Maestros mexicanos incendian edificios oficiales en protesta por desaparecidos

Noviembre 12, 2014 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co | AFP
Maestros mexicanos incendian edificios oficiales en protesta por desaparecidos

Las protestas de los maestros se registraron en el estado de Guerrero, México.

Cerca de 150 maestros incendiaron la sede del Parlamento en el estado de Guerrero y otro edificio gubernamental.

Un grupo de maestros radicales prendieron fuego el miércoles al Parlamento del estado mexicano de Guerrero y a otro edificio gubernamental, recrudeciendo sus protestas contra el gobierno por la desaparición y posible masacre de 43 estudiantes.Los docentes, que el martes habían incendiado la sede del oficialista PRI en Chilpancingo, capital de Guerrero, atacaron primero la sede de la Contraloría de la Secretaría de Educación en ese estado.Un grupo de unos 150 miembros de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación de Guerrero (CETEG), la mayoría encapuchados, destrozaron las instalaciones de la Contraloría y les prendieron fuego, sin que se hayan reportado heridos, constató un fotógrafo de la AFP.El cuerpo de Bomberos llegó al lugar para tratar de sofocar el fuego mientras los manifestantes se dirigían hacia el Parlamento estatal reforzados por otros centenares de maestros y estudiantes.Los manifestantes asaltaron esta sede legislativa, donde no se encontraban los diputados, e incendiaron el salón de sesiones, la biblioteca y varias salas. En el exterior también calcinaron cinco vehículos.Los docentes de la CETEG, una corriente radical del sindicato nacional, ya habían llevado a cabo meses de fuertes protestas el año pasado para oponerse a una reforma educativa, en las que también incendiaron sedes de partidos e instituciones oficiales, incluida esta misma Contraloría.Un vocero de los padres de los jóvenes desaparecidos los desligó de este tipo de acciones y denunció que en las manifestaciones hay "infiltrados".Un día antes los maestros y estudiantes habían bloqueado durante varias horas los accesos al aeropuerto internacional de la turística Acapulco (Guerrero), causando la cancelación de tres vuelos.La desaparición de los 43 estudiantes el 26 de septiembre en Iguala, en ataques de policías y narcotraficantes, ha colocado a Enrique Peña Nieto en la peor crisis de su presidencia (2012-2018).Pese a las críticas y las protestas, el mandatario mantuvo la gira internacional en la que se encuentra para acudir a las cumbres de APEC en China y del G20 en Australia.Envío de restos a AustriaLas protestas por los desaparecidos se han vuelto más contundentes desde que la fiscalía anunció el viernes que, según sicarios narcotraficantes detenidos, los jóvenes fueron asesinados y sus cadáveres incinerados en un basurero de Cocula, vecina de Iguala. Los restos calcinados habrían sido después arrojados a un río.La fiscalía dijo que en el basurero y el margen del río apenas encontró un par de huesos con posibilidades de extraerles ADN y tiene previsto enviar los restos este miércoles a un prestigioso laboratorio de la Universidad de Innsbruck (Austria)."Esta noche se envían, está hecha la logística, con las garantías de resguardo de la cadena de custodia", declaró a la AFP un funcionario de la fiscalía, que no pudo precisar cuántos restos ni ampliar detalles.Los padres de los jóvenes rechazan la versión dada por los sicarios y exigen al gobierno que los siga buscando. Los familiares recibieron con optimismo los primeros resultados del grupo de forenses independientes argentinos a los que pidieron que colaboren en la investigación.Ese equipo anunció el martes que concluyó el análisis de 24 de los 39 cuerpos extraídos de fosas clandestinas en los alrededores de Iguala durante la primera parte de la búsqueda, y que ninguno pertenece a los estudiantes.Los peritos argentinos precisaron que también participaron en la recuperación de los restos hallados en el basurero de Cocula, que serán analizados en Austria.La noche del 26 de septiembre, los estudiantes fueron víctimas de ataques de policías locales de Iguala, que dejaron seis muertos. Los agentes entregaron a 43 supervivientes a los sicarios del cártel local Guerreros Unidos, tres de los cuales habrían confesado la masacre. Asesoría de CIDHOtro de los reclamos de los familiares al gobierno había sido la tardanza en la llegada de expertos de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), con sede en Washington, para asesorar en las investigaciones.Esta demanda fue aprobada en el encuentro privado que sostuvieron el 29 de octubre con el propio Peña Nieto y este miércoles el gobierno firmó el acuerdo para que los expertos puedan empezar a trabajar. Desde París, el subsecretario de Relaciones Exteriores, Juan Manuel Gómez Robledo, dijo a la AFP que los expertos de la CIDH podrán "promover denuncias penales o impugnar decisiones" que hubiera tomado el gobierno durante la investigación.El brutal crimen de Iguala mantiene conmovida a la comunidad internacional. En su tradicional audiencia general de los miércoles, el papa Francisco se solidarizó con los familiares por el "asesinato", dijo, de los estudiantes.

CONTINÚA LEYENDO
Publicidad
VER COMENTARIOS
Publicidad