo que la puja por la presidencia es un combate entre "David y Goliat"."Estamos peleando contra dos chequeras", dijo Rafael Guzmán, encargado nacional de finanzas de la campaña de Capriles, aludiendo a dineros provenientes del petróleo y del Banco Central.Por su parte el jefe nacional del Comando Venezuela, a cargo de la campaña opositora, Armando Briquet, declaró que mientras Capriles recauda fondos con actos proselitistas y donaciones, "Chávez está haciendo campaña con dineros públicos".El gobierno niega estar usando fondos o la infraestructura del gobierno y asegura que solo utiliza donaciones de sus partidarios.La semana pasada los partidarios de Chávez recaudaron fondos con una rifa que sorteó premios que incluyeron una automóvil nuevo, motocicletas y electrodomésticos.Si Chávez tiene alguna ventaja, "es una ventaja moral, una ventaja ética", sostuvo el jefe del comando electoral oficialista, Jorge Rodríguez, durante una rueda de prensa en julio.El vicepresidente del Partido Socialista Unido de Venezuela, PSUV, Diosdado Cabello, por otro lado, aseguró que Capriles recibe financiamiento de banqueros venezolanos prófugos de la justicia, algunos acusados de violar el férreo control cambiario establecido por Chávez o desviar depósitos al extranjero. La gente de Capriles desmintió esa acusación.No hay forma de distinguir entre los enormes gastos que hace Chávez como presidente y los dineros que desembolsa como candidato a la reelección por el PSUV, en parte porque muchos actos oficiales a menudo se convierten en actos proselitistas.A diferencia de otros países de la región, Venezuela no cuenta con una ley de financiamiento público para las elecciones ni con un tope máximo para propaganda. En teoría, la financiación de las campañas debería provenir del sector privado.La ley electoral venezolana prohibe donaciones, aportes o subsidios de organismos o entes públicos, de compañías extranjeras o con casa matriz en el exterior, empresas concesionarias o de servicios públicos, apoyos anónimos y de cualquier organismo que reciba dineros del extranjero.Henrique Capriles, un abogado de 40 años, es el candidato único de la oposición aglutinada en la Mesa de Unidad Democrática, MUD, y el rival más serio que ha enfrentado Chávez en más de una década. Aunque hasta la primera semana de agosto la mayoría de las encuestas pronosticaban un triunfo del presidente, varios analistas otorgan a Capriles posibilidades reales de victoria.El líder opositor realiza agotadoras giras por ciudades y pueblos del interior, así como concentraciones en Caracas. En el primer mes de campaña, iniciada en julio, recorrió más de 113 localidades, según sus allegados.El de Chávez fue un acto muy elaborado, con dos escenarios, uno de ellos gigantesco; un par de enormes camiones cargados con modernos equipos de televisión que transmiten en directo por el canal estatal todos los actos del gobernante, incluidos los de campaña. También se observaron decenas de autobuses que trasladaron partidarios y funcionarios de gobierno.Los actos de Capriles son mucho más modestos, sus escenarios son simples tarimas de madera y se basan en el "contacto directo" con la gente, según Briquet."Por el otro lado tenemos al candidato del pendón (cartel), porque está en todos los postes. Hay postes de luz que no tienen luz, (pero) ahí está el pendón de Chávez", acotó.Vicente Díaz, uno de los cinco miembros del CNE y el único que no vota regularmente a favor de Chávez, declaró que en Venezuela, "la competencia de un candidato es contra el Estado".No se pudo obtener una versión oficial sobre el financiamiento de la campaña oficialista mediante llamados telefónicos, mensajes en buzones de voz, correos electrónicos y a través de una carta enviada a los responsables del Comando Carabobo.Ni el Comando Venezuela, de Capriles, ni el Comando Carabobo, de Chávez, respondieron una petición formulada por escrito solicitando información sobre cuánto dinero han recaudado en sus respectivas campañas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad