"Los poderes públicos en Venezuela están secuestrados": Lilian Tintori

"Los poderes públicos en Venezuela están secuestrados": Lilian Tintori

Febrero 23, 2015 - 12:00 a.m. Por:
Olga Lucía Criollo | reportera de El País.

Lilian Tintori, esposa del líder opositor Leopoldo López, asegura que en Venezuela la “dictadura está apretando”, pero se tiene que acabar.

Ha pasado un año desde que Leopoldo López fue encarcelado por el Gobierno de Nicolás Maduro, pero Lilian Tintori, la esposa del líder opositor venezolano, no pierde la fe ni se da por vencida en su lucha para que lo dejen en libertad.Durante estos doce meses ha llorado, clamado y gritado al régimen y al mundo que su esposo es inocente y que es sometido a un juicio sin garantías y que “en Venezuela no se respeta la ley ni la Constitución”. Su voz se alzó con más fuerza el jueves cuando el alcalde de Caracas, Antonio Ledezma, fue capturado por orden del Gobierno. Reclamó por él y por su esposo, que ese mismo día pretendía ser sacado a la fuerza y de manera extraña de la cárcel de Ramo Verde. De ahí que la angustia por lo que pase con su esposo es mayor para esta mujer y madre de dos hijos, a la que desde hace muchos días no le dejan ver a su compañero de vida.Desde Caracas, vía telefónica, Lilian Tintori le contó a este diario lo que pasa con su marido y con el país.¿Cuál es la realidad de la situación de su esposo actualmente?Leopoldo, mi esposo, está hoy en la cárcel de Ramo Verde, conversó con su abogado en la mañana del día de hoy (viernes) y le dio detalles de lo que pasó el jueves: lo querían sacar a la puerta del penal, funcionarios armados, con armas largas, lo querían secuestrar y sacarlo de ahí, y él se negó. Gracias a Dios no pasó más nada y está todavía allí, en su celda de castigo, que se llama El Tigrito. ¿Y qué ha sabido de su esposo después del incidente del jueves?No hemos recibido información de movimientos sospechosos en la cárcel donde está Leopoldo, lo que sí es que ya informamos al Sistema Judicial, a la jueza de que a él no lo pueden trasladar sin una orden judicial y ella no va a emitir ninguna orden, así que él debe permanecer en la cárcel de Ramo Verde.¿Y usted confía en esa jueza, en su proceder, dado que parece que todos los funcionarios están sometidos a las ordenes de Maduro?No, no confío en la justicia, no confío en la jueza, no confió en Maduro ni en ninguna autoridad, porque no hay Estado de derecho. No hay orden, no se respeta la ley ni la Constitución. Los poderes públicos están secuestrados por un mandato que viene de arriba, que es el de Maduro, ya que él, con las acciones que ha tomado en los últimos meses, estamos absolutamente convencidos de que es un dictador y que en Venezuela está un régimen dictatorial que ha fracasado.¿Cuándo y dónde vio por última vez a su esposo?No me dejan pasar a la cárcel de Ramo Verde, no tengo ningún tipo de comunicación con él. Lo que sé lo sé por el abogado, son días muy difíciles, estamos muy preocupados porque pasan las horas, los días y no lo podemos ver. Nosotros alertamos a la comunidad internacional de lo que está pasando, les pedimos, por favor, que estén muy pendientes de nosotros porque necesitamos apoyo. Aquí, esta dictadura, en estas últimas horas está apretando, están llevándose líderes de la oposición presos y esto se tiene que acabar.¿Cómo analiza los últimos hechos sucedidos en Venezuela, con la detención del alcalde de Caracas, Antonio Ledezma? ¿Qué puede pasar en Venezuela en las próximas horas, en los próximos días?Yo creo que este régimen antidemocrático ya no tiene mucho futuro. Creo que esto es el final de este grupo, que cada día es más pequeño, pero estoy segura que vienen otros tiempos en Venezuela, tiempos de democracia, de renovar nuestros poderes públicos, de renovar y de respetar nuestra Constitución. ¿Pero, qué salidas ve para Venezuela?Eso se va a resolver, como siempre ha dicho Leopoldo, de manera constitucional, electoral y pacífica. Maduro, si todavía siente alguna responsabilidad de amor y respeto por los venezolanos, debería renunciar. Hoy, Venezuela le pide la renuncia a Maduro para lograr así una transición pacífica y democrática para la solución de los problemas de los venezolanos y la estabilidad del país. ¿Cómo percibe hoy a los venezolanos comunes y corrientes tras lo sucedido?El venezolano está indignado, absolutamente. El venezolano está con falta de sus productos básicos, haciendo largas colas, alto costo de la vida. Tenemos escasez, tenemos una inflación del 74 %, impunidad del 97%, las cifras de homicidios son alarmantes, 25.000 muertos el año pasado. El venezolano está cansado, quiere un cambio, quiere algo mejor, quiere prosperidad, paz, tranquilidad y progreso para un país que es rico, que es hermoso, pero que lo tienen absolutamente destrozado. ¿Cómo explicarse que Maduro acuse a los opositores de intento de golpe de Estado contra él?Siento que es un disco rayado, que es puro cuento, que nadie le cree. Tiene años diciéndonos que hay un golpe, que quieren sacarlo. El único golpe que existe es el golpe que reciben todos los venezolanos diariamente por el alto costo de la vida, el único golpe que recibimos nosotros es enterarnos de más secuestros, de más homicidios, de más desaparecidos, de más encarcelamientos. El único golpe lo están dando ellos mismos al pueblo de Venezuela. No hay golpes, Leopoldo López no cree en golpes, no creemos en violencia, creemos en la Constitución, en una salida constitucional, democrática y pacífica.¿Teme por la vida de su esposo y la del alcalde Antonio Ledezma? Temo por la vida de Leopoldo López, no confío en las autoridades de la cárcel de Ramo Verde, responsabilizo a Nicolás Maduro por la vida de mi esposo y por la vida de nuestro alcalde Mayor Antonio Ledezma, y por el alcalde Daniel Ceballos y por la vida de 61 presos políticos que están hoy en la cárcel de Venezuela.¿Por qué hablan de dictadura?Es una franca dictadura porque no hay el debido proceso, no hay justicia, los poderes públicos están absolutamente amenazados y secuestrados por Maduro. No hay respeto a la ley, hay encarcelamientos arbitrarios, detenciones arbitrarias, juicios llenos de vicios como el de Leopoldo, que en un año se ha probado claramente que no tiene nada que ver con los hechos violentos de los que se le acusa y sigue preso. Si aquí hubiese una democracia, Leopoldo estaría libre, con su familia, con sus hijos, conmigo, en la casa. Si aquí hubiera una democracia no se hubieran llevado a Antonio Ledezma como lo hicieron, a la fuerza, a golpes, de su oficina. Hay videos, hay testigos. Maduro es un dictador, Venezuela quiere un cambio urgente, porque además el venezolano la está pasando mal, no queremos esto, queremos un cambio y esta dictadura que tienen, fracasó. ¿Qué espera de Colombia?Nosotros esperamos de todos los países del mundo, solidaridad, pronunciamientos contundentes que pidan la liberación inmediata de Leopoldo López, del alcalde Ledezma y de los presos políticos de Venezuela. Nosotros hemos recibido del Gobierno de Colombia pronunciamientos como fue el de la Cancillería, contundente, y él último del presidente Santos (el viernes).

VER COMENTARIOS
CONTINÚA LEYENDO
Publicidad