Los temores de los populistas frente a libertad de prensa en Ecuador

default: Los temores de los populistas frente a libertad de prensa en Ecuador

Organismos defensores de la libertad de prensa creen que Ecuador quiere cobrar venganza a la Comisión Interamericana.

Los temores de los populistas frente a libertad de prensa en Ecuador

Marzo 31, 2013 - 12:00 a.m. Por:
Hugo Mario Cárdenas López. | Reportero de El País
Los temores de los populistas frente a libertad de prensa en Ecuador

La Relatoría Especial para la Libertad de Expresión ha hecho críticas al Gobierno de Venezuela por el cierre de Radio Caracas Televisión y la persecución contra el canal Globovisión.

Organismos defensores de la libertad de prensa creen que Ecuador quiere cobrar venganza a la Comisión Interamericana.

Más que una reforma que fortalezca la Comisión Interamericana de Derechos Humanos, CIDH, lo que buscan los gobiernos populistas de América Latina es silenciar la Relatoría Especial para la Libertad de Expresión, que ha denunciado la persecución a medios de comunicación en países como Venezuela, Ecuador, Nicaragua y Bolivia.Es ese el propósito que, según directivos de los órganos que defienden la libertad de prensa en el continente, subyace tras la propuesta que llevó Ecuador a la Asamblea de la OEA para limitar los recursos y ahogar financieramente la relatoría encargada de promocionar la libertad de expresión.Los argumentos del canciller ecuatoriano, Ricardo Patiño, es que la CIDH debe financiarse solo con el presupuesto de la OEA y las contribuciones voluntarias de los Estados miembros, eliminando la posibilidad de recibir ayudas de la Unión Europea o de las ONG “que sustentan buena parte de las actividades que allí se realizan”.Igualmente, señala que los países de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América, Alba, están en desacuerdo con que la Comisión dicte medidas cautelares que le corresponden a la Corte; que la sede siga estando en Washington y con que la CIDH y relatorías como la de Libertad de Expresión tengan plena autonomía e independencia.“Nos oponemos a que la Relatoría para la Libertad de Expresión se siga financiando por el poder mediático internacional para utilizarla contra los gobiernos progresistas del continente”, dijeron los países del Alba en un comunicado firmado en Caracas.Un acto de venganzaQuienes rechazan la propuesta que lideró Ecuador, aseguran que lo que buscan estos países es cobrar “venganza” con la Relatoría Especial para el Derecho a la Libertad de Expresión, cuyas medidas cautelares han sido contrarias a los intereses de sus gobiernos y por eso su interés en debilitarla.Jaime Mantilla, director de la Sociedad Interamericana de Prensa, SIP, le aseguró a El País que es vital que la Relatoría y los órganos del Sistema Interamericano tengan plena autonomía, así reciban fondos de terceros, que no inciden en sus investigaciones ni decisiones. “La Relatoría ha investigado y emitido sus opiniones, sus solicitudes de medidas cautelares cuando ha creído que existen violaciones de los poderes, especialmente de los gobiernos, frente a ciudadanos y periodistas. Esos gobiernos interpretan ese derecho como una violación a su soberanía”, indicó el Director de la SIP.Ignacio Gómez, director de la Fundación para la Libertad de Prensa, Flip, agregó a este diario que lo único que ha motivado esta propuesta de los gobiernos neopopulistas de América Latina es la “venganza” en contra de una organización que ha sido ajena a sus intereses.“Esto tiene mucho que ver con los atropellos contra la prensa de Ecuador por parte de Rafael Correa; contra la prensa en Venezuela de parte de Hugo Chávez y contra algunos medios argentinos de parte de Cristina Fernández, a quienes la Relatoría les ha denunciado sus atropellos”, dijo el Director de la Flip al señalar que es imposible que exista una democracia sin libertad de prensa.En favor de la Relatoría está el papel fundamental en la lucha por la libertad de expresión durante el gobierno de Alberto Fujimori en Perú, su insistente lucha en favor de la libertad de prensa en Venezuela y la defensa de varios medios de comunicación contra gobiernos como los de Ecuador, Argentina y Nicaragua.Por eso resulta absurdo, según los defensores de la libertad de prensa, que se planee limitar el acceso a recursos sin definir cómo resolver los líos presupuestales, habida cuenta de la importancia de la Relatoría. También creen que no es gratuito que sea Ecuador el país que lidere este intento por extrangular la Relatoría, luego de que sus medidas cautelares le fueron adversas cuando el presidente Rafael Correa intentó silenciar al diario El Universo y a su director de Opinión, Emilio Palacio.Una cuenta personal Desde su lugar de residencia en Miami, Palacio habló con El País sobre el tema y aseguró que por suerte las cosas han empezado a cambiar en la región y el Canciller de Ecuador “no pudo despojar a la CIDH de sus recursos, ni menoscabar su autoridad para dictar medidas cautelares de protección, ni mudar su sede de Washington”. “Esta Asamblea de la OEA será recordada como el punto de giro de las dictaduras rojas y una victoria para la democracia porque se evidencian cambios importantes en la región. Brasil, Perú y Colombia habían tenido una posición complaciente con estas dictaduras y dejaban correr los ataques a la Comisión, pero a última hora se realinearon y han dicho ‘no’ a Correa, que tiene un motivo personal para estar en contra de la Comisión y de la relatoría”, indicó Palacio.“En el juicio contra El Universo presenté una querella a la CIDH pidiendo reparar el daño causado por las dos sentencias en mi contra y el proceso avanza; según la Constitución de Ecuador, toda reparación de esta naturaleza el Estado la debe hacer recaer sobre el responsable y puede ocurrir que a futuro Rafael Correa deba correr con ese gasto y por eso su motivo personal para estar preocupado con el asunto y por eso la ofensiva contra la CIDH y la Relatoría”, explicó.No obstante, el Director de la Flip lamentó que a Colombia “por conveniencia política, le importa más mantener unas relaciones interesantes con Venezuela, Ecuador y Argentina que hacer un trabajo serio en materia de libertad de expresión.Pero Palacio también cree que lo que se ve es que la muerte de Hugo Chávez ha roto la unidad del Alba y por eso ninguno de los gobiernos le dio un despliegue amplio al tema “porque se dieron cuenta que iban a perder en la Asamblea de la OEA. El único torpe fue Patiño y al final hasta Argentina se le abrió” y pidió que se mantenga la autonomía de la CIDH y de la Relatoría.Denuncian persecuciónLos países que han mostrado su malestar con la Relatoría y la Comisión Interamericana de Derechos Humanos señalan que lo que hay en el fondo es una persecución política contra esos gobiernos.Sin embargo, la Relatoría se ha mantenido firme en la defensa de la libertad de expresión como derecho fundamental.Sobre Ecuador denunció la persecución contra los directivos del diario El UniversoDe Venezuela ha reiterado en las denuncias de persecución contra Radio Caracas T.v. y Globovisión, así como la persecución política contra la jueza María Lourdes Afiuni y el dirigente Leopoldo López. De Argentina ha salido en defensa del Diario El Clarín.

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad