Macron considera necesario nuevo acuerdo sobre Siria para evitar una guerra nuclear

Macron considera necesario nuevo acuerdo sobre Siria para evitar una guerra nuclear

Abril 25, 2018 - 11:56 a.m. Por:
Agencia EFE
Presidente de Francia, Emmanuel Macron

Presidente de Francia, Emmanuel Macron frente al Congreso de los Estados Unidos.

Foto: Agencia EFE

El presidente de Francia, Emmanuel Macron, insistió este miércoles, durante su visita a la Casa Blanca que el Gobierno de Estados Unidos debe abrirse a negociar un nuevo acuerdo multilateral con Irán para mitigar el riesgo de una "potencial guerra", en el caso de que el presidente Trump decida abandonar el pacto nuclear firmado en 2015 entre Teherán y seis grandes potencias.

"Esto aseguraría que, sea cual sea la decisión de Estados Unidos, no abrimos la veda al miedo, al aumento de las tensiones y a una potencial guerra", defendió Macron en un discurso ante ambas cámaras del Congreso de Estados Unidos, un día después de reunirse con Trump.

Macron garantizó que cualquiera que sea la decisión de Trump, "Francia no abandonará" el acuerdo firmado en 2015 con Irán y otras potencias, al tiempo que dijo estar comprometido a que Teherán "nunca tenga armas nucleares (...) Ni ahora ni en cinco años ni en diez años. Nunca".

Macron también se refirió a los riesgos de una guerra comercial entre Estados Unidos y la Unión Europea, UE, y pronosticó que el país norteamericano acabará formando parte de nuevo del Acuerdo de París contra el cambio climático.

"Una guerra comercial no es coherente con nuestra misión. Lo único que conseguirá es destruir empleos, aumentar los precios y la clase media tendrá que pagar por ello", dijo Macron, que ha pedido a Washington que exima permanentemente a la UE de sus aranceles al acero y el aluminio.

ONU alerta

Estas declaraciones tuvieron lugar después de que la ONU alertara de la situación "catastrófica" que se vive en la provincia siria de Idleb (norte), donde más de la mitad de la población está desplazada de sus hogares y a donde siguen llegando miles de personas procedentes de áreas retomadas por el Gobierno.

"Simplemente no hay más refugios disponibles para la gran mayoría de las nuevas llegadas", explicó ante el Consejo de Seguridad Ursulla Mueller, la "número dos" de los servicios humanitarios de Naciones Unidas.

La población desplazada en Idleb, una de las principales zonas bajo control rebelde en Siria, ha aumentado un 25 por ciento durante el último año.

Ahora mismo, insistió Mueller, 1,2 millones de casi 2 millones de personas que viven en la provincia están desplazados, muchos de ellos en varias ocasiones.

"Esta situación extrema pone una presión increíble en las comunidades de acogida", resaltó.

Lea además: "Rusia no es coherente ni franca sobre Siria, solo busca sembrar la duda", dice Francia

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad