Mandela recibió el homenaje del mundo por su lucha a favor de la humanidad

Julio 18, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Elpais.com.co | EFE

En el pueblo natal de Mandela, Mvezo, en la región del Transkei, en la actual provincia del Cabo Oriental, donde tendrán lugar las celebraciones oficiales del Día de Nelson Mandela, desde la mañana han empezado a llegar personalidades y ciudadanos.

El primer presidente negro de Sudáfrica celebró este domingo su cumpleaños número 92. Justamente, la ONU decidió dedicar este día al Premio Nobel de la Paz como reconocimiento a su labor.En su casa del barrio de Houghton, en Johannesburgo, el ex gobernante recibió a varios viejos amigos, entre ellos al ex primer ministro de Zambia Kenneth Kaunda, informó la Fundación Mandela, mientras en la calle docenas de personas también llevaban, en carteles y postales hechas a mano, sus felicitaciones al ex gobernante sudafricano.Sus nietos y biznietos le cantaron más tarde el "Cumpleaños feliz" y, después, muchos de ellos y otros familiares, incluida su esposa, Graa Machel, dedicaron el resto de la mañana a los 67 minutos de trabajo social promovidos en todo el mundo por el Día de Nelson Mandela.Mandela y Machel celebraron también hoy el doce aniversario de su boda y a la reunión acudió la ex esposa del líder negro sudafricano, Winnie Mandela, en un acto en el que ministros de varias religiones elevaron sus plegarias por los fallecidos de la familia.Machel recordó, en declaraciones a medios locales, el aniversario de su boda con Mandela, del que dijo que "está bien de salud" y "su espíritu mejor que nunca", antes de afirmar: "Es un privilegio tener una vida con él", mientras hacia sus 67 minutos de trabajo en un centro para niños con problemas en el barrio de Orlando, en Soweto.Los 67 minutos de la campaña del Día de Nelsón Mandela, uno por cada año que él dedico a la lucha por la libertad, la paz y la reconciliación, los hizo el actual presidente de Sudáfrica, Jacob Zuma, en la aldea de Mvezo, el lugar de nacimiento de "Madiba", el nombre de su clan y como le conocen cariñosamente los sudafricanos.En un acto organizado por el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) en Mvezo, que centró las celebraciones oficiales de la jornada, Zuma recalcó que entre las enseñanzas legadas por Mandela destaca el "trabajar juntos para fortalecer la unidad y la solidaridad en nuestro paíÍs"."Os insto a seguir el espíritu de unidad africana, amor y amistad" de Mandela, agregó Zuma, en un país donde en las últimas semanas se han registrado amenazas y agresiones a inmigrantes africanos, que hacen temer una ola de ataques xenófobos como los que causaron más de 60 muertos en mayo de 2008 en varios lugares de Sudáfrica.Un centenar de dirigentes del CNA, Zuma incluido, en sus 67 minutos de trabajo para la comunidad plantaron árboles y remozaron la escuela de Mvezo, donde miles de personas de toda clase y condición se concentraron para celebrar el 92 cumpleaños de Mandela.La celebración, una semana después de finalizar en Sudáfrica el Mundial de Fútbol 2010, considerado un éxito por sus organizadores y el Gobierno, pone también el colofón a más de un mes en el que el país ha estado en el centro de la atención internacional y que pretende utilizar para proyectar su futuro.Sudáfrica, sigue sumida en la pobrezaAlgunos comentaristas han recordado hoy que Sudáfrica, la primera economía africana, 16 años después de la caída del "apartheid" tiene aún más del 25 por ciento de desempleo y millones de pobres.La economía, en su mayor parte, sigue en manos del 9 por ciento de blancos y un pequeño grupo de negros enriquecidos en las últimas dos décadas, muchos de ellos relacionados con el gobernante Congreso Nacional Africano (CNA) , el partido de Mandela.El sindicalista y defensor de los Derechos Humanos Jay Naidoo, ataviado con una camiseta del Día de Mandela, se mostró "optimista" y señaló hoy que los ciudadanos "no van a aceptar más la mediocridad de nuestra sociedad" y, tras el éxito del Mundial de Fútbol, van a reclamar una gestión eficaz para resolver los problemas sociales.Naidoo, que fue ministro de Desarrollo en el Gobierno de Mandela, dijo a la TV local "e.News" que los sudafricanos reclaman "escuelas y hospitales", con sistemas de salud y educativos dignos, y también "agua. electricidad y casas" , de las que se ven privadas millones de personas que viven en barrios chabolistas en condiciones indignas.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad