Maduro no asistió a la audiencia con el papa Francisco este domingo

Junio 07, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Elpaís.com.co l AFP
Maduro no asistió a la audiencia con el papa Francisco este domingo

Nicolás Maduro, presidente de Venezuela.

El mandatario venezolano aseguró que debió cancelar su viaje a Roma y el Vaticano "por una otitis fuerte". Opositores a Maduro llevan varios días pidiéndole al papa Francisco su ayuda para resolver la crisis política y social en Venezuela.

Pese a la expectativa que existía por el encuentro del papa Francisco y el presidente venezolano Nicolás Maduro este domingo en el Vaticano, este último anunció la suspensión del compromiso "por una otitis fuerte".

"He tenido que suspender el viaje a Roma (...) Por una otitis fuerte, los médicos me han prohibido montarme a un avión. Me han obligado a descansar", dijo el mandatario en una breve intervención televisiva.

Los opositores a Maduro llevan varios días pidiéndole al papa Francisco su ayuda para resolver la crisis política y social en Venezuela y para liberar a varios opositores presos, entre ellos los dirigentes de la formación radical Voluntad Popular, Leopoldo López y Daniel Ceballos, ambos en huelga de hambre desde hace días.

El sábado, en un acto encabezado por las esposas de ambos, centenares de opositores se concentraron en una iglesia del oeste de Caracas en una vigilia, que iba a continuar hasta que se conociera el resultado de la entrevista entre Maduro y el papa Francisco.

El Papa apoya la posición de la iglesia local a favor del diálogo pero sin participar en las conversaciones, según fuentes religiosas. El papa está bien informado sobre la crisis de Venezuela gracias al Secretario de Estado, el cardenal Pietro Parolin, un diplomático veterano que fue nuncio apostólico en ese país. 

Un grupo de opositores había anunciado manifestaciones contra el presidente venezolano en Roma.  Al tiempo, Maduro aseguró que ambas partes buscarán "una nueva fecha para el encuentro".

Lea también: HRW pide al Papa que interceda por opositores venezolanos

Durante la visita a Roma, Maduro también iba a recibir un reconocimiento de la FAO a Venezuela por sus esfuerzos en la lucha contra la pobreza y el hambre, por sus varios programas sociales de distribución de alimentos subsidiados. El vicepresidente Jorge Arreaza tomó el lugar de Maduro en la reunión.

Sí estuvo la presidenta de Argentina

El papa Francisco recibió este domingo por quinta vez en el Vaticano a la presidenta argentina Cristina Kirchner, en una semana muy latinoamericana para el pontífice antes de su viaje en julio a la región.

El papa, que el sábado celebró un viaje relámpago a Sarajevo donde denunció el "clima de guerra" que se vive en el mundo, se está convirtiendo en una figura de referencia diplomática mundial, sobre todo en América Latina, una región que conoce muy bien.

Kirchner también fue invitada a la reunión de la FAO en Roma, donde será reconocida con un premio de la Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación por los logros obtenidos en la lucha contra el hambre y la pobreza.

Según los datos de la FAO, Argentina y Venezuela han logrado poner por debajo del 5 % su tasa de hambre, retrotrayendo la situación a antes de 1990.

'Al tanto de todo'

Los problemas y desafíos de la región, donde el papa viajará en julio para visitar Ecuador, Bolivia y Paraguay, fueron el tema clave de la audiencia del viernes con la presidenta chilena Michelle Bachelet. "El papa está al tanto de todo, es un apoyador de los procesos, fue una reunión muy grata", precisó Bachelet sin dar más detalles.

Durante los 47 minutos que duró la audiencia abordaron el espinoso asunto del aborto. La jerarquía de la iglesia católica chilena ha manifestado en varias ocasiones su preocupación por el proyecto de Bachelet de despenalizarlo.

El papa argentino, que consulta y mantiene relaciones con una serie de ancianos y "sabios" latinoamericanos, como el brasileño Frei Betto y el obispo de la Amazonía, Pedro Casaldàliga, a los que consultó para su futura encíclica sobre la ecología, recibió la semana pasada a otro "sabio", como llamó a el expresidente uruguayo Pedro Mujica.

El exmandatario sudamericano, un no creyente que pasó 15 años en la cárcel -parte de ellos totalmente aislado- y que acaba de cumplir 80 años, es un gran defensor de la "integración de América Latina", tema que abordó con Francisco ante las dificultades que atraviesa ese proceso.

Con esos encuentros, Francisco reafirma su especial interés por América Latina. En el último mes recibió al presidente de Ecuador, Rafael Correa, y al mandatario cubano, Raúl Castro.

El 15 de junio será el turno del presidente de la República Juan Manuel Santos. En septiembre viajará además a Estados Unidos y visitará Cuba, una gira que incluirá La Habana y las ciudades de Holguín y Santiago de Cuba.

No se excluye que Francisco, un actor clave en el proceso de deshielo entre Estados Unidos y el régimen comunista cubano, envíe en esa ocasión un saludo especial a los negociadores del conflicto en Colombia.

Cabe recordar que desde hace más de dos años se abrieron en Cuba los diálogos entre el Gobierno y las Farc para poner fin a medio siglo de conflicto. 

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad