Luto en el bolero

Julio 13, 2010 - 12:00 a.m. Por:
Redacción de El País y agencia Efe

Olga Guillot, una de las glorias vivientes del periodo dorado del bolero, murió sin ver cumplido su sueño de ver a Cuba libre.

La cantante cubana Olga Guillot, fallecida ayer a los 87 años de edad en el hospital Mount Sinai de Miami Beach, a causa de un infarto, era considerada como la Reina del Bolero por sus sensuales y dramáticas interpretaciones de canciones como ‘Miénteme’.La artista, quien cantó junto a Frank Sinatra y Edith Piaf, murió de un infarto en Miami, ciudad donde residía, sin poder cumplir su sueño de volver a ‘Cuba libre’.La cantante y actriz estuvo hasta último momento implicada con los movimientos de exiliados cubanos, como demuestra que en marzo pasado se adhiriera a una campaña internacional en pro de la liberación de los presos políticos en Cuba, junto con Pedro Almodóvar, Mario Vargas Llosa y Andy García, entre otros.“Tengo fe en que algún día mi país pueda ser libre y que toda la gente bonita que está allá pueda sentir esa emoción (de libertad) alguna vez. Yo todos los días hablo con Dios y le pido que me dé un poco más para ver si puedo llegar a ese momento”, dijo en febrero de 2009 al celebrar 73 años de carrera.Había nacido en Santiago de Cuba el 9 de octubre de 1922 en una familia de artistas. Estudió canto en el Conservatorio de La Habana y empezó en la música con su hermana Ana Luisa, con la cual formó un dueto que en 1938 obtuvo el premio de un concurso de radio.En la década de los años 40, Olga entró como segunda voz en el cuarteto vocal Siboney y en 1945 debutó como solista en el Zombie Club de La Habana.Los años de oroEn 1946 estrenó el bolero ‘La gloria eres tú’, de José Antonio Méndez, y ese mismo año grabó una versión en español de ‘Stormy weather’, con la cual logró su primer éxito discográfico. Ese mismo año actuó en la sala de espectáculos Habana-Madrid de Nueva York.En 1948, grabó en México con la orquesta de Gonzalo Curiel y filmó su primera película ‘La Venus de fuego’. Luego haría gira de año y medio por Argentina, Chile, Perú, Brasil y Colombia.Con el bolero ‘Miénteme’ obtuvo en 1955 disco de oro. Fue proclamada en 1954, 1955 y 1956 como la Mejor Voz Cancionera de Cuba, y en sus temporadas en el famoso cabaret Tropicana dejó en primer lugar el bolero ‘Tú me acostumbraste’, del cubano Frank Domínguez.En 1961 recibió disco de diamante por ser la cantante cubana con más discos vendidos desde 1954. En febrero de ese año abandonó Cuba con su hija Olga María, fruto de su relación con el compositor René Touzet, después de que el gobierno de Fidel Castro interviniera sus bienes.En 1963 fue galardonada por la Academia de Artes ‘John F. Kennedy’ de Hollywood con el premio Golden Palm. Ese año tuvo lugar su primer y famoso concierto en el Carnegie-Hall de Nueva York, y en mayo de 1965 se presentó con Los Panchos y Miguelito Valdés en el teatro Paramount de Broadway.Olga Guillot también actuó al lado de Frank Sinatra en la inauguración del hotel Manila-Hilton de Filipinas e intervino en el Festival de Eurovisión.En 1980 debutó en la obra de teatro ‘Esperanza Peña’, escrita en Miami especialmente para ella y en televisión protagonizó la telenovela ‘Un color para esta piel’.En diciembre de 1988 la artista cubana celebró sus bodas de oro con un gran espectáculo, unos meses después de haber participado al lado de boleristas de la talla de Lucho Gatica y Roberto Ledesma en el concierto ‘100 Años del bolero’, en la República Dominicana. En 2001, después de 20 años sin pisar un estudio de grabación, Olga Guillot editó un nuevo disco de boleros, ‘Faltaba yo’, en el cual incluyó arreglos de famosas canciones como ‘Miénteme’ y ‘No sigas por favor’, así como nuevos boleros.Olga Guillot, que interpretó a la gran mayoría de los más conocidos autores hispanoamericanos y españoles, recibió un buen número de premios en reconocimiento a su buen hacer artístico.Uno de los últimos fue el Premio a la Excelencia Musical, que le entregó en 2007 la Academia Latina de la Grabación (Laras).Además de los galardones y homenajes recibidos, varias calles del mundo llevan el nombre de Olga Guillot, así como un premio que se concede anualmente a un artista cubano en el exilio.Algunas de las canciones de Olga Guillot fueron elegidas por el cineasta español Pedro Almodóvar para las bandas sonoras de sus películas.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad